Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

El TS obliga a una divorciada a asumir la mitad de los 215.800 € adeudados por su exmarido

Resulta evidente que antes de casarse hay que enterarse de que se va a firmar un contrato con el que te impones obligaciones y responsabilidades. algo que la mayoría de la gente no tiene en cuenta.

En cualquier caso la conveniencia de hacerlo bajo el régimen de separación de bienes es más que obvia.

En el caso que nos ocupa da la impresión de que uno de los firmantes del contrato sólo quería disfrutar de las ventajas pero sin asumir ninguna de las responsabilidades. Circunstancia ésta que suele ser la principal causa de divorcio.

-o-o-o-o-

http://www.20minutos.es/noticia/2672354/0/tribunal-supremo/mujer-divorciada/deuda-marido/

El TS obliga a una divorciada a asumir la mitad de los 215.800 € adeudados por su exmarido

El Tribunal Supremo los denomina gastos familiares en concepto de préstamos personales y cargos a cuenta de tarjetas de crédito.

El alto tribunal considera que al deuda fue contraída por ambos al haber estado casados en gananciales.

Desestima así el recurso presentado por la mujer en enero de 2011.

EUROPA PRESS. 13.02.2016

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha obligado a una mujer a asumir la mitad de los 215.800 euros adeudados por su exmarido como gastos familiares en concepto de préstamos personales y cargos a cuenta de tarjetas de crédito, al considerar el alto tribunal que la deuda fue contraída por ambos al haber estado casados en gananciales. El TS ve “irrelevante si el endeudamiento se hizo con el consentimiento o la autorización” de ella.

En una sentencia del 1 de febrero, el Supremo desestima el recurso presentado por esta divorciada en enero de 2011 al entender que los 215.800 euros adeudados habían sido generado exclusivamente por su exmarido “sin su consentimiento”, alegando que no constaban pruebas de que hubieran sido generadas para atender a las necesidades familiares.

La deuda fue acreditada por la Audiencia Provincial de Alicante, que detalló los 36 pasivos con varias entidades financieras con cargos realizados entre 2005 y 2012, y que oscilaban entre 544 y 34.224,70 euros. El Supremo, no obstante, ha fallado en contra de los intereses de la divorciada al considerar “irrelevante si el endeudamiento se hizo con el consentimiento o la autorización” de ella.

El Supremo recuerda que el matrimonio formaba una sociedad de gananciales y que, de acuerdo al Código Civil, los gastos o deudas deben correr a cargo de ambos si son generados como gastos familiares. Además, considera probado que los 215.800 euros en pasivo fueron destinados a una cuenta de “disposición común de ambos esposos para la satisfacción de los gastos familiares”.

Matrimonio con dos hijos

La Audiencia Provincial de Alicante motivaba su fallo desfavorable para los intereses de la mujer en que no “contra-argumentó” el hecho de que el dinero se ingresara en una cuenta en común y en que el matrimonio, con dos hijos estudiando a su cargo, tuviera como única fuente de ingresos el sueldo del marido, al estar su exmujer “intermitentemente” en el paro. También alude a los importes en su mayoría “menores” y, por tanto, “muy propios del consumo”.

“Por ello, a los efectos que ahora interesa”, expone el Supremo, “en las operaciones de liquidaciones de la sociedad de gananciales en el concurso de acreedores de uno de los esposos, habrán de computarse las deudas a cargo de la sociedad de gananciales”. “Son los cónyuges los que aparecen como deudores”, falla el alto tribunal, que ordena a la recurrente a pagar las costas procesales.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Un comentario en “El TS obliga a una divorciada a asumir la mitad de los 215.800 € adeudados por su exmarido”

  1. Lo que viene a ser un zas en toda la boca, en toda regla.

    De todas formas no se menciona si con esos 36 pasoivos se cubriese la deuda sobradamente, cualquiera que lo lea pensará que la pobre iba a quedarse endeudada de por vida, cuando lo cierto es que la pájara ésta pretendía pillar todos los “derechos” y evadir las “obligaciones”, seguro que para la adquisición de esos pasivos no puso objeción alguna alegando que se hizo sin consultar con ella.
    Con las herencias pasa lo mismo, son un derecho, no una obligación pero si decides hacerte cargo también lo harás de las deudas, otra cosa es que veas que claramente las deudas superan lo que vas a obtener como beneficio.

Deja un comentario