El Supremo concede una pensión de viudedad por violencia de género pese a que el acusado fue absuelto

/El Supremo concede una pensión de viudedad por violencia de género pese a que el acusado fue absuelto
 

Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

El Supremo concede una pensión de viudedad por violencia de género pese a que el acusado fue absuelto

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Ni muertos dejan de parasitarlos.

La decisión del Tribunal Supremo no deja de sorprender. Argumentar que la ley les obliga es un insulto a la inteligencia cuando la ley es un disparate y es abiertamente inconstitucional.

-o-o-o-o-

http://www.elmundo.es/sociedad/2016/02/04/56b36f92ca4741b55c8b464e.html

La ley permite demostrar que existió el maltrato por vías distintas a una sentencia

El Supremo concede una pensión de viudedad por violencia de género pese a que el acusado fue absuelto

Fachada del Tribunal Supremo ALBERTO DI LOLLI

MANUEL MARRACO

El Tribunal Supremo ha decidido conceder la pensión de viudedad por violencia de género a una mujer pese a que el marido fue absuelto. El tribunal se basa en que el la ley permite demostrar que existía esa situación de violencia de género por vías distintas a la sentencia condenatoria. La pensión había sido denegada por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia.

La mujer no cumplía con los requisitos normales para cobrar la pensión de viudedad -más de 10 años casada y menos de 10 años entre la separación y el fallecimiento, no haberse casado de nuevo…-, pero al haberse producido la separación en un contexto de maltrato la ley se flexibiliza. Y ese maltrato, dice la ley, podrá demostrarse con sentencia condenatoria, con una orden de protección dictada, con un informe favorable de de la Fiscalía o bien “por cualquier otro medio de prueba admitido en Derecho”. Este último apartado es el que emplea el Supremo.

La mujer denunció en 1995 ante la Guardia Civil de Villlagarcía de Arosa (Pontevedra) a su marido por maltrato, pero el Juzgado de Instrucción le absolvió el mismo año porque finalmente ella retiró la acusación. En 1998 se separaron, año en que volvió a denunciar a su marido, siendo condenado éste por una falta de amenazas aunque no hacia ella sino hacia un hijo de ambos. El hombre murió el 31 de octubre de 2010.

“La existencia de denuncias por actos constitutivos de violencia de género constituye un serio indicio de que la misma ha existido”, dice el Supremo, que resalta que el archivo se produjo porque la mujer retiró la denuncia. Junto a este indicio, valora la condena relativa al hijo, que es “un indicio de que había una situación conflictiva entre los esposos”. Igualmente valora que la sentencia de separación describe el abandono de los deberes conyugales del marido.

La sentencia fija como doctrina que en supuestos de separación o divorcio anteriores a la Ley de Protección Integral frente a la Violencia de Género, “la existencia de denuncias por actos constitutivos de violencia de género constituye un serio indicio de que la misma ha existido. “Sin que ello suponga, añade, “que estamos ante un medio de prueba plena, sino que ha de contextualizarse con el resto de la crónica judicial de lo acaecido”.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

About the Author:

A %d blogueros les gusta esto: