Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Censura a la realidad

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Como toda ideología totalitaria, las feminazis no toleran que nadie les lleve la contraria. La persecución del disidente/opositor es una actividad constante por parte de las feminazis.

Aunque sea la más evidente realidad, todo lo que vaya en contra del dogma feminazi es perseguido. Para ello se miente, se tergiversa, se ofrecen datos falsos… y se exige la cabeza del que se ha salido de la línea marcada por el soviet. Es un mensaje a navegantes para que nadie más se atreva a contradecir la verdad oficial.

Curiosamente los que más atacan en su labor de comisarios políticos feminazis, envolviéndose en la bandera feminazi, son los que más tienen que callar.

-o-o-o-o-

Censura a la realidad

JUEVES, 12 ENERO 2017

Hace un par de días este cronista narró la historia de una profesora universitaria atractiva, elegante, de elevado nivel social, asesinada por su amante, un delincuente común y macarra con la mitad de su edad y con el que había vuelto a convivir tras haber conseguido una orden de alejamiento por maltratarla.

El presunto asesino es un chulo que no necesitaba explotar a prostitutas, como los proxenetas profesionales, sino que lo mantenían a cambio de sus favores mujeres autosuficientes, a pesar de ser frecuentemente apaleadas.

Este cronista ha recorrido el mundo narrando hechos terribles, pero nunca encontró una reacción censora tan feroz como la de jauría de las feministas radicales, feminazis y sus corifeos cuando leyeron esa crónica que las asustó al verse en el espejo, igual que a los adalides de la corrección política.

Rechazan aceptar que, aunque la víctima no buscó la muerte, se expuso a ella como quien juega a la ruleta rusa o va voluntariamente a primera línea de fuego en una guerra.

Como los censores franquistas, curas y falangistas que vigilaban los medios, exigieron la retirada del texto porque, como decía alguien, “no está amparado por la libertad de expresión ni de prensa (…) hace apología de la violencia e incita al odio”.

En el caso de un periódico, “El Correo Gallego”, lo consiguieron, pero no con otros ni con este blog, que continuará con este cronista y su notable audiencia, a la que le da las gracias.

La crónica, reléase, llamaba a la reflexión. A la prudencia. A que las mujeres no aparezcan como seres inútiles dominados por sus emociones y deseos, como si fueran animales irracionales, como las presentan las feministas desorientadas, las feminazis y los podemitas.

La mujer es fuerte, y en este caso intelectualmente muy superior al rufián asesino.

Pero a las radicales y a sus corifeos falsamente progresistas les irrita y asusta que se sepa que esta víctima no padecía minusvalía mental ni estaba estaba socialmente indefensa, sino que carecía de voluntad para dejar de jugar a la ruleta rusa: seguramente ellas también.

http://cronicasbarbaras.blogs.com/crnicas_brbaras/2017/01/censura-a-la-realidad.html

Despedido el periodista gallego que culpó a las mujeres de tener ‘dependencia sexual del asesino’

En la Jungla. ‘El Correo Gallego’ se disculpa por el “error” de publicar una columna que achacaba a las víctimas de violencia de género el buscar el “placer físico” del “hombre violento”.

Pablo Iglesias ha condenado el artículo en Twitter.

Pablo Iglesias ha condenado el artículo en Twitter.

P. F.

12.01.201

El periódico El Correo Gallego ha comunicado en su edición del jueves que ha rescindido el contrato con su colaborador Manuel Molares después de que su columna ‘Víctimas de su sexismo’ haya provocado una indignación unánime en redes. En el texto, el excorresponsal de EFE que se define como “analista políticamente incorrecto de la sociedad española” culpaba a las mujeres “estúpidas” víctimas de violencia machista de seguir junto a sus maltratadores por tener “dependencia sexual” de los “hombres violentos” que son “los mejores amantes”, un hecho “suicida” acallado en su opinión por el “feminismo radical”.

“El Correo lamenta el comprensible revuelo por la publicación del artículo víctimas de su sexismo, de Manuel Molares, cuya colaboración ha sido rescindida por la dirección del periódico con efectos inmediatos” – publicaba el mensaje de la redacción aparecido en la edición. “Pedimos disculpas a nuestros lectores por el fallo en el control de textos. Reiteramos nuestro total compromiso con la libertad de expresión – los únicos límites son los marcados por la Constitución Española y la Declaración Universal de los Derechos Humanos – y con la defensa sin reservas de todos los colectivos víctimas de violencia de cualquier tipo de violencia. Muchas gracias”.

El mensaje acompaña a la columna en respuesta de la economísta María Bastida cargando contra el texto, que califica de “obsceno”, de su antiguo compañero. “¿Sabe usted lo que ha escrito? Que él era un macho alfa. Ella una fornicadora. Y por tanto, la justicia divina actuó. (…) No hay asesinos responsables, sino mujeres autorresponsables de su propia tortura. No, señor Molares. No hay mujeres poco, mucho o medio responsables. Pero sí, lamentablemente, hay completos irresponsables como usted”.

En efecto, el razonamiento Molares implicaba que “no se puede culpar únicamente al asesino” en el caso de la primera mujer muerta por violencia machista en 2017. Matilde de Castro Hernández, profesora de universidad de 40 años, ya había denunciado a su agresor, 20 años más joven, pero convivía con él en el momento del crimen. La Guardia Civil había considerado la denuncia de “bajo riesgo”. El autor de la columna colige que ella había vuelto con el maltratador por ser “dependiente” del “placer físico” que provocan en las “mujeres estúpidas” los “machos violentos”.

Nota de la redacción y escrito publicado hoy en El Correo Gallego, en relación al polémico y nada acertado artículo “Víctimas de su sexismo”

“Él era una deidad sexual, dominante e iracundo, como Zeus (…) un dios cruel y terrible, padre de dioses y hombres, que mata ocasionalmente con sus embestidas a las mujeres estúpidas” – desarrollaba con florituras culteranas. En otra metáfora comparaba a las víctimas con “una yihadista suicida, un soldado voluntario en primera línea de fuego” que busca “el éxtasis que demasiadas veces les trae la muerte”.

El texto que deliberadamente responsabilizaba a las mujeres víctimas de violencia de género de buscárselo por su atracción sexual hacia los “malotes” había provocado la condena de representantes políticos, sociales y de profesionales de la comunicación.

Un país donde una basura como ésta encuentra quien la publique tiene un problema.

Se buscó que la mataran, dice @manuelmolares. Que haya opiniones repugnantes como esta ya es grave. Que se la publiquen es desolador.

Que El Corrego Gallego rectifique es una victoria de las mujeres y de la solidaridad de la gente que hoy ha protestado. Una gran noticia

“Y por cierto, señor Molares: esto no es feminismo radical. Radicalmente indecente es su escrito, y el mero hecho de que pueda realmente pensar lo que de él se desprende. Le vendría bien una autolectura pausada. Quizá pueda encontrar entre sus palabras el rostro perplejo de las más de cincuenta asesinadas que acumulamos en Galicia por argumentos como el suyo. Ni una más. Ni una menos” – concluye la columna de Bastida.

LA EXPLICACIÓN DE MOLARES DO VAL

Después de que El Correo Gallego comunicase el despido del columnista, Molares ha publicado en su blog, ‘Crónicas Bárbaras’, un texto en el que, lejos de retractarse, se reafirma en sus palabras. “Este cronista ha recorrido el mundo narrando hechos terribles, pero nunca encontró una reacción censora tan feroz como la de jauría de las feministas radicales, ‘feminazis’ y sus corifeos cuando leyeron esa crónica que las asustó al verse en el espejo, igual que a los adalides de la corrección política”, escribe.

El periodista explica que esa “jauría” ha conseguido la retirada del texto en uno de los dos diarios que lo publicaron, pero no lo conseguirán con la bitácora que desde años utiliza para mostrar su opinión, “que continuará con este cronista y su notable audiencia, a la que le da las gracias”.

Molares asegura que su artículo llamaba a la “reflexión” y a la “prudencia” y considera que “a las radicales y a sus corifeos falsamente progresistas les irrita y asusta que se sepa que esta víctima no padecía minusvalía mental ni estaba estaba socialmente indefensa, sino que carecía de voluntad para dejar de jugar a la ruleta rusa”.

http://www.elespanol.com/social/20170112/185481683_0.html

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Un pensamiento en “Censura a la realidad

  1. kaoshispano

    La niñata trepilla progre, la tal Bastida esa, se sentirá muy cojonuda, muy inteligente, muy solidaria, muy capaz… Lo de los podemitas ya no hace falta gastar teclado por ellos, son la panda monga progreta marxistilla que tenía que malparir el Regimen post 11-M. Pero el joputa pablete no dice ni mu por lo de la Mariló Montero azotada hasta que sangre… que joputa, y su consorte de chulo alfa de pandilla progre tan contenta.

Deja un comentario