Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Francisco Muñoz, ex pareja de Susana Guerrero: “Soy víctima de la Ley contra la Violencia de Género”

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Un caso más de los miles que se dan cada año.

En todos estos años no se ha velado por el “beneficio del menor”. Menor al que sin duda le han destrozado la vida primando el interés y la maldad de la madre.

Tampoco se le ha permitido al padre dar su versión de los hechos dejándole indefenso ante la campaña de difamación de la madre que ha sido apoyada por la casi totalidad de los medios de comunicación que no han contrastado la información.

El PSOE no ha dudado en apoyar tanta falsedad obviando la separación de poderes, inmiscuyéndose en un asunto judicial coaccionando incluso a los jueces.

Sólo leer los numerosos cambios de domicilio y de colegio hace ver que más de uno debería estar en la cárcel por prevaricación y negligencia.

-o-o-o-o-

Francisco Muñoz, ex pareja de Susana Guerrero: “Soy víctima de la Ley contra la Violencia de Género”

Francisco Muñoz habla en exclusiva para Actuall de Susana Guerrero, la mujer que le ha denunciado en reiteradas ocasiones por malos tratos y abusos, que está condenada por denuncia falsa y que se niega a que pueda ver a su hija en común, Nayara.

Susana Guerrero y Francisco Javier Muñoz / Facebook- Actuall
Susana Guerrero y Francisco Javier Muñoz / Facebook- Actuall

Nicolás de Cárdenas

Susana Guerrero se ha convertido en los últimos meses en el icono de la Ley contra la Violencia de Género aprobada en 2004 por el Gobierno del PSOE comandado por José Luis Rodríguez Zapatero y María Teresa Fernández de la Vega.

Icono para las feministas, a la que presentan como la heroína que se ve obligada a cambiar constantemente de domicilio para proteger a su hija Nayara de su padre, al que le acusa de todos los males posibles sin mezcla de bien alguno.

Pero la realidad es muy distinta. Su ex pareja, Francisco Muñoz, es un ejemplo más de tantos hombres sometidos a un verdadero calvario, por culpa de una ley que penaliza al varón por el mero hecho de serlo.

Es cierto que Francisco Muñoz aceptó una condena menor tras una denuncia por agresión sexual, para evitar la cárcel y por recomendación de su entonces abogado. La acusadora fue Susana Guerrero, la misma que, según cuenta Francisco Javier en esta entrevista exclusiva con Actuall, reconoció que lo hizo inducida por su madre.

Esta mujer, que presume en sus redes sociales de estar amparada por el PSOE, cuyas asociaciones feministas controlan el llamado ‘negocio de los malos tratos’, salió indemne en aquella ocasión. Pero no así cuando, recientemente, Susana Guerrero fue condenada por un delito de denuncia falsa contra Rosi, la mujer de Francisco.

Más de 5.000 euros de multa porque, según el magistrado que firmó la sentencia, “no existe duda alguna” de que Guerrero interpuso la denuncia “con conocimiento de su falsedad y con el único fin espurio de obtener resoluciones favorables (…) induciendo a su hija a sostener episodios de violencia sin ser ciertos”.

Es así como Susana Guerrero también se ha convertido en el botón de muestra evidente para quienes reclaman una revisión profunda de la Ley contra la Violencia de Género. De sus juzgados y sus equipos psicosociales; del Observatorio dependiente de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y de su homónimo en el Consejo General del Poder Judicial: por la indefensión a la que se ven sometidos miles de hombres que, condenados socialmente por la mera interposición de una denuncia, no son condenados judicialmente. La cifra no es despreciable: el 87% de las denuncias por violencia de género no termina en condena.

Hasta ahora, nadie le había dado voz a Francisco Muñoz.

Cuando usted conoce a Susana Guerrero, en el año 2001, estaba casado y ella era amiga de una sobrina. Tenía problemas con su madre. ¿Le acompañó usted a denunciarla?

Mi mujer Rosi y yo conocimos a Susana en noviembre de 2001, cuando ella tenía trece años. Se hizo amiga de mi sobrina, en el parque de debajo de nuestra casa. A raíz de que Susana nos cuenta que su madre le pega, que ella se escapa y que su madre la echa de casa, le aconsejamos denunciar.

Una de las veces vino con moratones y la acompañé a la comisaría junto con mis padres, a denunciar a su madre. La Policía me preguntó si me podía hacer cargo hasta la mañana siguiente de Susana, que es cuando iba a venir su padre desde Badajoz a recogerla. Así se evitaba tener que hacer los trámites para un Centro de Acogida, ya que iba a ser sólo esa noche. Acepto, pero señalo que sólo una noche. A la mañana siguiente va a casa de mis padres porque teníamos que trabajar y allí acude su padre a recogerla para llevarla a Badajoz. Esto coincide con los días previos a Navidad.

¿Acogió usted legalmente a Susana en su casa?

Nunca he acogido a Susana Guerrero, ni he tramitado expediente alguno de adopción. Están sus expedientes en los Centros de Acogida donde estuvo y en Asuntos Sociales tanto de Toledo como de Talavera de la Reina. No existe firma alguna ni mía ni de mi mujer, donde conste ni siquiera la petición de información.

Las declaraciones que ella realizara a sus psicólogos o trabajadores sociales escapan de mi conocimiento. Desconocíamos esa información, hasta que ella no lo comenta en los medios de comunicación. Es entonces cuando hemos realizado las peticiones necesarias para que dichos organismos corroboren que no existe expediente alguno de acogida legal o adopción tramitado por nosotros.

“Tras mes y medio en prisión provisional por una denuncia de abusos sexuales, Susana me llamó para pedirme perdón y decirme que había sido culpa de su madre”

A las pocas semanas, en todo caso, Susana volvió a presentarse a la puerta de su casa. ¿Fue entonces cuando le denuncia por primera vez? 

Pasada Navidad, Susana regresa a Talavera de la Reina desde Badajoz y se presenta en el portal de nuestra casa en estado de embriaguez. Le dijimos que así no puede presentarse, que hay normas. Ella responde que no obedece normas de nadie, que vendrá a nuestra casa cuando quiera y que no le importa destrozar un matrimonio puesto que ya ha destrozado parejas de novios.

Entonces le repetí que en mi casa no iba a hacer lo que quisiera. Ahí es cuando me dijo: “Lo vas a hacer porque si no te voy a denunciar”. Yo le respondí: “Tengo la conciencia tranquila, haz lo que quieras”.

Al día siguiente me detiene la Policía por una denuncia de agresión sexual. Esto es el 14 de febrero de 2002. Voy a prisión provisional. A ella se le hacen las pruebas pertinentes y se toma declaración a la madre y a testigos, pero no existen pruebas biológicas que me inculpen, y me ponen en libertad.

Susana Guerrero y su hija Nayara, con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez / Facebook
Susana Guerrero y su hija Nayara, con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez / Facebook

Aquella denuncia fue archivada por falta de pruebas, pero usted estuvo un mes y medio en prisión provisional. ¿Le dijo Susana alguna vez que le había denunciado en falso y que había sido inducida por su madre a hacerlo?

Susana me llama, una vez que me ponen en libertad, para pedirme perdón y decirme que había sido culpa de su madre que le había acompañado a denunciar. Yo sólo le respondo que conmigo no hable, que lo diga donde lo tenga que decir.

Susana acabó viviendo en varios centros de  menores durante unos cuatro años. En ese periodo, usted se separa de su mujer… Tal vez alguien relacione eso con aquella denuncia.

Susana estaba en un Centro de Acogida porque su madre no podía con ella, no cumplía las normas, no acudía al colegio… Es una circunstancia ajena a mi situación personal y desde luego no era para protegerla de mí.

“Nunca le dije que abortara. Fue su madre. Yo le dije que quería tener el hijo”

En 2005, sin embargo, coincide de nuevo con ella. Tras un par de encuentros íntimos, le dice que está embarazada y deciden convivir ante el nacimiento de la niña.

Nos reencontramos en 2005, una noche. Yo me había separado y estaba viviendo con mis padres. Rosi, entonces mi ex, en Madrid con los suyos. Susana me explica que acaba de romper con su novio, un tal Jesús, que era repartidor, y con el que había acabado mal.

Efectivamente, tras dos encuentros sexuales me comunica que está embarazada, por lo que le propongo vivir juntos y acepta. Por cierto, nunca le dije que abortara. Fue su madre quien en el hospital le aconseja abortar porque era muy joven. Yo le dije que quería tener el hijo.

¿Cómo fue esa convivencia? ¿Le amenazaba Susana con denunciarle de nuevo?

Al principio la convivencia era buena, pero cuando ella comienza a trabajar en una cadena de hamburguesas es cuando comienzan las discusiones, porque ella no quería hacerse cargo de nuestra hija Nayara y yo trabajaba hasta las diez de la noche. Empieza a dejar a la niña sola y hace nuevas amistades con las que sale y deja a mi hija sin atender. Imagino que allí sería donde conoció a su siguiente pareja.

En aquél tiempo, las amenazas fueron las mismas que la otra vez: “O haces lo que digo o te denuncio”.

“Cuando Susana me denuncia por maltrato mi abogado me asegura que estoy ‘perdido’ y que me van a condenar ‘sí o sí’; acepto la vía de la conformidad para evitar la prisión”

Entonces, deciden concluir la convivencia y Susana le vuelve a denunciar por malos tratos. Usted acepta una condena por la vía de la conformidad. ¿Cuál es el motivo, si usted sostiene que esos malos tratos no son ciertos? 

Llega un momento en que decido separarme. Le digo que no aguanto más, que me voy, que se quede con todo, que no le va a faltar de nada… Entonces es cuando me denuncia por maltrato. Dice que le he dado una bofetada, no acude al médico no hay parte de lesiones, dice que estábamos solos en casa y es su palabra contra la mía.

El que era mi abogado me asegura que estoy perdido y que me van a condenar sí o sí. Me propone la vía de la conformidad porque de esa manera se reduce la pena y así evito la prisión.

“Yo no le he hecho nunca nada malo a susana Guerrero. Al contrario”.

¿Tenían entonces ya un régimen de visitas con la niña fijado o alguna medida respecto a Susana? ¿Se cumplía dicho régimen? 

A los pocos días de esa sentencia por conformidad, en la que me imponen además una pena de alejamiento de Susana, firmamos un convenio de mutuo acuerdo con un régimen de visitas de fines de semana alternos y vacaciones por mitad, con entrega y recogida en el punto de encuentro familiar.

Pero ella no quería que fuera allí porque decía que tenía que ser en su domicilio. Que si quería ver a mi hija fuese a su domicilio a recogerla.

¿Era Susana la que le instaba a romper la orden de alejamiento?

Sí. La orden de alejamiento no le hacía falta. Ella no tiene miedo de mí, porque yo no le he hecho nunca nada malo. Al contrario, y ella lo sabía.

¿Es cierto que le vuelve a denunciar por tercera vez en 2010 por malos tratos y sale absuelto?

Eso sucedió porque yo iba a entregar a mi hija con Rosi, con la que había vuelto a retomar la relación. Susana no quería que estuviera Rosi. Quería que fuese solo. Me dijo que la tenía que entregar una hora antes, porque tenía cosas que hacer. Como me retrasé diez minutos en la entrega, me denunció por malos tratos. Por fortuna, estaba de testigo Rosi y me absolvieron.

¿Qué sucedió entre Susana y su abogada de oficio en aquella ocasión?

Estando esperando al juicio rápido, la abogada nos vino a decir que le había tirado el bolso a la cara cuando le comunicó que su denuncia se iba a archivar.

¿Es cierto que Susana se fue a vivir a Granada desde el otoño de 2010 hasta principios de 2011, y durante ese periodo incumplió el régimen de visitas?

Si se fue a vivir a Granada. Se llevó a mi hija. La sacó del colegio y desconozco si estuvo escolarizada. Entonces, la denuncié por incumplimiento de visitas para que pudiera saber de Nayara y verla.

“Mi hija me dijo que ‘mamá sacó un cuchillo al abuelo, vino la policía y todo’”

¿Cómo logró que cambiara esa situación?

Gracias a las denuncias que yo ponía por incumplimiento y las peticiones de ejecución de sentencia a través del juzgado, averiguaba los colegios y los domicilios donde estaba. Susana no me decía donde vivía mi hija, ni a qué colegio iba nunca. En la actualidad sigo sin saber dónde vive mi hija y a qué colegio acude si no es por los Centros Escolares, el Juzgado y la Guardia Civil.

¿Qué sucede en junio de 2011 para que usted se haga cargo de la niña de forma temporal?

En Junio de 2011 me llama Susana, que había vuelto a vivir con su madre en Talavera de la Reina. Me dice que, o me hago cargo de la niña o se queda en la calle. Lo que sucedió es que se iba a Madrid porque había tenido una pelea con su madre y su marido. Le habían echado de casa.

De esto me entero porque mi hija Nayara me dijo que “mamá sacó un cuchillo al abuelo, vino la Policía y todo”.

“La denuncia de la abuela consistía en que yo quería que mi hija se metiera conmigo en el baño y que veo pelis porno mientras ella juega a la Wii”

¿Por qué le vuelve a denunciar por abusos sexuales contra su hija?

En el periodo de Navidad de 2012 Susana vuelve a dejar a Nayara con su madre en Talavera de la Reina porque ella trabaja y no se puede ocupar de la niña. Me propone que lleguemos a un acuerdo entre nosotros sin abogados: Yo retiraba la demanda de guarda y custodia y ella dejaba a Nayara viviendo con su madre de tal forma que puedo verla siempre que quiera. Eso sí, tenía que mantener el pago de la pensión e ingresárselo a Susana, no a su madre.

Le pedí que me rebajara la pensión ya que iba a pasar más tiempo con la niña, pero dijo que la pensión no se tocaba. Le pedí también que retirara la denuncia de malos tratos a la niña que le había puesto a Rosi, que era mentira, pero dijo que ya no se podía, que ya estaba en el Juzgado, que le decían que no se podía retirar.

Como no retiré la demanda de guarda y custodia, convenció a su madre para que se fuera a vivir con su marido y con la niña a Arucas (Gran Canaria) a fin de que yo no pudiera ver a la niña.

Entonces, vino esta otra denuncia…

Sí. En abril de 2013 la abuela me denuncia por abusos sexuales sobre mi hija, pide suspender las visitas con mi hija y reclama que siga pagando la pensión.

La denuncia de la abuela consistía en que yo quería que mi hija se metiera conmigo en el baño, que la niña representa con un lápiz mi pene y sube el lápiz arriba y abajo, y que veo pelis porno mientras ella juega a la Wii.

“Susana fue condenada por denuncia falsa por el Juzgado de lo Penal de Talavera”

Tanto la denuncia contra Rosi por malos tratos, como la suya por abusos contra Nayara son archivadas. ¿Qué sucedió con las diligencias abiertas contra Susana y su madre Filomena por denuncia falsa?

Susana fue condenada por denuncia falsa contra Rosi por el juzgado de lo Penal de Talavera y confío que la Audiencia Provincial lo ratifique, habida cuenta del calvario que estamos pasando. No como ha sucedido con la sentencia sobre la custodia de la niña, que ha sido revocada sin valorar el interés de mi hija.

Por otro lado, estoy pendiente de que se señale fecha para el juicio por delito de denuncia falsa contra Susana por acusarme de abusos, porque también es falso. Espero que se demuestre que nunca he abusado de Susana ni de mi hija y confio en que se demuestre la verdad.

Susana Guerrero recibe el apoyo de Susana Díaz, presidenta socialista de la Junta de Andalucía /Facebook
Susana Guerrero recibe el apoyo de Susana Díaz, presidenta socialista de la Junta de Andalucía /Facebook

En el verano de 2014 usted reclama el cumplimiento del régimen de visitas, al menos durante la mitad estival que le corresponde, porque desde enero de ese año no ha visto a la niña. Sin embargo, Susana vuelve a denunciarle por abusos sexuales y alega motivos económicos para no entregarle la niña. ¿Qué sucede con esta nueva denuncia?

Susana lleva la niña al pediatra. Nayara dice lo mismo que dice la madre. Son derivadas a la Consejería de Bienestar y le toman declaración en los juzgados de Arucas. Entonces, le deniegan la orden de protección y se inhiben ante el juzgado de Talavera, porque la denuncia es por los mismos hechos que ya denunció la abuela. En Talavera, dado que el procedimiento está archivado y es firme el auto, lo vuelven a archivar.

El psicólogo canario que hizo un informe apoyando la denuncia ha sido investigado por la Comisión Deontológica y propuesto para sanción por falta grave con un mes de suspensión…

Hemos denunciado al psicólogo, porque se nos acusa de dos delitos: a Rosi de malos tratos y a mí de abusos sexuales sobre la niña. Pero el psicólogo nunca nos ha entrevistado. Queremos que lo inhabiliten y que pague por ello.

Propuesta de condena del Colegio de Psicólogos de Las Palmas /ActuallPropuesta de condena del Colegio de Psicólogos de Las Palmas /Actuall

¿Qué sucedió mientras tanto con el juicio relativo a la modificación de medidas?

En febrero de 2014, se vuelve a suspender la vista. Susana intenta recusar a la jueza por “enemistad manifiesta”, aunque lo desestiman. Y se señala una nueva vista para febrero de 2015… ella intenta por todos los medios que se suspenda el juicio, para que siga sin poder ver a mi hija.

“Llevo dos años y medio sin ver a mi hija, sin hablar con ella, sin saber dónde vive, si estudia, si está bien o no…”

Después de todo este periplo, y a pesar de tantas denuncias, le otorgan el cambio de guarda y custodia en mayo de 2015… ¿Qué pensó al recibir la noticia?

Pensé que la niña iba a tener una vida estable y haría lo imposible por proporcionarle estabilidad emocional, que por fin se estaba demostrando la verdad, pero…

A día de hoy no se ha cumplido ninguna de las dos sentencias, ni la de las visitas ni la de la custodia, llevo dos años y medio sin ver a mi hija, sin hablar con ella, sin saber dónde vive, si estudia, si está bien o no… No sé nada de nada.

“Aunque  Susana haya dicho que fui a secuestrar a mi hija con un secuestrador, es absolutamente mentira. ¡Fui con mi hermano!”

Susana también le acusa de intentar secuestrar a su hija a la salida del colegio…

En el verano de 2015 me fui a Canarias para intentar cumplir con el periodo vacacional que me correspondía con Nayara, habiéndolo comunicado al Juzgado número 5 de Talavera y con conocimiento de la abogada de Susana en ese momento.

Aunque  Susana haya dicho en todos los medios que fui a secuestrar a mi hija con un secuestrador, es absolutamente mentira. ¡Fui con mi hermano!

No estaba en la casa y fuimos al colegio. Nos identificamos ante la directora con la sentencia del juzgado y el DNI, porque si no, no me podía dar ninguna información. La directora me comunica que la niña llevaba una semana sin ir porque decía que tenía piojos.

Fui al juzgado a denunciarlo, pero me dijeron que no podían hacer nada desde el Juzgado de Arucas, que tenía que ser todo en el de Talavera.

La sentencia del juzgado de Talavera, ahora revisada por la Audiencia, hablaba de la concurrencia de Síndrome de Alienación Parental. ¿Revoca la Audiencia de Toledo algo de lo afirmado al respecto?

En primer lugar, en la sentencia de primera instancia se refleja que dos informes de peritos de Toledo establecen que Nayara no tiene rechazo hacia mí.

En segundo lugar, la Audiencia de Toledo, no niega ni afirma el Síndrome de Alienación Parental sostenido por el juzgado de Talavera. Lo que afirma es que la jueza se extralimita porque el cambio de guarda y custodia no se basa en la animadversión de mi hija hacia mí, teniendo en cuenta los informes periciales.

Esta sentencia, entre otras cosas, dice que sólo correspondería haber tomado una medida tan drástica como el cambio de custodia si la niña sintiera animadversión a su progenitor, lo que no se da.

Establece que sólo corresponde un cambio de guardia y custodia si el Síndrome de Alienación Parental (SAP) se establece en grado severo, por eso dice la Audiencia que la jueza de Talavera se extralimita. Porque estaríamos ante un SAP en grado leve y la madre al tener trabajo estable, domicilio y estar escolarizada Nayara en Arucas, no procede una medida tan drástica.

A su vez, la Justicia dice que ambos progenitores somos idóneos para ostentar la guarda y custodia de la menor.

Si la Audiencia considera que es usted idóneo para la guarda y custodia ¿tiene pensado hacer algo con quienes le acusan de maltratar a la niña o de haber abusado sexualmente de ella?

Tanto yo como Rosi vamos a pedir responsabilidades e indemnizaciones a todos los medios de comunicación, los políticos y asociaciones que nos han acusado de cometer delitos hacia mi hija y han apoyado a la madre y a la abuela de Nayara, sin contrastar los hechos.

Entre tanto, la niña es la que, sin duda, más está sufriendo las consecuencias. ¿En cuántos lugares ha podido vivir Susana con la niña en los últimos años?

Desde 2011 a 2016 ha tenido 12 cambios de domicilio, y por tanto de colegio, por este orden: Granada, Talavera, Madrid, Talavera, Aruca, Talavera, Aruca, La Rioja, Usagre (Badajoz), Madrid, Valencia y Madrid. Eso no es una vida estable para una niña.

¿Cómo afectan esos cambios de residencia permanentes a la escolarización de Nayara?

Cada cambio de domicilio era en pleno periodo escolar. Un cambio de colegio, en cada cambio de ciudad. En este último curso he sabido por los colegios de mi hija que de octubre a enero, estuvo escolarizada en Arucas; de enero a marzo, en Usagre y que de marzo a fin de curso no ha asistido a clase.

Además, durante el primer trimestre en Arucas tuvo 47 faltas. Total, 147 faltas sin justificar. En Usagre, tuvo 30 faltas ‘justificadas’. En el segundo trimestre, desde abril a junio, sin justificar, 85. Y creo que la última evaluación de este curso no se ha examinado, así que no lo va a sacar.

“¿Dónde están todas las asociaciones feministas para proteger a mi pareja, que también es mujer, y a la que se le ha acusado en falso de maltratadora?”

¿Cree que hay algo en la vida de Susana que pueda afectar de forma negativa a Nayara?

La está desprotegiendo. No tiene arraigo, ni amigos y amigas en el colegio, no se relaciona desde hace dos años y medio conmigo ni con mi familia, ni con la familia de Susana, la expone a la opinión pública, no respeta su intimidad ni su imagen, que la relaciona con delitos falsos. La está marcando psicológicamente de por vida. No demuestra que la quiera. La usa para conseguir su propósito.

¿Cree que su hija está madurando con normalidad?

Por desgracia, está aprendiendo a mentir, a dar pena y a aprovecharse de las personas a base de mentiras.

“Desde que Zaida Cantera (PSOE) me acusó de pederasta todos los medios han creído a Susana”

¿Por qué cree que el PSOE se ha significado tanto en este caso, apoyando a Susana?

Todo esto comienza por la declaración de Zaida Cantero, que me acusa de pederasta sin conocer los hechos. Eso sale publicado en 20Minutos y hace que todos los demás medios la crean. En Castilla-La Mancha gobierna el PSOE y este caso creo que ha influido en los votos de las feministas.

La diputada del PSOE, Zaida Cantera, ha sido quien más se ha significado a favor se Susana Guerrero / Facebook
La diputada del PSOE, Zaida Cantera, ha sido quien más se ha significado a favor se Susana Guerrero / Facebook

¿Es víctima de la Ley contra la Violencia de Género?

Sí. Es discriminatoria. Estoy indefenso como hombre. La mujer está demasiado protegida. Susana ha incumplido sentencias, leyes y cometido delitos sin ninguna consecuencia. Si yo hubiera hecho lo que ella, estaría preso.

Por otro lado, quiero decir una cosa: ¿Dónde están todas las asociaciones feministas para proteger a mi pareja, que también es mujer y a la que se le ha acusado en falso de maltratadora? Aún con una condena de falsa denuncia a su favor, han seguido atacándola. ¿Por qué? ¿Por qué dicen que soy un maltratador?

¿Va a seguir luchando en los tribunales?

Voy a seguir luchando hasta el final. Quiero que se sepa todo lo que está mintiendo esta persona y que se sepa toda la verdad, porque es todo mentira. Ella no cuida de mi hija ni la quiere, porque si la quisiera no habría hecho todo lo que está haciendo.

http://www.actuall.com/entrevista/familia/francisco-javier-ex-pareja-de-susana-guerrero-soy-victima-de-la-ley-contra-la-violencia-de-genero/

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Deja un comentario