Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Ana María Pérez del Campo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Perez del Campo sentada en zaguán

Este personaje es una de las cabezas visibles del movimiento feminista radical. Pero lejos de defender los intereses de las mujeres, su labor se circunscribe a aumentar su patrimonio, y el de sus familiares y amistades, por supuesto a costa del erario público. Para ello no duda en hacerse pasar por adalid de la defensa de los derechos de la mujer si bien los hechos demuestran todo lo contrario. Traemos a colación, como ejemplo, la situación real que se da en el llamado Centro de Recuperación y Rehabilitación. La famosa casa de acogida de Coslada. En los siguientes documentos podemos observar como, lejos de ayudar a las internas, se les maltrata. Resulta significativo que sean las empleadas quienes denuncien a su jefa. No hemos de olvidar que las empleadas son elegidas entre las afines a la “causa”

Las internas han de firmar un precontrato y un contrato además de seguir a rajatabla el reglamento interno.

Como puede apreciarse en el texto de la denuncia, las condiciones no sólo son leoninas e ilegales sino parecidas a la esclavitud. Así, por ejemplo, las internas aceptan ser sometidas a un tratamiento de reestructuración de la personalidad, lavado de cerebro en términos coloquiales, que es ilegal. Los hijos de las internas son también sometidos a este lavado de cerebro del que el padre no tiene siquiera conocimiento pues en el contrato se obliga a las internas a incumplir las resoluciones judiciales impidiendo el régimen de visitas. Esto es, se obliga a las internas a delinquir.

Estos métodos son seguidos por las distintas “casas de acogida” de toda España, métodos e ideología promovidos y sustentados por el gobierno y demás administraciones.

Ana María Pérez del Campo tiene como única capacitación y formación el ser estanquera por concesión del régimen franquista. Hemos de recordar que los estancos se otorgaban a los afines al régimen. El estanco está en la llamada “zona nacional” del barrio de Salamanca de Madrid.

Su espíritu totalitario ha quedado acreditado en numerosas ocasiones. Baste recordar su persecución stalinista contra María SanahujaTatiana Torrejón por atreverse a hacer públicos los datos reales y no los manipulados por las feministas.

 perez del campo irritada

Sus criterios, sectarismo y su doble vara de medir quedan reflejados en la entrevista concedida al periódico El Mundo el 9 de marzo de 2004. Baste como ejemplo la siguiente respuesta.

20. ¿A quién pueden acudir los hombres maltratados? Me imagino que también habrá alguno ¿no?

En efecto. Hay hombres maltratados en la misma proporción que los negros maltratan a los blancos. Las excepciones no son el problema y por tanto yo no las contemplo.

Participó en la elaboración de la ley de divorcio de 1981, totalmente discriminatoria contra el varón, en la que se establecía, por ejemplo, que la custodia de los niños menores de siete años siempre habría de ser concedida a la madre (art. 159 del Código Civil). No por casualidad, en la inmensa mayoría de las separaciones los hijos de la pareja son menores.

Perez del Campo congreso

En el equipo que redactó esta ley se encontraban las hermanas Alberdi, Cristina e Inés.

Inés Alberdi está casada con el hermano del ministro Fernández Ordoñez que fue quien presentó la ley del divorcio y quien regaló, con el dinero de los impuestos de todos los ciudadanos, el edificio y las dotaciones para crear el Centro de acogida de Coslada que Pérez del Campo de desde entonces si bien, tras el suicidio de una interna, la dirección oficial la ostenta Lola Aguilar.

Inés publicó junto a Luis Rojas Marcos el libro “Violencia: tolerancia cero”, editado por La Caixa, plagado de falsedades y que ha servido de soporte a la macroencuesta del Instituto de la Mujer sobre violencia de género. Inés ha sido nombrada directora de UNIFEM, organismo feminazi de la ONU sustentado económicamente casi en su totalidad por donativos del Gobierno español en el que su marido está de Gobernador del Banco de España.

Cristina Alberdi ha sido directora del Instituto de la Mujer, ministra de Asuntos sociales (donde archivaba sin más las denuncias contra Pérez del Campo), vocal del CGPJ (donde apoyaba las leyes de género y los nombramientos de cuota de sexo), presidenta del Observatorio regional (donde perseguía la publicación de datos reales), además de mantener un boyante despacho de abogados sito cerca del Tribunal Supremo.

Beneficiaria de cuantiosas subvenciones, a través de la Federación de asociaciones de separadas y divorciadas que preside, Pérez del Campo utiliza el dinero tomado de los impuestos de todos los españoles para su propio beneficio sin control alguno. Sirva de ejemplo las subvenciones concedidas por el Ministerio de Sanidad de las que Pérez del Campo recibe una más que generosa cantidad sin que sepamos que ha aportado para el avance y mejora de la sanidad, medicina y farmacia españolas. Observemos las correspondientes al año 2008 (BOE 61 de 1/3/2008). Es sorprendente ver como la asociación que dirige Pérez del Campo recibe 6,9 veces más dinero que la Asociación Española contra el Cáncer, 3,1 veces más que la Federación Española de Cáncer de Mama; 29,6 veces más que la Federación Española de Parkinson.

No sorprende, por tanto, que Pérez del Campo sea una ardiente partidaria del Gobierno y del partido político que la mantiene, el PSOE.

ista, ista, Zapatero feminista. Grupo risa.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Deja un comentario