Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Las mujeres, protagonistas del programa de Ahora Madrid

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Lo que nos espera con el totalitarismo feminazi de Podemos.
Privilegios disfrazados de igualdad.
Saqueo de las arcas del Estado a través de subvenciones..
Control y persecución del disidente/opositor.
-o-o-o-o-o-o-

Las mujeres, protagonistas del programa de Ahora Madrid

Montserrat Galcerán feminista, catedrática de filosofía y concejala electa del partido analiza su formación

Montserrat Galcerán

Madrid es una ciudad acogedora, capaz de construir otras posibilidades de convivencia más justas eigualitarias, pero estos años de crisis y estafas la han tratado de manera nefasta. Décadas de protagonismo de los mercados financiero e inmobiliario, han dado un orden a la planificación urbana y socioeconómica de nuestra ciudad claramente interesado; para finalmente acabar exigiendo privatizaciones de servicios públicos y recortes en el gasto social de las políticas municipales.

Este desmantelamiento de políticas y servicios ha provocado un aumento de trabajo en los hogares que fundamentalmente han asumido las mujeres. Además, mantienen un alto índice de desempleo y precariedad laboral, y continuan soportando un elevado número de desahucios. Los asesinatos por violencia machista se han incrementado, como también las órdenes de protección en mujeres muy jóvenes o mayores de 70 años. Mientras tanto, la política municipal ha expresado un claro contenido ideológico, al reducir en casi un 50% el presupuesto dirigido a políticas de igualdad a partir de 2012 y desde entonces apenas ha subido.

Ahora Madrid tiene un compromiso feminista en su programa que no solo identifica las desigualdades de género o marca los espacios de poder y privilegio masculino sino que además proyecta un modelo político y económico que coloca el sostenimiento de la vida de la gente en el centro de las políticas municipales en un sentido amplio. Y quiere hacerlo escuchando las necesidades de todas las mujeres y colectivos LGTBI que viven en él, independientemente de su situación económica y administrativa, edad, sexo, etnia, opción sexual, identidad y capacidad funcional.

Trabajar con un enfoque de equidad de género ha supuesto para el equipo del programa Ahora Madrid abordar la discriminación y desigualdad social del 54% de la población madrileña, atendiendo a la diversidad de sus manifestaciones, sus estructuras de poder y los posibles tránsitos a otros modelos políticos y económicos. Por este motivo, la propuesta feminista de Ahora Madrid se materializa en acciones específicas, medidas estructurales y transversales de difererente rango con el fin de transformar la realidad social, política y económica de las mujeres. Y, dependiendo de cada área del programa, se han articulado un cuerpo de objetivos y líneas de acción, encaminados a la consecución de la corresponsabilidad social en el trabajo de cuidados; al ejercicio pleno de derechos sexuales y reproductivos de las mujeres; al desarrollo efectivo de su participación política municipal y hacia la erradicación de la violencia.

Otras cuestiones al mismo respecto, recogidas en el programa, son la organización de medidas para implicar a las mujeres en el diseño de las políticas municipales madrileñas, su acceso a la organización y distribución de los presupuestos y la firme decisión de esta inicativa municipalista de evaluar dichas políticas con un enfoque de género. Es nuestra intención emprender una acción de rango claramente estructural y transversal.

La participación de las mujeres atraviesa todo el programa, no solamente creando espacios específicos de igualdad en los distritos, en los que puedan organizar encuentros de apoyo mutuo, formaciones culturales o artísticas, sino también órganos de participación política donde discutir, profundizar y elaborar propuestas sobre las necesidades concretas de las mujeres.

En Ahora Madrid ponemos en juego un compromiso real con la igualdad de género cuando buscamos que la política empiece en lo cercano, en estas decisiones que tienen que ver con el día a día, como es el trabajo de cuidados a infancia o a otras personas. Y el hecho de que una mujer deje su empleo uotros proyectos para dedicarse por entero a cuidar la convierte en una persona con una existencia más precarizada económica y socialmente, más invisible, más pobre, con menos posibilidades de volver al empleo y adquirir derechos sociales, con más riesgo de que se resienta su salud mental o física.

Supone una decisión supuestamente individual, que se normaliza pero que, en realidad, es responsabilidad del conjunto de la sociedad.

Pensamos que es necesario comunicar cómo el trabajo de cuidados a las personas funciona como base para la organización social y económica, y es por esto que consideramos imprescindible visibilizarlo y otorgarle el debido reconocimiento, porque es el que sostiene la vida de las personas. Es una cuestión de justicia social que el empleo doméstico cuente con condiciones laborales dignas, con los mismos derechos que el resto de sectores laborales. Con las claúsulas de condiciones sociales y otras medidas se prevé igualar las relaciones en el mundo laboral, tal y como demandan desde hace tiempo los colectivos de trabajadoras de los cuidados al reivindicar que se ratifique el Convenio 189 de la OIT, todavía no ratificado en nuestro país, pero sí en muchos otros.

Un eje fundamental del programa es la lucha contra la violencia machista en todas sus vertientes. En primer lugar, aumentar recursos que realmente ayuden a las víctimas de la violencia de género a rehacer sus vidas. Nos preocupa especialmente la desprotección actual de las y los menores en casos de violencia. Se va a reforzar el sistema de protección, restableciendo una red con todos aquellos organismos, entidades y asociaciones que trabajan en esta materia, proponiendo una atención empoderante y respetuosa con los derechos humanos de las mujeres y de la infancia. Para Ahora Madrid es una situación urgente escuchar cuáles son las necesidades reales de las mujeres y colectivos LGTBI afectados por la violencia machista y organizar un trabajo conjunto con la red de protección y atención a corto, medio y largo plazo.

La prevención de la violencia en la población juvenil es de caracter apremiante para esta candidatura. Se propone una reactivación de los programas formativos municipales en institutos y centros deeducación infantil y primaria con un enfoque de buen trato afectivo, de autodefensa y empoderamiento para las chicas y de trabajo del consentimiento para los chicos.

Otra apuesta clara en nuestro programa en materia de género es la salud. Presentamos propuestas para la atención a todas las personas independientemente de su situación administrativa. El programa también busca fortalecer los Centros de Madrid Salud para que se aborden de manera más amplia dos temas de vital importancia para las mujeres: la salud sexual y reproductiva y la salud mental. Es urgente incluir programas educativos de prevención que paren los altos índices de incidencia del papiloma humano en población joven, así como de orienciación sexual y anticonceptiva. La atención en salud mental municipal es también insuficiente para el grueso de la población dentro de la que las mujeres son las que padecen una mayor tasa de medicalización y consumo de psicofármacos.

Los problemas específicos de soledad, desempleo y sobrecarga de cuidados, entre otros, constituyen factores de riesgo que requieren de una responsabilidad social en las políticas públicas, que apunten a una menor medicalización. Todo esto se vincula a las propuestas de corresponsabilidad social sobre el trabajo de cuidados, a las de apoyo a la dependencia, a las acciones de autocuidado entre mujeres cuidadoras, así como a equipamientos de colectivización de los cuidados, junto con otras de transformación de los espacios urbanos participados.

Finalmente, una medida que restituya parte de nuestro capital simbólico sería derivada de la ejecución de la Ley de Memoria Histórica en nuestra ciudad. Dejar de tener nombres como el Paseo de Muñoz Grandes (ministro franquista) en Carabanchel, por poner un ejemplo, para comenzar arenombrar nuestras calles, avenidas y plazas con nombres de mujeres que supongan un referente de lucha por la igualdad y de la historia de la cultura, el deporte, las ciencias o las artes para nuestras niñas.

Ahora Madrid será un puente para construir entre todas un municipio que sea un hermoso referente para la Historia del feminismo. El principio del tránsito hacia una ciudad más equitativa, más inclusiva, más nuestra, más de todas las personas.

Montserrat Galcerán es feminista, catedrática de filosofía y concejala electa de Ahora Madrid.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Deja un comentario