Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Ley de igualdad

 

Se nos ha vendido a bombo y platillo que la ley de igualdad es buena para el hombre porque establece un permiso de paternidad de 15 días. Permiso que además es intransferible. Tanto si se es hombre como mujer, conviene pararse a pensar y conocer algunos aspectos de esta ley y de cómo va a cambiar el futuro de cada uno de nosotros. Después puede uno juzgar por si mismo.

Debe saber que la ley entiende que únicamente la mujer es discriminada. El hombre nunca es discriminado y por tanto no goza de protección frente a la discriminación (art.1).

Debe saber que la ley entiende que no constituye discriminación destinar a los hombres a realizar las tareas de mayor esfuerzo o más penosas. Los hombres son fuerza de trabajo y como tal se les puede tratar (art.4).

Debe saber que esta ley entiende por “acoso sexual” cualquier comportamiento que “produzca el efecto” de atentar contra la dignidad de una mujer, independientemente del acto o de las intenciones. Ello significa que si, por ejemplo, tiene un tic nervioso y guiña el ojo a una mujer, y ésta se siente ultrajada, está cometiendo acoso. (art.6).

Debe saber que esta ley consagra la discriminación positiva. Ello significa que las mujeres podrán tener preferencia para acceder a puestos de trabajo y privilegios sólo por ser mujeres. Es importante señalar que la discriminación positiva sólo la entiende esta ley hacia la mujer (esto es, no podrán adoptarse medidas favorables ni de discriminación positiva para con los hombres). (art.10).

Debe saber que ante la denuncia de discriminación o acoso, la ley invierte la carga de la prueba, y corresponde al denunciado demostrar su inocencia, y no al denunciante demostrar los hechos. La presunción de inocencia, un principio básico de derecho, queda erradicada por esta ley siguiendo la pauta marcada por la aberrante e inconstitucional Ley integral contra la violencia de género (art.12).

Debe saber que los poderes públicos se van a limitar a potenciar el trabajo y el empresariado femenino. El masculino queda aparcado de momento. (art.13).

Debe saber que los poderes públicos se van a esforzar por dar voz y voto a las asociaciones feministas radicales. Se trata de asociaciones que propugnan el odio y el rechazo al varón. Asociaciones a las que nadie ha votado y que sin embargo están marcando la política de asuntos sociales del actual gobierno. (art.13).

Debe saber que la ley establece que se adoptarán y financiarán de manera sistemática iniciativas destinadas a promover de manera específica la salud de la mujer (art.24). Ello pese a que la esperanza de vida femenina es muy superior a la masculina, pese a que casi el doble de muertes prematuras son masculinas y pese a que las enfermedades femeninas, como el cáncer de mama, reciben casi el doble de fondos públicos que las enfermedades masculinas, como el cáncer de próstata que tienen tasas de mortalidad casi idénticas.

Debe saber que el gobierno va a gastar nuestro dinero en crear programas de formación exclusivos para la mujer en asuntos como internet, informática y sociedad de la información (art.25). Ello pese a que, hasta la fecha, nadie ha encontrado una tienda de informática que discrimine y no venda a mujeres. Empiece a darse cuenta que a los hombres les están encaminando a ser la fuerza de trabajo, mientras que a las mujeres les facilitan ser los miembros intelectuales de las empresas.

Debe saber que, si pertenece a un pueblo o piensa dedicarse a la agricultura y es hombre, no tendrá formación y estará el último a la hora de recibir subvenciones. Tanto éstas como los cursos se reservan prioritariamente a mujeres (art. 26).

Debe saber que las mujeres emigrantes tendrán preferencia sobre los hombres españoles a la hora de acceder a una Vivienda de Protección Oficial de adjudicación directa. Algo que no sucede en ningún país del mundo excepto en España (art. 27).

Debe saber que RTVE se convierte en un instrumento de publicidad de la mujer, y que va a dedicar sus recursos a promover sus bondades y milagros exclusivamente, así como su ascenso a puestos directivos (art.32). Lo mismo se aplica para la agencia EFE.

Si eres hombre, olvídate de ascender: eres fuerza de trabajo, nada más.

Debe saber que la publicidad que use a la mujer de manera ilícita será perseguida y castigada. No sucederá así con la publicidad que trate al hombre como un estúpido, un ignorante o un imbécil (por ejemplo, los anuncios donde se nos dice “por fin podéis hacer dos cosas a la vez, chicos“). Esa publicidad es permisible e incluso divertida para esta ley (art.36).

Debe saber que las políticas de empleo y formación se van a dirigir a mejorar la empleabilidad de las mujeres y su acceso al mercado de trabajo (art.37). Los hombres no tendrán cursos ni subvenciones, y por supuesto, dado que son mulos de carga, su empleabilidad no necesita mejorarse. Una nueva muestra del interés que tiene esta ley en convertir a los hombres en fuerza de trabajo, frente a las mujeres intelectuales.

Debe saber que esta ley permitirá a los sindicatos de su empresa negociar “discriminaciones positivas”. Si es hombre y en su trabajo hay pocas mujeres, empiece a temblar pues sus posibilidades de promoción se verán reducidas por el hecho de ser varón (art.38).

Debe saber que las empresas deberán instruir planes de igualdad para que accedan y promocionen mujeres. Si está en una empresa, debe saber que su promoción no dependerá de su esfuerzo y resultados, sino de su entrepierna y de cuantas mujeres haya por encima de usted (si hay alguna compitiendo con usted por el ascenso, olvídese del mismo). Si va a incorporarse al mundo laboral o le han despedido, las mujeres tendrán preferencia antes que usted para entrar a trabajar en cualquier parte. Sus hijos lo tendrán mucho más complicado a la hora de empezar a trabajar (arts. 41-44).

Debe saber que en el acceso a los puestos de funcionario también podrá observarse que el hecho de ser mujer sea una ventaja. Si es funcionario, tenga claro que el 40% de las plazas de los cursos de formación se reservan a mujeres (el otro 60% son para hombres o mujeres) (arts. 52 y 55).

Debe saber que no se prohíbe la discriminación del hombre a la hora de hacer un seguro de automóvil (si eres hombre es más caro), pero sí se prohíbe la discriminación de una mujer al contratar un seguro médico (art.66). Por ejemplo, a las mujeres en edad fértil se les cobra más por la atención en embarazos.

Debe saber que el 40% de todos los puestos de consejos de dirección de este país quedan reservados a mujeres, y que en los próximos cuatro años sólo se incorporarán mujeres a estos puestos (art.70). Si pensaba ascender, olvídelo. Sin embargo, si en su empresa hay pocas mujeres, felicítalas porque, independientemente de su valía, van a ascenderlas por ley.

Debe saber que se crea, aparte del Instituto de la mujer, un consejo de participación de la mujer, que se encargará de que todo la anteriormente descrito suceda, y de que los hombres se limiten a trabajar y a estarse quietecitos y calladitos (art.73).

Debe saber que se promocionará la atención a la salud laboral de la mujer, aunque más del 90% de los muertos por accidente de trabajo sean hombres. 1 mujer accidentada vale más que 10 hombres según esta ley (Disp. adic.).

Y ahora que sabe todo esto, párese a pensar si 15 días de permiso de paternidad valen la pena por hipotecar su futuro y el de sus hijos. Esto ya no pertenece ni a izquierda ni a derecha. Si cree que lo que ha leído aquí vale la pena, dele difusión. Haga circular este texto entre todas aquellas personas que crea pueden leerlo con la suficiente mente abierta. Sólo unidos los ciudadanos que creemos en la auténtica igualdad y en el respeto, podremos parar esto.

Se puede contrastar todo lo antedicho con el texto del anteproyecto de ley. El texto en:

http://www.rsme.es/comis/mujmat/documentos/02-03-06_LEY_DE_IGUALDAD_ENVIADA_A_CM.pdf

Igualmente puede comprobar el resultado final tanto en el Boletín de las Cortes como en el BOE.

(agradecimiento a Macizo)

El crimen queda consumado tras la publicación en el BOE número 71 de 23 de marzo de 2007. Veamos, por ejemplo, el artículo 13.

Artículo 13. Prueba.

1. De acuerdo con las Leyes procesales, en aquellos procedimientos en los que las alegaciones de la parte actora se fundamenten en actuaciones discriminatorias, por razón de sexo, corresponderá a la persona demandada probar la ausencia de discriminación en las medidas adoptadas y su proporcionalidad.

A los efectos de lo dispuesto en el párrafo anterior, el órgano judicial, a instancia de parte, podrá recabar, si lo estimase útil y pertinente, informe o dictamen de los organismos públicos competentes.

2. Lo establecido en el apartado anterior no será de aplicación a los procesos penales.

Entre las barbaridades jurídicas de la ley está su carácter retroactivo. Sirva de ejemplo la disputa por los títulos nobiliarios, que desde la entrada en vigor de la Constitución de 1978, han venido librando hermanas mayores sin que ninguna instancia judicial les haya dado la razón, incluido el Tribunal Constitucional que alegó no tener competencias por ser cosas de la Casa Real. Pero tras la promulgación de la Ley de igualdad, el Tribunal Supremo ha retirado los títulos nobiliarios con carácter retroactivo a quienes los venían ostentando en favor de la hermana mayor. ¿Debería preocuparse Felipe de Borbón?

La Ley de igualdad engorda aún más la ya muy tupida red de asociaciones feministas, la inmensa mayoría afines al PSOE aunque el PP y los demás partidos no dudan en sumarse al reparto del pastel y crean y mantienen las suyas propias, pero en esta ocasión las introduce en el organigrama de la Administración del Estado pasando a ser quienes desarrollan, controlan, gestionan, fiscalizan y castigan todo lo referente a la Ley. Incluso la vida privada de las personas. Baste como ejemplo la inclusión en el Código Civil, por iniciativa de Margarita Uría del PNV, de la obligación de compartir las tareas domésticas al 50%. ¿Pondrán un policía en cada casa para comprobar el cumplimiento de la ley? Recordemos que Margarita Uría justificó este tipo de medidas para, entre otras cosas, conseguir que la mujer siempre se quede con la vivienda conyugal.

La palabra asociación o asociaciones aparece profusamente en las 35 páginas del BOE en el que se publica la Ley.  Por si no fuese poca la influencia y control que las feministas radicales tenían ya, preparémonos para el desembarco en todos los puestos decisivos y decisorios de la Administración pública de UNAF, Themis, Federación de mujeres separadas y divorciadas, Federación demujeres progresistas, Fundación mujeres, etc.

Como siempre se elaboran estudios e informes carentes del menor rigor, encargados a personas afines, que aportan datos falsos para justificar la necesidad de la Ley. La igualdad es buena para la economía, dice Carmen Martínez Aguayo, Viceconsejera de Economía y Hacienda, en su “Informe de evaluación de impacto de género del Presupuesto de la Comunidad Autónoma de Andalucía”. Como siempre, el dinero público de los Presupuestos Generales del Estado, y su reparto a los afines, está detrás de todas estas medidas.

Por supuesto no se deja cabo alguno sin atar. La Ley de igualdad obliga a las cuotas en la carrera judicial y sobre todo, en los órganos de decisión y control del poder judicial. Se llega al esperpento de que, precisamente en el propio ámbito de la Administración de Justicia, “ante una demanda sobre discriminación por razón de sexo deberá ser el demandado quien pruebe la ausencia de la misma”. El principio de presunción de inocencia nuevamente vulnerado como ya pasó con la Ley integral contra la violencia de género.

El mentir para intentar ocultar lo evidente e insultar a quien se atreve a sacar a la luz las mentiras, es parte de la labor previa a la aprobación de la Ley. Mariví Monteserín, la misma que amenaza a quien saque a la luz los datos reales, nos intenta convencer de que la Ley no establece cuotas para inmediatamente exigir el cumplimiento de las cuotas.

Monteserín considera que Castro comete «errores graves» cuando habla de cuotas «cuando en esta ley no hay cuotas». Asegura que la normativa «redefine el principio de representación la participación equilibrada entre hombres y mujeres».
Sobre el cumplimiento en las listas autonómicas, Monteserín es clara: «Es de obligado e inmediato cumplimiento una vez que está recogido en el BOE».

Siguiendo su costumbre, el feminista radical Rodríguez Zapatero se fotografía con sus secuaces (¿o sus jefas?) en la creencia de ganar votos y enrocarse en el poder. En la foto podemos ver a su izquierda a Ana María Pérez del Campo quien está denunciada en numerosas ocasiones, por sus propias empleadas y por las internas, por maltratar a mujeres y a sus hijos y por malversación de fondos públicos. Lo que no le impide seguir ejerciendo como gurú del movimiento feminista radical sectario.

Pérez del Campo es la misma persona ante quien Rodríguez Zapatero se muestra servil, cediendo a sus peticiones ante toda la prensa:

Durante la intervención de Pérez del Campo, el jefe del Ejecutivo le interrumpió para afirmar “esta misma noche“. “No hagas más esfuerzos, conmigo, no hace falta“, dijo tras el discurso de la feminista en contra de una custodia compartida sin acuerdo de los padres.

No olvidemos que el primer colectivo al que Rodríguez Zapatero recibió tras su llegada a La Moncloa fueron estas falsas feministas cuyo único objetivo es conseguir privilegios, prebendas y dinero de los Presupuestos Generales del Estado. Hemos de preguntarnos quién se saca la foto con quién, si no es una petición de aprobación por parte de Rodríguez Zapatero a las falsas feministas y a qué se debe esta sumisión del presidente del gobierno en particular y de su partido político en general.

No sorprende pues que, a propuesta de Montserrat Comas, Pérez del Campo sea parte del equipo que instruye a los jueces sobre cómo juzgar con perspectiva de género, dando una ponencia para formar a los jueces. Ponencia según la cual los hombres en general y los padres en particular, son maltratadores. En el extremo de su delirio Pérez del Campo sostiene que los padres que piden la custodia lo hacen para maltratar más y mejor a su exesposa y a los hijos.

Con estos méritos, o el chantaje al que somete al partido, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, concede a Pérez del Campo la medalla al trabajo ¿Llevará aparejada esta medalla un premio económico y/o pensión?

Por supuesto no se permite opinión contraria ni que se faciliten datos que demuestre la falsedad de sus postulados. Así se exige a los medios que sean dóciles y oculten los datos que desmontan sus mentiras y que magnifiquen o inventen cuanto ayude a propalar sus mentiras, para lo que se firman protocolos con los medios de comunicación.

La contradicción y el debate están prohibidos y se persigue al disidente/opositor. Al respecto resulta paradigmático el caso de la jueza decana de Barcelona, Dª. María Sanahuja a quien se le viene sometiendo a una campaña de difamación y persecución cuyo máximo exponente es la queja presentada ante el C.G.P.J. en la que se exigia al Consejo que Dª. María Sanahuja no pudiese ejercer como jueza y que se le prohibiese hablar siquiera. Una muestra más del “carácter demócrata e igualitario” de estas falsas feministas. Conviene recordar quienes son estas “adalides” de la libertad, que firman el escrito al C.G.P.J., entre las que se encuentran alguna diputada:

Federación de Asociaciones de Mujeres Separadas y Divorciadas
Presidenta.- Ana Mª Pérez del Campo
Asociación Vivir sin Violencia de Género
Presidenta.- Mª Dolores Aguilar Redorta
Asociación “Consuelo Berges” de Mujeres Separadas y Divorciadas
Presidenta.- Mª Ángeles Ruiz-Tagle Morales
Federación de Mujeres Progresistas
Presidenta.- Enriqueta Chicano
Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas de Valencia
Presidenta.- Pilar Soler
Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas de Barcelona
Presidenta.- Aurelia Jiménez Plaza
Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas de Ourense
Presidenta.- Dolores Alonso Reverter
Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas de Asturias
Presidenta.- Pilar Fernández-Peña
Departamento Confederal de la Mujer USO
Carmen Urrutia
Área de Trabajo Social y Servicios Sociales de la Universidad de Vigo
Celsa Perdiz Álvarez
Responsable de la Mujer de Izquierda Unida de Ourense
Carmen Iglesias Sueiro
Secretaria General de UGT de Ourense
Concepción Camiña Garrido
Responsable de la Secretaría de la Mujer de la Unión Comarcal de CCOO de Ourense
Mª Antonia de la Concepción Rodríguez Nieves
AMECO
Presidenta.- Cristina Pérez Fraga
CELEM
Presidenta.- Marta Ortiz Díaz
Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas de Albacete
Presidenta.- Dolores López Hernández
Asociación Mujeres para la Salud
Presidenta.- Soledad Muruaga
Asociación de Mujeres Opañel
Presidenta.- Elena Álvarez López
Asociación de Mujeres Valdés Siglo XXI
Presidenta.- Aurora Valdés Suárez
Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas de Sevilla
Presidenta.- Carolina Parada Fernández
Asociación de Mujeres Juristas Themis
Presidenta.- Angela Alemany
Secretaría Confederal de CC.OO de Madrid
Carmen Bravo Sueskun
Coordinadora Federación Provincial de Mulleres Progresistas de Ourense
Mª Jesús Boo Montes
Asociación de Mujeres Hypatia de Burgos
Presidenta.- Pilar San Teodoro
Associació d”Assistència a Dones Agredides Sexualment de Catalunya
Presidenta.- Lara Padilla Varela
Consejo de las Mujeres del Municipio de Madrid
Presidenta.- Lourdes Hernández Osorno
Mujeres Vecinales de Madrid
Presidenta.- Juana Sánchez Laguna
Grupo de Mujeres de Carabanchel
Presidenta.- Araceli Granados Formosos
Asociación de Asistencia a Víctimas de Agresiones Sexuales y Malos Tratos de Valladolid
Presidenta.- Rocío Mielgo
Enclave Feminista
Presidenta.-Ángeles Álvarez
Fundación Mujeres
Presidenta.- Elena Valenciano

Como la Ley nacional no da suficiente cobijo a todo el aparato de asociaciones afines, los dirigentes locales se lanzan a la carrera para crear legislación autonómica que de abrigo a tanta subvencionada. En Madrid es Miguel Sebastián quien pide que se cree una Ley de igualdad autonómica para alimentar estómagos agradecidos. Exactamente lo mismo que sucedió con la Ley integral contra la violencia de género que dio lugar a la promulgación de leyes autonómicas contra la violencia de género, por ejemplo las de Galicia y Madrid gobernadas por partidos que, en teoría, defienden postulados bien distintos pero que en estos asuntos están inmersos en una canallesca carrera para ser más feministas que el vecino.

El PP recurre la ley de igualdad pero sólo por el asunto de las listas electorales. El resto de las vulneraciones de la Constitución en las que incurre la Ley no parece preocuparles a los dirigentes del PP. Además presenta el recurso a escondidas como si tuviese vergüenza y/o miedo. Y ello a pesar de que Acebes critica que las leyes de Igualdad y Educación favorecen el modelo de sociedad intervenida que propone Zapatero. Pero no se atreven a defender sus principios en público por miedo a ser tildados de “machistas” tal y como manifestaba la diputada Susana Camarero. Aunque olvidan que en donde gobierna su partido se siguen estas políticas discriminatorias y se subvenciona generosamente a quienes las implantan y gestionan. En cualquier caso, los demás partidos políticos dan por buena la Ley en su integridad y ni se plantean recurrirla ante el Tribunal Constitucional.

El Tribunal Constitucional decidirá si la Ley de Igualdad que pretendía ayudar a la participación de las mujeres termina discriminándolas. El esperpento no conoce límites. El TC revisará la Ley de igualdad no porque discrimine al hombre sino porque discrimina a la mujer.

Las feministas radicales, viendo peligrar su chiringito tras la presentación del recurso ante el Tribunal Constitucional, se manifiestan ante el Congreso de los diputados con la evidente intención de presionar, algunos lo califican de coacción, al poder legislativo. Como tienen por costumbre, enarbolan la mayor de sus mentiras, la perversamente llamada violencia de género. Las manifestaciones delante del Congreso de los diputados rara vez cuentan con la autorización de la Delegación del Gobierno, pero a la cabeza de ésta se encuentra la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pilar Gallego, anterior subdelegada del gobierno y exesposa del ministro de interior. También reciben el apoyo, con foto incluida, del portavoz del PSOE en el Congreso de los diputados, Diego López Garrido, que cuenta en su currículo el ser catedrático de Derecho Constitucional. Los manifestantes presentan un escrito en el registro del Congreso a pesar de estar prohibido por la Constitución Española.

Artículo 77
1. Las Cámaras pueden recibir peticiones individuales y colectivas, siempre por escrito, quedando prohibida la presentación directa por manifestaciones ciudadanas.
2. Las Cámaras pueden remitir al Gobierno las peticiones que reciban. El Gobierno está obligado a explicarse sobre su contenido, siempre que las Cámaras lo exijan.

Como era previsible, la labor de proselitismo y dogmatización no se limita a España sino que incluso se exporta allende nuestras fronteras. El gobierno del PSOE nombra a Mª Aurora Mejía Errasquín, nueva embajadora de la Igualdad de Género.

Siguiendo las directrices de las feministas radicales, nada se dice en la Ley de igualdad sobre la Custodia Compartida tras las separaciones conyugales.

En el mundo empresarial, la Ley no sólo no ha despertado ningún apoyo sino muy al contrario, ha despertado el unánime rechazo. Así, se pide pragmatismo en la Ley de igualdad; apostar por la competitividad y no por el género; las empresas familiares se oponen a la imposición por ley de la cuota femenina; además se recuerda lo que es acoso en el trabajo que poco o nada tiene que ver con lo reflejado en la Ley de igualdad donde, recordemos, se invierte la carga de la prueba vulnerando el principio de presunción de inocencia y la Constitución Española.

Reveladora es la opinión de Isabel Tocino sobre este particular: “Es una norma florero, precisamente, lo que no quieren ser las mujeres“. Basta echar un vistazo a su currículo, entre el que se cuenta el cargo de ministra, y no de cuota, para comprobar que si bien la maternidad es una traba a la carrera profesional de la mujer, no es una puerta cerrada a cal y canto.

Ninguna de estas opiniones de quien conoce la materia es tenida en cuenta por el Gobierno. Más bien al contrario, el ministro de Trabajo, Jesús Caldera, surge cual inquisidor, amenazando con tomar medidas más drásticas a quien no cumpla lo incumplible.

Las feministas radicales se arrogan la representación de todas las mujeres. Nada más alejado de la realidad. Veamos un ejemplo. Las feministas radicales se oponen radicalmente a la Custodia Compartida. La Federación de Asociaciones de mujeres separadas y divorciadas, con Ana María Pérez del Campo a la cabeza, son sus más acérrimas detractoras. Por el contrario, la casi totalidad de la población femenina está a favor de la Custodia Compartida siendo las mujeres separadas quienes más la demandan. ¿A quién representan entonces estas feministas radicales sino a sus propios intereses?

Conviene cotejar tanto las propuestas y el borrador de ley que la asociación de mujeres juristas Themis realiza como el resultado definitivo plasmado en la ley aprobada en el Congreso de los diputados y publicada en el BOE. Al igual que sucedió con la modificación de la Ley del divorcio (ley 15/2005) es fácil apreciar que la tramitación parlamentaria ha servido de poco pues al final se han impuesto las directrices de las feministas radicales con sus serviles lacayos a sus órdenes.

Para sustentar las mentiras en las que se apoya la Ley, las feministas radicales vuelven a su inveterada costumbre de realizar estudios sesgados e informes falsos.

Tomemos como ejemplo el caso de Lorente Acosta. Personaje siniestro que no duda en arrumbar su dignidad y ética por unas cuantas monedas ofreciéndose a realizar cuanta falsedad le sea requerida para dar visos de cientificidad a las reclamaciones de las feministas radicales. Así podemos recordar que para justificar el suicidio de una interna del centro que regenta Pérez del Campo en Coslada, Lorente Acosta se prestó a realizar un estudio, a todas luces con datos falsos, llegando a la conclusión de que las mujeres se suicidan más que los hombres. Cuando la realidad, tanto en España como en el resto del mundo occidental, es justo la contraria. La presentación de este informe se realizó en la Bibllioteca Nacional, dirigida entonces por Rosa Regás, quien pese a ser una de las firmantes del escrito de apoyo a la jueza Dª. María Sanahuja, cedió las instalaciones ante quienes pretendían tener callada a la jueza decana de Barcelona, Dª. María Sanahuja. ¿Por qué Rosa Regás hinca la rodilla y humilla la testuz?

Por supuesto los datos oficiales se manipulan y falsean. Sirva de ejemplo, la manipulación de los datos de suicidio del Instituto Nacional de Estadística.

No queremos terminar sin recordar una más de las mentiras de las feministas radicales, y es que sigue desierto, después de bastantes años, el premio de la Unión de separados y el de la Asociación de padres separados de Extremadura a quien demuestre que a igual trabajo, una mujer cobre menos que un hombre por el hecho de ser mujer. De hecho, incluso el secretario general de CC.OO., Sr. Fidalgo, en el programa de TVE, Los Desayunos de TVE emitido el 10 de octubre de 2007, negó que a igual trabajo la mujer cobre menos. El propio ministro de Trabajo, Caldera, miembro del equipo de gobierno feminista radical de Rodríguez Zapatero, señala que es falso que las mujeres cobren menos que los hombres. “Por el mismo trabajo, hombres y mujeres reciben el mismo salario; el problema radica en que los hombres ocupan los puestos mejor pagados y de mayor responsabilidad” (El País, 12-3-2006). Sólo hay que ver cuántas mujeres están subidas al andamio, picando en la mina, pescando en el Gran Sol embarcadas durante varios meses, etc., y cobrando los pluses de peligrosidad correspondientes.

Con la inestimable colaboración de ©Macizo

o

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Deja un comentario