Ayer hemos tenido juicio en el Tribunal Supremo.

Inicio/Ayer hemos tenido juicio en el Tribunal Supremo.
 

Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Ayer hemos tenido juicio en el Tribunal Supremo.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

tribunal-supremo

Ayer hemos tenido juicio en el Tribunal Supremo.

Se trataba de una demanda para obtener la custodia compartida del hijo.

En realidad llevan cuatro años con este régimen de facto pero la sentencia del juzgado de familia y de la Audiencia Provincial no lo han concedido. El objetivo es evidente, mantener a la madre como custodia para recibir los privilegios correspondientes pese a que ambos progenitores estén casi el mismo tiempo con el hijo.

El abogado de la madre pretendió que no se celebrase la vista. Sabía que no tenía nada que ganar y sí mucho que perder.

Lo sorprendente es que el abogado del padre estaba de acuerdo con que no se celebrase la vista. Renunciar a celebrar juicio en el Tribunal Supremo cuando tienes todas las de ganar no deja de ser curioso.

El padre prefirió que hubiera juicio en el Tribunal Supremo aunque sólo fuese para acreditar su voluntad e intención de criar a su hijo en igualdad de condiciones que la madre.

El presidente de la Sala resultó ser Seijas Quintana quien lleva años manifestándose con claridad a favor de la Custodia Compartida.

La madre no apareció. Ni nadie de su bando salvo el abogado y el procurador.

El abogado del padre se limitó a decir unas pocas frases que se resumen en que quería que la Sala dejase clara su postura sobre la Custodia Compartida. ¡Cómo si no la hubiese dejado clara en estos últimos cuatro años!

El abogado de la madre sí se explayó en su exposición. Pero todo eran mentiras.

Así , por ejemplo:

  • Dijo que la madre tenía el apoyo de su familia para ayudarla a criar al hijo mientras que el padre estaba solo. Argumento falso que quedó aún más en evidencia ya que en la Sala se encontraba el padre con los abuelos paternos y un amigo mientras que de la madre y su bando no había nadie.
  • Dijo que el padre no podía llevar y traer al hijo al colegio debido a su horario laboral cuando lleva tres años haciéndolo. E incluso se acreditó que la madre tiene aún peor horario y de hecho son terceras personas quienes normalmente llevan y traen al niño al colegio.
  • Dijo que el informe pedagógico del colegio acreditaba que el niño se encontraba bien cuando el informe certifica lo contrario. Pues el niño da serios problemas en clase al trasladar a sus compañeros la ansiedad y presión a la que le someten su madre y familiares.

 La cara del juez que presidía la Sala era más que elocuente. Era evidente que sabía que el abogado estaba mintiendo con total descaro. Pero en ningún momento llamó la atención al abogado.

Lo que siempre nos sorprende. Pues según la legislación vigente en un juicio nadie puede mentir y entre las atribuciones del juez está la de evitar esas mentiras y sancionarlas.

Mientras tanto el niño, el único que no puede defenderse, sigue en manos de quienes le utilizan y manipulan con el único objetivo de hacer daño al padre y sacarle la mayor cantidad de dinero posible.

El padre ha sido objeto del acostumbrado proceso de separación en el que no ha faltado las denuncias falsas, la incomunicación con su hijo, la falta de información cuando ha estado enfermo o de su escolarización.

¿Cómo es posible que se siga permitiendo este maltrato institucional a tantos miles de niños cada año?

¿Cómo es posible que no reciban castigo, ni amonestación siquiera, quienes maltratan a sus propios hijos con tal de obtener dinero de la parte contraria o simplemente por el placer de perjudicarla?

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

About the Author:

Deje su comentario

2 visitantes conectados ahora
1 visitantes, 1 bots, 0 miembros
A %d blogueros les gusta esto: