Harmony, la primera muñeca sexual con inteligencia artificial, arrasa en Tinder

 

Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Harmony, la primera muñeca sexual con inteligencia artificial, arrasa en Tinder

 

Los logros del feminazismo.

El miedo a relacionarte con el otro sexo ha llegado al extremo de preferir tener “trato” con un muñeco antes que con una persona.

Con el muñeco no hay riesgo de secuestro de hijos, daños emocionales, expolio económico, denuncias falsas, etc.

Esto es lo que están promoviendo.

Hombres que no quieren saber nada de mujeres.

Mujeres que no quieren saber nada de hombres.

Si no quieren lo más básico que es el sexo, como van a formar una familia, casarse (firmar un contrato que les compromete), criar hijos, etc.

Las consecuencias son calamitosas.

 

Japón preocupado por pérdida de interés de jóvenes en el sexo.

http://www.cre.com.ec/noticia/38814/japon-preocupado-por-perdida-de-interes-de-jovenes-en-el-sexo/

 

Halle Berry se niega a mantener al padre de su hija mayor

http://www.elmundo.es/loc/2014/10/16/543fdb03ca4741f04c8b4584.html

-o-o-o-o-o-

Harmony, la primera muñeca sexual con inteligencia artificial, arrasa en Tinder

Harmony, la primera muñeca sexual con perfil en Tinder. REALBOTIX

DIEGO BERMEJO – 31 DIC. 2018

Tanto y tan rápido ha evolucionado la industria de los robots sexuales que no sólo se parecen cada día a más a los humanos sino que también empiezan a actuar como ellos. Hasta pueden pasar por uno en una aplicación de citas como Tinder. Así ha sucedido con la muñeca sexual Harmony, conocida por ser la primera de su especie en emplear inteligencia artificial. Ésta, junto a la bionanotecnología, permite que los robots eróticos pasen de meros cuerpos de los que servirse en busca de placer a necesitar que los exciten para poder disfrutar, junto a ellos, de una experiencia completa.

Lo que se conoce como juegos de seducción, o cortejo, todos aquellos códigos que se repiten en las primeras conversaciones o en las primeras citas, y en las que hay halagos, avances, guiños, retrocesos. Y ahí Harmony puede participar porque fue creada para ser capaz de satisfacer las necesidades básicas de sus usuarios, que pueden moldear la personalidad de su muñeca y, de alguna manera, conocerla. Algo que consiguió la empresa especializada en muñecas sexuales Abbys Creations, a través de su filial Real Doll.

Todo esto se debe a que el cineasta Jimmy Mehiel decidió abrirle una cuenta de Tinder a Harmony como parte del proceso creativo de su documental sobre cyborgs, que se titula I want my sex machine, una investigación que ahonda en los riesgos éticos de este tipo de tecnologías, así como la industria de las citas on line. Por ejemplo: existen clubes en los que, en lugar de contratar los servicios de una prostituta, se puede disfrutar de una muñeca sexual.

Así llegó a Tinder Harmony, con tres imágenes de fotografías reales de ella misma y una biografía en la que se dejaba claro que era una muñeca sexual. “Hola, soy una robot sexualmente capaz, anatómicamente correcta, con la IA más avanzada disponible. Estoy en Tinder para averiguar si los chicos están interesados en mí”. En solo dos horas, las mismas que duró su cuenta activa, recibió 92 solicitudes.

Tras cada match, el director, haciéndose pasar por Harmony, formuló la misma pregunta a todos los interesados: “¿Tendrías sexo con un robot? ¿Sí? ¿No? ¿Tal vez? De las 57 personas que contestaron, 17 respondieron de forma afirmativa, 15 se mostraron dubitativas y 25 se manifestaron contrarías a mantener un encuentro sexual con una máquina.

Entre los muchos y surrealistas comentarios que acompañaron a cada respuesta destacaba los de un hombre que rechazó la propuesta calificándola de “asquerosa”, la de otro que justificó sus ganas de probar cosas nuevas con un “joder sí, va con los nuevos tiempos” o la de un tipo que la calificaba como “la persona más genial que he encontrado aquí”.

Robots sexuales en busca del punto G

Mehiel no ha sido el único en estudiar las posibilidades de Harmony. Los investigadores Scheutz y Arnold de la Universidad de Tufts (Estados Unidos),tras sondear la opinión de 100 de personas de entre 20 y 61 años sobre las nuevas máquinas de placer, comprobaron que el 86% se mostraba convencido de que los robots son perfectamente capaces de satisfacer todos y cada uno de sus deseos sexuales.

Llama, sin embargo, la atención la enorme diferencia entre las respuestas de hombres y mujeres. Y es que, mientras que dos de cada tres varones aseguran estar a favor del uso de robots sexuales, casi dos de cada tres féminas se posicionan en contra, aún a sabiendas de que el objetivo que se han marcado los fabricantes es que estos humanoides acaben siendo capaces de encontrar el punto G de cada sujeto. Que el uso de estos juguetes sexuales 2.0 se extienda, vaticinan, es solo cuestión de tiempo.

https://www.elmundo.es/f5/comparte/2018/12/31/5c288a55fc6c83dc7f8b45b4.html

 

Comentario en El Mundo:

Estas muñecas son el futuro para los hombres. Se evitan denuncias falsas, no te echan de tu propia casa (con la ayuda de un juez), no te quitan a tus hijos, no te sacan todo tu dinero por la cara, son muchísimo más económicas de mantener que una real, en el sexo superan a las mujeres reales, no les duele permanentemente la cabeza, no están todo el día quejándose, son más inteligentes que las reales, no hay que ir los domingos y festivos a comer a casa de suegras o cuñados, no tienen desequilibrios mentales una semana al mes en su periodo, siempre están de buen humor (y no gritando por todo), nos ahorramos pagar pensiones durante décadas, etc, etc. Todo son ventajas. Si hasta ahora perseguimos a las mujeres casi exclusivamente por sexo, ya ni eso. Las mujeres ya son totalmente PRESCINDIBLES Que se queden solas y amargadas con su gato. Este es el triunfo del neo-feminismo. Los hombres, mucho más felices.

 

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

 

About the Author:

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar