Como siempre, reclamando privilegios con el falso argumento de estar sufriendo discriminación.

Su solución es que les discriminen “positivamente” a ellos a costa del dinero de los demás.

Reclaman no ser enfermos pero nos obligan a pagarles sus tratamientos “sanitarios”.

La realidad, la naturaleza y la ciencia no son obstáculo para quienes sustentan su ideología en mentiras.

El apoyo institucional viene desde las más altas esferas que son quienes en realidad están fomentando el adoctrinamiento de la opinión pública.

Todo ello es generosamente financiado por grandes empresas.

Este diputado alemán evidencia lo absurdo de las teorías del colectivo.

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es