Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Los juicios de Nuremberg

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Los juicios de Nuremberg

Vista aérea del Palacio de Justicia de Nuremberg, donde el Tribunal Militar Internacional juzgó a 22 oficiales alemanes de alto rango por crímenes de guerra. Nuremberg, Alemania, noviembre de 1945.
— National Archives and Records Administration, College Park, Md.

juicio-de-Nuremberg

Después de la guerra, algunos de quienes eran responsables por los crímenes cometidos durante el Holocausto fueron llevados a juicio. Para realizar los juicios que tuvieron lugar en 1945 y 1946, se eligió Nuremberg en Alemania. Los jueces de las potencias aliadas (Gran Bretaña, Francia, la Unión Soviética y Estados Unidos) presidieron las audiencias de veintidós principales criminales nazis.

Doce prominentes nazis fueron sentenciados a muerte. La mayoría de los acusados admitieron haber cometido los crímenes de los que se les acusaba, aunque la mayoría declaró que sencillamente seguían órdenes de una autoridad superior. Quienes estuvieron involucrados directamente en los asesinatos recibieron las sentencias más severas. Otras personas que desempeñaron papeles clave en el Holocausto, incluidos funcionarios gubernamentales de alto rango y ejecutivos empresariales que utilizaron a los prisioneros de los campos de concentración para realizar trabajos forzados, recibieron sentencias cortas o ningún tipo de castigo.

La autoridad más alta de los nazis, la persona con mayor culpabilidad por el Holocausto, no estaba en los juicios. Adolf Hitler se había suicidado durante los últimos días de la guerra, al igual que lo hicieron varios de sus asistentes más cercanos. Muchos otros criminales nunca fueron a juicio. Algunos huyeron de Alemania al extranjero y varios cientos llegaron a Estados Unidos.

Los juicios a los nazis continuaron en Alemania y en otros países. Simon Wiesenthal, un cazador de nazis, ubicó a Adolf Eichmann en Argentina. Eichmann, que había ayudado en la planificación y la realización de las deportaciones de millones de judíos, fue llevado a juicio a Israel. El testimonio de los cientos de testigos, muchos de ellos sobrevivientes, fue seguido en todo el mundo. Eichmann fue hallado culpable y fue ejecutado en 1962.

FECHAS CLAVES

8 DE AGOSTO DE 1945
SE ANUNCIA EL ESTATUTO DEL TRIBUNAL MILITAR INTERNACIONAL (INTERNATIONAL MILITARY TRIBUNAL, IMT) EN LA CONFERENCIA DE LONDRES
El Tribunal Militar Internacional (IMT) está compuesto por jueces de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y la Unión Soviética. Las principales autoridades nazis serán acusadas y llevadas a juicio en Nuremberg, Alemania, de acuerdo con el Artículo 6 del Estatuto del IMT por los siguientes crímenes: (1) Conspiración para cometer los cargos 2, 3 y 4, que se enumeran aquí; (2) crímenes contra la paz, definidos como la participación en la planificación y la realización de una guerra de agresión violando numerosos tratados internacionales; (3) crímenes de guerra, definidos como violaciones de las reglas de la guerra acordadas internacionalmente; y (4) crímenes contra la humanidad; “a saber, asesinato, exterminio, esclavitud, deportación y otros actos inhumanos cometidos contra cualquier población civil, antes o durante la guerra; o persecución por razones políticas, raciales o religiosas en ejecución de o en conexión con cualquier crimen dentro de la jurisdicción del Tribunal, ya sea que violen o no las leyes nacionales del país donde son perpetrados”.

6 DE OCTUBRE DE 1945
OFICIALES NAZIS DE ALTO RANGO SON ACUSADOS DE CRÍMENES DE GUERRA
Los cuatro fiscales principales del Tribunal Militar Internacional (IMT), Robert H. Jackson (Estados Unidos), Francois de Menthon (Francia), Roman A. Rudenko (Unión Soviética) y Sir Hartley Shawcross (Gran Bretaña), presentan acusaciones contra 24 oficiales nazis de alto rango. Entre los acusados se encuentran Hermann Goering (sucesor designado de Hitler), Rudolf Hess (segundo líder del partido nazi), Joachim von Ribbentrop (ministro de asuntos exteriores), Wilhelm Keitel (jefe de las fuerzas armadas), Wilhelm Frick (ministro del interior), Ernst Kaltenbrunner (jefe de las fuerzas de seguridad), Hans Frank (gobernador general de la Polonia ocupada), Konstantin von Neurath (gobernador de Bohemia y Moravia), Erich Raeder (jefe de la marina), Karl Doenitz (sucesor de Raeder), Alfred Jodl (comando de las fuerzas armadas), Alfred Rosenberg (ministro de los territorios orientales ocupados), Baldur von Schirach (jefe de la Juventud Hitleriana), Julius Streicher (editor antisemita radical nazi), Fritz Sauckel (jefe de asignación de trabajo forzado), Albert Speer (ministro de armamentos) y Arthur Seyss-Inquart (comisionado de los Países Bajos ocupados). Martin Bormann (asistente de Hitler) será juzgado en ausencia.

1 DE OCTUBRE DE 1946
VEREDICTO EN NUREMBERG
El Tribunal Militar Internacional (IMT) anuncia sus veredictos. Impone la sentencia de muerte a 12 acusados (Goering, Ribbentrop, Keitel, Kaltenbrunner, Rosenberg, Frank, Frick, Streicher, Sauckel, Jodl, Seyss­Inquart y Bormann). Tres son sentenciados a cadena perpetua (Hess, el ministro de economía Walther Funk y Raeder). Cuatro reciben sentencias que van desde los 10 a los 20 años (Doenitz, Schirach, Speer y Neurath). El tribunal absuelve a tres de los acusados: Hjalmar Schacht (ministro de economía), Franz von Papen (político alemán que desempeñó un papel importante en la designación de Hitler como canciller) y Hans Fritzsche (jefe de prensa y radio). Las sentencias de muerte se llevan a cabo el 16 de octubre de 1946, con dos excepciones: Goering se suicidó poco antes de la fecha de su ejecución y Bormann continuó desaparecido. Los otros 10 acusados son ahorcados, sus cuerpos cremados y las cenizas depositadas en el río Iser. Los siete principales criminales de guerra sentenciados a reclusión son enviados a la prisión de Spandau en Berlín.

https://www.ushmm.org/outreach/es/article.php?ModuleId=10007722

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Deja un comentario