Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Cifuentes extenderá a las transexuales los recursos contra la violencia machista

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La competición a feminazi mayor del Reino sigue muy disputada.

El PP sigue embarcado en la implantación de la ideología de género.

Neolengua cargada de eufemismos para no llamar a las cosas por su nombre y que el ciudadano no se entere de que se la están metiendo doblada.

Mentiras y datos falseados para sustentar los cambios legislativos y el saqueo del dinero público.

Leyes que otorgan privilegios y prebendas justificadas en falsos agravios y disciriminaciones.

Medidas represivas para quien se atreva a llevarles la contraria o simplemente haga públicas las mentiras feminazis.

Estudios “científicos” llenos de falsedades y falacias.

Colectivos a la sombra del poder que reciben generosas subvenciones.

Cinco mil “profesionales” viviendo sólo de esto desde el año 2002.

Cuando se aprobó la ley de matrimonios homosexuales en el 2005, Pedro Zerolo (secretario de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del mismo PSOE) le exigió a Esperanza Aguirre (presidente de la Comunidad de Madrid) que las operaciones de cambio de sexo las pagase la Seguridad Social. Aguirre le respondió que según ellos lo suyo no era una enfermedad por lo que no veía el porqué la Seguridad Social tendría que pagarlo. Lo que ocultaba Aguirre es que la Comunidad de Madrid (y la de Andalucía, Extremadura, etc.) ya pagaban las operaciones de cambio de sexo. Hasta hoy. Ahora además sustentado en una nueva ley de género.

La ideología de género, como toda ideología totalitaria, sólo busca privilegios y prebendas mientras limita o coarta las libertades y derechos de los demás ciudadanos.

Ya va siendo hora de que reaccionemos.

-o-o-o-o-o-o-

 

http://www.elmundo.es/madrid/2015/09/22/5601357822601dd7288b4589.html

Cifuentes extenderá a las transexuales los recursos contra la violencia machista

La presidenta regional lo llevará a cabo a través de una nueva Ley de Identidad de Género

EFE Madrid 22/09/2015

La Comunidad de Madrid pondrá a disposición de las mujeres transexuales todos los recursos de asistencia contra la violencia machista en igualdad de condiciones que el resto de las mujeres través de la nueva Ley de identidad de género autonómica, cuyo anteproyecto se ha aprobado hoy.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha anunciado que el Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno a este borrador y al de la Ley de protección contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género, que recoge medidas educativas, sanitarias, sociales y laborales, entre otras.

El objetivo de las dos normas es facilitar la igualdad e impulsar medidas para luchar contra la discriminación por motivos de identidad sexual de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales (LGTBI).

Cifuentes ha indicado que estas normas cubrirán un “vacío legal importante”para garantizar la seguridad física y jurídica de todos los ciudadanos.

El anteproyecto de Ley de identidad de género recoge actuaciones de protección de las víctimas en casos de discriminación por motivo de su identidad sexual, de formación de profesionales y de sensibilización ciudadana.

Incorpora novedades como un protocolo de menores para la promoción en los centros educativos públicos y privados de acciones que permitan detectar, prevenir y corregir discriminación o acoso hacia menores transexuales.

Igualmente, impulsa medidas positivas para favorecer la integración laboral de las personas transexuales; determina protocolos de actuación en casos de acosos escolar -‘bullying’- transfóbico.

En cuanto a la atención sanitaria, la norma determina que el Servicio Madrileño de Salud proporcionará servicios de transexualización y garantizará la existencia de una unidad de transexualidad que definirá un protocolo de intervención con menores.

Cuando lo aconsejen los profesionales, la norma establece la posibilidad de suministrar inhibidores hormonales a los menores como paso previo al proceso transexualizador -que podrá iniciarse una vez alcanzada la mayoría de edad-.

Para eliminar la concepción y tratamiento de la transexualidad como un trastorno de identidad -patologización-, la Comunidad de Madrid emprenderá medidas como renombrar la Unidad de trastornos de identidad de género (UTIG), que pasará a llamarse Unidad Multidisciplinar de Identidad de Género (UMIG).

También se refiere al derecho de admisión y en este caso contempla, según ha recalcado Cifuentes, que en ningún caso se podrá limitar o denegar el derecho de entrada a los transexuales y que los tribunales deberán adoptar las medidas necesarias.

El anteproyecto fija un régimen sancionador para las infracciones administrativas en materia de transgresión de los derechos de las personas transexuales, intersexuales y transgénero que alcanza multas de hasta 45.000 euros en infracciones muy graves y la prohibición de contratar con la administración, organismos autónomos o entes públicos por un periodo de hasta dos años.

Por su parte, el anteproyecto de la Ley de protección contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género contempla dar cobertura legal como servicio público permanente y especializado al actual Programa LGTB de la Comunidad de Madrid, que pasará a denominarse Programa LGTBI -para incorporar en la denominación a los intersexuales-.

Este programa puesto en marcha en 2002 y definido como “modelo de buena práctica” por el Consejo de Europa ha realizado atendido a más de 7.500 personas en la Comunidad de Madrid a través de 11.000 actuaciones en la que han participado más de 5.000 profesionales.

Como novedades, el anteproyecto de la Ley de protección contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género establece apoyos a asociaciones deportivas LGTBI; medidas para evitar el ciberacoso en Internet y una reforma del Observatorio del racismo y la intolerancia para incorporar a su actividad la discriminación del colectivo LGTBI.

El anteproyecto recoge infracciones administrativas leves, graves y muy graves que tipificarán, por ejemplo, situaciones de ciberacoso, emisión de mensajes discriminatorios, incitación a la discriminación y prácticas de acoso en función de la identidad sexual, con sanciones de 3.000 a 45.000 euros.

La sanciones contemplan la prohibición de acceder a ayudas públicas e incluso inhabilitación temporal.

Los dos borradores de anteproyecto iniciarán ahora un trámite de diálogo con profesionales especializados, entidades del sector, administraciones públicas y partidos políticos, a los que se les remitirá el borrador, con el fin de alcanzar el “máximo consenso posible”.

Cifuentes y el consejero de Políticas Sociales se reunirán mañana con colectivos LGTBI para promover también su participación en la tramitación de esta ley.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Deja un comentario