Homicidio-asesinato

Enlace a Tablas

Nota: Tradicionalmente, la fuente utilizada para contabilizar el número de mujeres muertas a manos de su pareja o expareja ha sido, exclusivamente, los datos facilitados por el Ministerio del Interior.

Sin embargo, estos datos resultaban incompletos debido, fundamentalmente, a dos motivos:

En las Comunidades Autónomas de Euskadi y Cataluña, solamente, se contabilizaban los casos que quedaban bajo la competencia de la Policía Nacional y la Guardia Civil, quedando sin cuantificar los que eran competencia de la Ertxantxa y de los Mossos d'Squadra.

Sólo se contabilizaban los fallecimientos que tenían lugar dentro de las primeras 72 H. desde la comisión del delito.

Por ello, el Instituto de la Mujer, en esta materia, ha decidido realizar su propia cuantificación, basada en un sistema mixto y unificado, en el que, partiendo de las noticias aparecidas en los Medios de Comunicación, que son utilizados como "sistema de alerta", cada uno de los casos es, posteriormente, contrastado con los datos provenientes del Ministerio del Interior y, en un futuro, del ámbito judicial.

Algunas de las ventajas que supone este sistema, sobre el anterior, son:

Permite la actualización inmediata (aún con carácter provisional) de los datos.

Supera las limitaciones impuestas por el ámbito competencial del Ministerio del Interior.

Las tablas permiten visualizar, de forma directa, la evolución, desde 2000.

Se añaden nuevas variables (tasa por millón de mujeres en cada CCAA, mayor detalle en la nacionalidad de las víctimas, existencia de situaciones de "parejas en crisis"  o diversos datos sobre  agresores, incluída la existencia de suicidio posterior por parte de éstos.

De forma progresiva, iremos incorporando nuevas variables, así como otras tablas, relativas al número de mujeres muertas por violencia de género en ámbitos distintos al de las relaciones de pareja/expareja (resto de relaciones familiares o sin existencia de vínculo familiar alguno), si bien, en relación con estos casos, existen, todavía, dificultades metodológicas importantes que aún habrá que resolver.