Los jueces piden que la confesión no sea atenuante en violencia machista

/Los jueces piden que la confesión no sea atenuante en violencia machista
 

Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Los jueces piden que la confesión no sea atenuante en violencia machista 2016-11-06T18:33:10+00:00
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

El titular induce a engaño. No son los jueces sino las feminazis autocalificadas de “expertas” que parasitan el Observatorio de violencia del CGPJ.

Sus conclusiones basadas en los datos que falsean y las recomendaciones que dan para perpetuar la industria del maltrato (y sus propios sueldos) serán tenidas en cuenta cuando se les enjuicie al igual que se juzgó a los nazis.

Estos “expertos” son los que falsean datos y estadísticas.

Estos “expertos” son los que dicen que no hay denuncias falsas.

El “portavoz” de estos delincuentes es Lorente Acosta. Famoso por falsear datos, hacer una autopsia a Cristo, no aprobar una oposición hecha ad hoc para él, etc. Muestra clara de la catadura moral de estas personas y de la nula credibilidad de cuanto dicen.

El autor del artículo tiene un largo historial de propaganda feminazi.

Estos “expertos” son los que acabarán, como los nazis, en su Spandau particular.

-o-o-o-o-

Los jueces piden que la confesión no sea atenuante en violencia machista

El autor de la muerte de su pareja en Alicante en 2013 reconstruye el crimen días después de entregarse a la Guardia Civil. EFE

Ven un “preocupante aumento” de una conducta que se planea antes de cometer el crimen “para beneficiarse” de una rebaja de condena

RAFAEL J. ÁLVAREZ

Madrid

Entregarse a las fuerzas de seguridad y confesar un asesinato de género rebaja la condena, descuenta años de cárcel, atenúa el mal en las cuentas de la Justicia. Pero los especialistas en la violencia machista saben que esa acción forma parte del crimen en sí, que estaba prevista en la planificación de la muerte, algo queno pasa en ningún otro tipo de delito.

Por eso, después de analizar cientos de sentencias a lo largo de los últimos años,el órgano de gobierno de los jueces reclama que la existencia delatenuantedel artículo 21 del Código Penal, o sea, la entrega voluntaria del autor del crimen, sea suprimida en delitos de violencia de género.

El último informe del Grupo de Expertos del Observatorio de Violencia de Género y Doméstica del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) desmenuza las 41 sentencias condenatorias por asesinatos u homicidios de violencia machista y las seis por violencia doméstica de 2014. Y constata un«preocupante incremento» en el porcentaje de la entrega voluntaria del autor del crimen. En concreto, en el 37% de los casos, superior a 2012 y 2013, y «la mayor de los estudios que al efecto se han realizado». «Ello demuestra que el autor se beneficia de este hecho», sostiene el informe del CGPJ.

El documento afirma que «en prácticamente ningún otro tipo delictivo se observan cifras ni aproximadas». De hecho, los autores del informe aseguran que «en ningún caso» de delito de homicidio en el que no exista relación de pareja se da la circunstancia de que se entregue el autor del crimen «mientras que en estos casos, el porcentaje de entrega tras matar a la víctima es exagerado».

Con esos resultados en la mano, el CGPJ argumenta que «las medidas legales a adoptar en la violencia de género y, sobre todo, en los crímenes de género» deben tener un «tratamiento diferenciador».

«Hace 15 años se hablaba de ‘arrepentimiento espontáneo’ y ahora se ha sustituido la entrega voluntaria por la idea de que ‘facilita la investigación’. Ni una cosa ni la otra. No se arrepienten, se entregan porque no se ven delincuentes, porque sabían que lo iban a hacer y porque les reduce la condena. Y no facilita la investigación, porque casi siempre se sabe quién es el autor y se entrega». Lo cuenta Miguel Lorente, forense especializado en violencia machista y miembro del Grupo de Expertos.

Lorente, ex delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, ya cuestionaba la atenuante de confesión o entrega voluntaria hace más de una década, durante las primeras reuniones integrales de especialistas en el fenómeno de la violencia de género. «Si la entrega voluntaria facilita la investigación y sirve como atenuante, cuando un agresor descuartiza a su víctima, la oculta y no se entrega debería considerarse como agravante porque la dificulta. Y eso no pasa. No se amplían las penas. Entregarse no puede resultar ventajoso para el autor cuando es un hecho que se ha planeado, cuando es algo con lo que se contaba antes de cometer el crimen».

Lorente estima que la violencia de género es el único ámbito delictivo en el que la confesión y la entrega del autor de la agresión forman parte de la propia conducta criminal, dos hechos que no están al margen del crimen. «El pensamiento es: ‘La mato y me entrego o me suicido’. Y eso es propio delcrimen moral, que se comete para defender una posición de poder, de no aceptación de la ruptura o de la independencia o igualdad de la pareja, frente al crimen instrumental, que es para obtener algo a cambio. Los asesinos de género no quieren la casa, ni el dinero de sus víctimas».

El informe también subraya que en violencia de género hay más asesinatos y en violencia doméstica, homicidios. Es decir, más «preparación y agresividad» en los crímenes cometidos por hombres.

http://www.elmundo.es/sociedad/2016/07/05/577aa408468aeb41438b45c6.html

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

A %d blogueros les gusta esto: