De como los responsables de los organismos públicos amparan a las mujeres agresoras

//De como los responsables de los organismos públicos amparan a las mujeres agresoras
 

Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

De como los responsables de los organismos públicos amparan a las mujeres agresoras 2016-11-06T18:37:46+00:00
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

De: lasegundasesposas@yahoogroups.com en nombre de XxxxxxXX

[xxxxxxx@yahoo.es] Enviado: domingo, 02 de julio de 2006 19:42
Para: lasegundasesposas@yahoogroups.com
Asunto: [2ª esposas] Quien esté en mi situación, que escriba al defensor del pueblo y a los consejeros de su autonomía.

Estimado Sr:
Con respecto al expediente de referencia, cuyo archivo acaban Vdes. de comunicarme, quisiera plantear las dudas que me asaltan al respecto:
– Con respecto a las sentencias citadas en favor de la discriminación positiva, y dada mi condición de mujer, es decir, de grupo históricamente discriminado, etc…
– Y teniendo en cuenta que he solicitado, desde el año 2002, reiteradamente y por todos los medios a mi alcance, ser atendida, como víctima de violencia doméstica, atención en los centros asesores de la mujer, institutos de la mujer, etc…
– sigo sin entender porqué se desglosa ésta mi petición y mi situación de la de mi marido (que les ruego perdonen no entiendo tampoco: no considero que la histórica disparidad que he sufrido como mujer deba ser pagada por él personalmente en forma de no ser atendido, como víctima de violencia doméstica, en ningún instituto del hombre parejo al de las mujeres, es más, no entiendo porqué no existe un instituto de víctimas y no de sexos -me niego a ser un género: espero que su cultura les permita comprenderme al menos lingüísticamente).
– Como mujer, he solicitado atención, basándome en mi tradicional e histórica disparidad, en los agravios sufridos por todas las de mi sexo y por mí misma, como víctima de violencia doméstica, en los distintos centros asesores de mujeres.
– Como mujer, no he recibido UN SÓLO gesto de atención.
– Como mujer, lo he solicitado para mi marido, hombre. Como hombre, él debe pagar, me dicen incluso Vdes., lo que, como mujer, me han hecho otros hombres: ¿¨Vd., hombre, entre ellos?
Le ruego reabra las actuaciones iniciadas con respecto a que una mujer, la firmante, sin paridad y víctima de mil agravios históricos, lo siga siendo ahora. Le ruego exija me incluyan en los programas de protección a las de mi “raza” (disculpen la licencia sarcástica).
Doy por perdida mi batalla de que mi hijo y mi marido no sean un género, si hasta Vd. me dice que, como violadores de mi paridad, por lo hecho por los otros hombres, deben pagar mi igualdad (eso dicen Vdes.).
´Concentrémonos pues en mi pobre persona, vilipendiada, repudiada y no igualada ni antes ni ahora.
Pues esta mujer-cosa desea que las mujeres de los centros asesores de mujeres la asistan.
Por mujer. Y por víctima. Y eso lo he pedido ya desde el año 2000. Y si me contestan que a mi marido no se le atiende, porque las mujeres hemos sido maltratadas, y sólo a mujeres se atiende, no obvien que he solicitado que se me atienda a mí también (quiero mucho a mi marido, pero me quiero más a mí misma, y jamás he olvidado pedir atención en los centros asesores para MÍ).
Por tanto, que se me atienda a mí entiendo sigue abierto.
En cuanto al escrito de la la Sra. Ramos, quisiera aclarar los siguientes extremos:
– Dñª. Begoña Carballo no sólo solicitó intervención del Centro Asesor de la Mujer de Gijón para su marido. Lo solicitó también para ella misma. Y en ese centro asesor, y no fue en julio de 2004 sinó en 2002, le comunicaron que “puesto que la agresora era una mujer, Begoña Carballo, como mujer, no entraba en su programa”.
– Si este centro promociona la igualdad entre mujeres y hombres y yo soy una mujer… porqué no me promocionan a mí?
– En el 2002, los centros asesores de la mujer asesorab an en materia de situación de violencia DOMÉSTICA. Ahora, con la ley de violencia de Género, lo hacen en cuestión de violencia DE GÉNERO. Pero en el 2002, Sra. RAmos, no existía esta Ley, que sería la primera retroactiva en la historia de nuestra legislación si cada consejera de turno hiciese lo propio en función de sus intereses personales, como es el caso.
La Ley Orgánica es del 2004. Mi petición es del 2002 (revise sus expedientes: algo falla en sus registros de entrada, si bien no en mis copiadoras). Haber obviado cumplir la ley entre el 2002 y el 2004 para, en el 2004, con la nueva ley a favor de sus interpretaciones, decirme que se actuó correctamente es, cuando menos…. deshonesto.
– La violencia que me afecta está producida por una persona con relación sentimental con mi familia. Que esa persona sea una mujer… ¿cambia las cosas? ¿Les dirán lo mismo a las lesbianas, cuando pidan ayuda a sus centros asesores? No será violencia de género, sinó doméstica (es decir, como antes del 2004, y por tanto, será una “riña entre mujerzuelas”?
– Sí he sufrido una situación de desamparo. Soy una mujer víctima de violencia doméstica cuando no había ley que ponía sexo a los agresores, pero no fui amparada por centro alguno, como pobre sexo indefenso y víctima e históricamente denostado. He sufrido desamparo mientras no existió esa ley, que sus centros asesores aplicaron antes de tiempo y ahora retrotraen.
– La atención a víctimas de delitos violentos no ha sido suficiente para las mujeres víctimas de violencia de género. Por ello, Vd. anticipó la aplicación, en dos años en mi caso, de una ley de su gobierno. Pero tiene el arrojo de decirme que debe ser suficiente para mi marido y para mí? BAsándose en qué, Sra. Ramos?
– Una consejera de su rango y/o cualificación debería tal vez conocer que las Oficinas de Atención a las víctimas de delitos atienden a las víctimas en función de un baremo económico de percepciones de la unidad familiar, o considera legítimo que deba dárselo a conocer una desigual víctima histórica y presente como quien suscribe, Sra.?
– Una consejera de su rango y/o cualificación debería conocer que en sus centros asesores de la mujer no solicitan en modo alguno conocer los ingresos económicos de las mujeres a las que atienden gratuitamente, o sigue considerando legítimo que deba dárselo a conocer una desigual víctima histórica y presente (y con efectos retroactivos-menudo honor!!- como quien suscribe, Sra.?
– En su punto tercero Vd. dice que de mis numerosos escritos (es una crítica Sra?) sobre la situación de mi marido… ¿es amnesia o dislexia la que la lleva a obviar que hablé de MI situación también? Que exigí que ME atendiesen a MÏ también? O son efectos retroactivos también, Sra.? ¿Debo tal vez solicitarle permiso para seguir enviándole más “numerosos” escritos? Afirma que, dado que he conseguido orden de alejamiento y condena, no ha habido discriminación. Y mi pregunta es: si de 22 denuncias he conseguido sólo 3 juicios; de esos 3, sólo 2 condenas. Si la orden de alejamiento ya no está en vigor (ya sé: es que no hay peligro: para Vd. no, Sra., eso no lo dudo), si la condena a mi agresora es civil y de una pequeña indemnización al juzgado y si la de mi marido es penal y con cárcel… dígame Sra… ¿Sigue considerando que no estoy siendo discriminada? Que mi agresora pague 10 euros por día al juzgado por las agresiones a mi marido o a mi hijo, o a mí misma, como ha sido el caso, cuando si las agresiones fuesen de mi marido hacia ella, mi marido estaría en la cárcel (sean las agresiones ciertas o no: basta la palabra de ella para que él sea encarcelado preventivamente)… dígame… es o no discriminarme A MÍ? (no voy a hablarle de discriminar a mi marido, puesto que parece ser que cada vez que pongo esta palabra, Vd. deja de leer que hablé de mí previamente… como pone 2004 en el registro de 2002… sinceramente, Sra., en una empresa privada, no duraba Vd. dos días como contratada.. claro que se me/le olvida a veces que Vd., contratada no está…. ).
– Es capaz de desconocer Vd., con su cualificación, que la orden de alejamiento la dictó un juez a instancias del ministerio de asuntos sociales, por vía de urgencia, dado que mis múltiples requerimientos ante los juzgados oportunos no me llevaban más que a encontrarme con el mismo silencio administrativo que el suyo, Sra., con su cómoda vida facilitada por mis impuestos?
– Lo dicho, Sra…. en una empresa privada… ni dos días…
Por tanto, reitero ante Vd. (qué remedio), que SOLICITO SER ATENDIDA, COMO MUJER VÍCTIMA DE VIOLENCIA DOMÉSTICA, EN SUS INSTITUTOS Y CENTROS DE LA MUJER.
– Que SOLICITO QUE MI MARIDO Y MI HIJO, QUIENES NO HAN HUMILLADO, NI VEJADO, NI MALTRATADO, PESE A TENER EL SEXO MASCULINO A NINGUNA MUJER Y SON, SIN EMBARGO, AGREDIDOS POR UNA, SEAN ATENDIDOS PSICOLÓGICA Y LEGALMENTE EN UN CENTRO HOMÓLOGO AL DE LA MUJER.
EN LAS MISMAS CONDICIONES Y CON LOS MISMOS REQUISITOS QUE UNA MUJER VÍCTIMA DE UN HOMBRE.
POR LA IGUALDAD. POR LA JUSTICIA. Y SOBRE TODO, POR LA DIGNIDAD.
Fdo.: Xxxxxx Xxxxxxxx

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

A %d blogueros les gusta esto: