Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Las cifras de la primera inspección al Supremo y la memoria del Alto Tribunal no coinciden b

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Es curioso que el error, tan abultado, haya sido “a favor” de los jueces que cobran por productividad. Justificar un 35% más de carga de trabajo no deja de ser sospechoso.

Unos pocos expedientes mal consignados por error es creíble. Pero un porcentaje tan grande no puede ser atribuido sólo a errores o negligencias.

Es evidente que se ha hecho adrede.

Por supuesto ni se investigará ni se sancionará a los responsables.

-0-0-0-0-

http://confilegal.com/2015/12/30/las-cifras-de-la-primera-inspeccion-al-supremo-y-la-memoria-del-alto-tribunal-no-coinciden/

Las cifras de la primera inspección al Supremo y la memoria del Alto Tribunal no coinciden

Las cifras de la primera inspección al Supremo y la memoria del Alto Tribunal no coinciden

Carlos Berbell
30 diciembre, 2015

Las cifras de la primera inspección al Tribunal Supremo, llevada a cabo por el presidente y el vicepresidente de la institución, Carlos Lesmes y Ángel Juanes, no coinciden con buena parte de las publicadas, el pasado mes de septiembre por el Alto Tribunal, en su Memoria oficial, que fue presentada a Su Majestad el Rey.

La disparidad de cifras, correspondientes a los asuntos ingresados y resueltos durante el año 2014, se extiende a tres de las cinco Salas, lo que es preocupante ya que es la primera inspección de este tipo que se lleva a cabo en los 203 años de historia del Supremo.

La Sala en la que las diferencias son mayores es en la Tercera, de lo Contencioso-Administrativo, la que enjuicia las decisiones del Gobierno y del Consejo General del Poder Judicial.

Las diferencias no pueden ser más dispares. Según el informe de la inspección realizada, el número de asuntos ingresados en 2014 en dicha Sala, fueron de 3.522.

La Memoria del Tribunal Supremo dice que fueron 5.475 asuntos, es decir, 1.953 más.

Dicho de otra manera, un 35,6 por ciento más de asuntos ingresados.

En los asuntos resueltos, las distancias se hacen mayores. El informe de la inspección dice que se resolvieron 3.351 asuntos frente a lo que se afirma en la Memoria, que fija la cifra en 5.872 asuntos, 2.521 más.

Un 42,9 más de asuntos.

Las Salas de lo Penal y de lo Civil también presentan diferencias en sus cifras, que, por lógica, tendrían que ser idénticas, como lo son las de la Sala de lo Social y la de la Sala de lo Militar, como se puede ver en el cuadro que aquí publicamos.

Así, en lo referente al informe de inspección, la Sala de lo Penal tuvo 3.908 asuntos ingresados, 4 más que lo que dice la memoria, 3.904.

Sin embargo, las diferencias se disparan cuando se comparan los asuntos resueltos. Inspección dice que fueron 3.977, 912 más que lo que se puede leer en la Memoria: 3.065.

Una divergencia del 22,9 por ciento. 

La Sala de lo Civil es, de las tres, la que presenta menos disparidades, pero las tiene.

Inspección considera que hubo 9 asuntos ingresados de más que los que reconoce la Memoria: 3.913 frente a 3.904.

Sobre los resueltos, la desigualdad es mayor: 29 más, según la Memoria: 2.947, por una parte, y 2.918, por parte de la inspección.

En cuanto a las Salas Especiales del Tribunal Supremo, la Sala Especial del Artículo 61, el Tribunal de Conflictos de Jurisdicción, la Sala de Conflictos de Jurisdicción y la Sala de Conflictos de la Competencia, las cifras son “clavadas”, salvo en la primera, en la que hay una disonancia de un asunto de más contemplado por el Alto Tribunal.

El objetivo de la inspección llevada a cabo, segun una nota de prensa hecha pública por la Oficina de Comunicación del Tribunal Supremo, era “tener conocimiento ‘extenso y preciso’ de la situación en la que se encuentra actualmente el tribunal, a la vista de las diversas reformas normativas que afectan a su organización” y “evaluar las necesidades del órgano judicial”.

Lo que ha impulsado esta actuación, dicen, es la vocación de transparencia del órgano de gobierno de los jueces para dar cumplimiento a una resolución del Congreso de los Diputados, que en 2013 instó a inspeccionar el “funcionamiento de las distintas Salas del Tribunal Supremo al igual que el resto de los órganos jurisdiccionales”.

El informe dice haber detectado “que en muchas Salas todavía se llevan libros manuales y que las resoluciones finales no se integran en la herramienta de gestión procesal, que permite la confección informática de los libros y el seguimiento del estado de tramitación de los procedimientos; así como que en ocasiones no se expresa de forma clara y concreta la causa del cambio de ponente de un asunto a un magistrado distinto del inicialmente nombrado”.

Sin embargo, este mismo informe no ha detectado la disparidad existente en sus cifras y en las de la Memoria del Tribunal Supremo correspondiente a 2014.

Un detalle que no puede considerarse en absoluto como menor porque son estas cifras las que determinan las decisiones organizativas y de refuerzo que son necesarias en cada momento. Cifras que deberían ser repasadas y para las que debe darse una explicación a la mayor brevedad posible en aras a la transparencia que se enarbola.

NdP_inspección_Tribunal_Supremo

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Deja un comentario