Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

 

Denuncia falsa de Antonia Carrasco, juicio y sentencias

 

Juzgados de violencia sobre la mujer.
Juzgado penal 34.
Calle Manuel Tovar.
Madrid.
Juicio rápido 327/2015

26 de junio de 2015.

Antonia Carrasco Luengo

Antonia Carrasco denunció a su expareja y a varias personas más.
A su expareja le denunció por varios delitos.
Todo ello en base a mentiras y pruebas manipuladas.

La instrucción se realizó en el Juzgado de instrucción nº 7 de Majadahonda. Diligencias urgentes 64/2015. En esta fase de instrucción se archivó la mayor parte de los delitos imputados a la expareja de Antonia y también se archivaron la totalidad de los delitos imputados por Antonia a las demás personas.

Finalmente el juicio se celebró por dos delitos contra la expareja de Antonia.

La sentencia de primera instancia resultó condenatoria.

La sentencia de segunda instancia, de la sección 27 de la Audiencia Provincial que se dedica a la “violencia de género”, no sólo absuelve al acusado sino que reconviene severamente a la juez Alicia González Timoteo que condenó en primera instancia. De hecho la casi totalidad de las veintitrés páginas de la sentencia absolutoria es una severa regañina a la juez de primera instancia.

En la sentencia absolutoria sólo se echan en falta dos cosas:

  1. Que no haya deducido testimonio contra la denunciante por denuncia falsa, tal y como estipula el Código Penal.
  2. Que no haya deducido testimonio contra la juez de primera instancia por prevaricación, tal y como estipula la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Resaltamos a continuación alguno de las pasajes de la sentencia absolutoria de la Audiencia Provincial.

sentencia German y Antonia AP 01
sentencia German y Antonia AP 02
sentencia German y Antonia AP 03
sentencia German y Antonia AP 04
sentencia German y Antonia AP 05
sentencia German y Antonia AP 07
sentencia German y Antonia AP 08
sentencia German y Antonia AP 10
sentencia German y Antonia AP 09
sentencia German y Antonia AP 11
sentencia German y Antonia AP 12
sentencia German y Antonia AP 13
sentencia German y Antonia AP 14
sentencia German y Antonia AP 15
sentencia German y Antonia AP 16

Éste es el vídeo del juicio.

Resultan evidentes las distintas versiones, contradicciones, falta de pruebas y la manipulación de las aportadas por la acusación así como la evidente mala fe de la acusadora y sus “ayudantes”, entre los que destaca su abogado, José Luis Sariego, quien demuestra ser un claro ejemplo del porqué tienen tan mala fama buena parte de los abogados.

José Luis Sariego Morillo

La sentencia de primera instancia puede verse en este enlace.

La sentencia de segunda instancia puede verse en este enlace.

Ambas sentencias son de juzgados de violencia sobre la mujer en los que se aplica una ley que vulnera, entre otros, la igualdad ante la ley y la presunción de inocencia que estipula la Constitución Española en sus artículos 14 y 24.

No deja de sorprender que con la misma ley, mismos hechos y mismos documentos se puedan dictar sentencias tan dispares.

cartel juzgado feminazi aparecido-Juzgado-violencia-Mujer-Madrid

Aunque lo primero que llama la atención en este pleito es que la acusada se presente como firme opositora a la Ley integral contra la violencia de género y las denuncias falsas de maltrato pero a la vez haga uso de ambas herramientas abyectas. Para mayor escarnio es la presidente de la Asociación de víctimas de la ley de violencia de género Madrid (AVILEGEN MAD), más conocida por Genmad, registrada en el Ministerio de Interior con el número 601901. Es evidente que la coherencia no es una de las cualidades de la falsa denunciante.

Antonia Carrasco Luengo

  • 67
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

3 opiniones en “Denuncia falsa de Antonia Carrasco, juicio y sentencias”

  1. A juicio de Carrasco, el problema es que las denuncias falsas quedan impunes. El hombre tiene que demostrar su inocencia por todos los medios siendo expulsado de su casa y detenido como si viviera en una republica bananera , y una vez demostrada la falsedad, se archiva el caso y no se toman medidas .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *