Servicios sociales

Inicio/Servicios sociales
 

Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Servicios sociales 2017-01-15T13:15:17+00:00

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

servicios sociales

Servicios sociales o como raptar menores legalmente

Una vez más los hechos demuestran que la perversamente llamada “violencia de género” no es sino una excusa creada para alimentar la “industria del maltrato”.

Por su evidente interés les reproducimos a continuación el correo electrónico que hemos recibido de la Asociación de víctimas de irregularidades de Bienestar y Familia.

Resulta elocuente lo que en el mismo se narra que no es sino una muestra más del inmenso negocio que representa la “industria del maltrato”. Industria creada alrededor de las separaciones y divorcios y que desarrolla tentáculos nuevos cada día, buscando nuevos “nichos de mercado”, justificando la creación de puestos de trabajo innecesarios y el reparto de generosas subvenciones procedentes de los Presupuestos Generales del Estado.

No olvidemos que si bien lo que se narra a continuación se refiere a Cataluña, estos hechos se dan en toda España, siendo la Junta de Andalucía, y sus “servicios sociales”, la que ostenta el triste y canallesco record de retirada de custodias a padres sin motivo alguno que lo explique salvo el justificar la existencia del entramado de organismos, sociedades, asociaciones, observatorios, comisiones, etc., que dan “empleo” a personas afines.

Quizás el caso más paradigmático sea el de la mujer sevillana que ha fallecido sin que sea indemnizada pues los propios “maltratadores” llevan años impidiéndolo usando los servicios jurídicos del Estado en vez de pagarse los abogados de su bolsillo.

-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-

ASSOCIACIÓ VICTIMAS IRREGULARIDADES BENESTAR I FAMILIA

Esta asociación ha nacido con la finalidad de apoyar y dar calor humano a todas las personas, que sufren las consecuencias del mal funcionamiento del “sistema de Infancia” que tenemos en la actualidad.

Estamos agrupados: niños tutelados por la administración que han crecido en centros y que pueden opinar aún no siendo mayores de edad (15, 16 y 17 años), familias biológicas (padres, abuelos), familias de acogida (engañadas y utilizadas por la administración), incluso trabajadores de los centros de acogida y CRAEs que viven día a día el trato que reciben tanto las familias biológicas como los niños y que tiene que callar por miedo a perder su puesto de trabajo.

Todos hemos llorado mucho, de rabia e impotencia. Nos chantajean utilizando a los niños, nos amenazan con las retiradas de los menores de nuestro hogar. Nos hemos entrevistado de manera individual con “los jefes de todos los departamentos que nos han querido recibir (que son pocos) EAIA, ICIF, ICAA, DGAIA”, no hemos obtenido resultados, por este motivo hemos decidido crear una Asociación. La Administración somos todos, por lo tanto todos somos responsables de lo que está ocurriendo.

El Defensor del Pueblo está al corriente de todo lo que sucede, para él tampoco es fácil conseguir que desde el departamento de Bienestar se le entreguen los informes de las familias en los plazos establecidos. La Sindica en Catalunya publica: “un 70 % de los casos en los que trabajan los Equipos de Atención a la Infancia finalizan con Tutelas administrativas”. Esto es un fracaso. Sabéis que es un 70 % ¡!!!! En los centros solo hay un 1% de niños maltratados, y el resto ¿De dónde salen? Si los centros están llenos.

En teoría los EAIAs se crearon para ayudar a las familias con problemas. En la práctica no se ayuda a ninguna familia. Sólo se retiran niños.

Cuando una familia acude a una asistenta social para pedir cualquier tipo de ayuda, hoy por hoy corre el gran peligro de quedarse sin sus hijos. Somos conscientes de que es duro lo que decimos, pero lo realmente duro es que esté sucediendo.

El precio que van a tener que pagar estas familias por solicitar ayuda a la Asistenta social, es dejarla entrar en su casa, en su intimidad, en su familia, en su vida de pareja, lo escudriñan todo. Investigan a la pareja (marido) incluso en su trabajo, se hacen amigas poco a poco y lo van apuntando todo en su libreta incluso cosas que han podido ocurrirte de pequeñita o hace diez años, toda esta información que se les facilita de buena fe, con el tiempo la usarán contra la propia familia para “robarles los niños”.

El informe “completito” los derivarán al EAIA quien comenzará hacer sus valoraciones, la máquina se pone en funcionamiento, empiezan a aparecer “una referente” “una psicóloga” y toda la amalgama de trabajadoras sociales que lo único que harán es confundirlo y liarlo todo. Empiezan las entrevistas semanales, reuniones y más reuniones. La familia no entiende que está pasando, hasta que un día les dicen que: han valorado que lo mejor para los niños es una retirada provisional. Los papás no entienden nada, empieza “la locura” de unos padres a los que están a punto de arrebatarles a sus hijos. Si no los entregan voluntariamente, la policía, armada hasta los dientes se presentarán en su casa de noche para llevarse a los niños. Harán alusiones a la denuncia de un vecino, que no llegarán a ver nunca. Al día siguiente la desesperación se apoderará de esos padres, el dolor es tan grande que harán y firmarán lo que les pongan delante con la promesa de ver a sus hijos, hijos que no verán porque los “técnicos” valorarán que están muy nerviosos para ver a sus hijos y que se tienen que tranquilizar. Pasarán muchos días hasta que el “súpertécnico” valore que ya pueden ver a los niños durante una hora y con un “técnico” delante. Pero los niños pobrecitos no comprenderán nada de lo que está sucediendo, sólo verán que los papás se irán y los dejan en el centro. Esta sensación de abandono les acompañará el resto de su vida.

Los padres que tienen recursos o los pueden conseguir (que son pocos) buscarán un abogado. El abogado tampoco entenderá nada de lo que sucede ya que son muy pocos los que saben como funciona el sistema. Primero les dirá a los padres, que no se preocupen, que es un error, pero el caso se irá complicando y “el error” durará meses y tal vez años.

Si el EAIA dice en su informe que no tienes vivienda, ya puedes mostrar la escritura, la hipoteca, recibos de agua, etc. Entonces te dirán que los niños tienen una dependencia de la madre que no es buena para su desarrollo, o que es hiperactivo, o que es retraído, o.., o…, o…

Este protocolo de actuación corresponde a muchos de los casos de retirada de niños de sus familias.

El trato que reciben las familias de acogida no tiene desperdicio. Cuando accedes al mundo del Acogimiento, lo haces por diversos motivos (cada uno tiene el suyo) pero todos tienen en común, que saben lo que necesita un niño y lo que se merece. AMOR. Después de tomar la decisión de realizar un acogimiento, empezarán una serie de entrevistas con las correspondientes asistentas sociales, psicóloga y educadora infantil, “curso de padres” etc…. estos trámites pueden durar 9 meses (como un parto). Reuniones y más reuniones, hurgan en lo más profundo de la persona, la familia, la pareja, hijos etc. Finalmente te declaran “familia idónea” (pero no te dan nada por escrito), en ese momento ya sólo tienes que esperar a que haya un niño que reúna “el perfil” que deciden que puedes tener. Mientras, los centros están llenos.

Tenemos varios tipos de acogimiento: Acogimiento simple en familia extensa (abuelos, tíos, primos, hermanos) que puede ser de corta o larga duración; acogimiento simple en familia ajena (es decir que no tienes ningún tipo de parentesco con el menor) estos también pueden ser de corta o larga duración; acogimiento de urgencia y diagnóstico (normalmente son bebés) se deberían de tener unos tres meses, máximo seis (en realidad duran 8, 12 ó 16 meses).

No hay ningún tipo de normativa en el Acogimiento, aunque los técnicos se llenan la boca hablando de su “normativa” para tener razón en lo que digan, en realidad no existe. Actúan como les da la gana y nadie los controla. Si valoran que hay que conocer a la familia biológica, tienes que hacerlo, si valoran que no, pues no puedes hacerlo. Como nos mantienen alejados de las familias de los niños, nos cuentan lo que quieren. Casos en los que familias de acogida han solicitado quedarse con el niño y no se lo han permitido, mientras a la familia del niño le dicen que no lo quieren que ya están a punto de recibir otro niño. Todo esto se ha ido descubriendo cuando las familias de acogida se han saltado la “normativa inexistente” y han establecido contacto con la familia del niño. Los calendarios de visita de los niños con sus padres que se da a las familias de acogida, en muchos casos no se respetan. Acogedores con el pequeño, han conducido más de cien kilómetros y el técnico no se ha presentado, debes conducir otra vez de vuelta a casa sin que los pobres niños hayan visto a sus papás ni los papás a sus hijos, sin ningún tipo de explicación. Bebés que se pasan más de 3 meses sin que nadie de la administración realice ningún tipo de control.

Cuando unos acogedores realizan un escrito quejándose de cómo funcionan las cosas a la ICIF o al ICAA, no tardarán mucho a retirarle el niño en acogida. Pasará a ser “persona non grata”. El retorno de un menor lo comunican por teléfono como si fuera un libro de una biblioteca. Pueden pasar muchos meses hasta que no recibes un escrito diciendo que el menor ya no vive en acogimiento en tu casa, en ocasiones no se llega a recibir nunca. Un centro de 15 niños justifica 35 puestos de trabajo. Los centros están llenos y paradójicamente son muchas las familias de acogida que están esperando un niño.

A los trabajadores de los centros se les prohíbe mantener ningún tipo de contacto con los niños que van a una familia de acogida, o que regresan con su familia. Los niños lo viven como otro abandono más. El abandono en su vida será una constante.

Todas estas cosas ocurren porque nadie se sienta a hablar de el tema. Ni políticos, ni responsables, ni prensa habla de la infancia tutelada y así no se solucionará nada. Todos son conscientes de cómo funciona el sistema pero todos callan.

No nos engañemos. La teoria es muy buena pero la realidad no es la misma.

La familia que ingenuamente solicita una ayuda a una asistenta social se expone literalmente a que le roben sus hijos y hablo por experiencia.

Yo ni siquiera pedi una ayuda económica sólo pedí que me ayudaran para ir a la compra mientras arreglaban el ascensor de mi casa.

Vivo en un cuarto piso y mis hijos tenian 9 meses (josemi) y 2 añitos (Alba).

Me resultaba dificil subir cuatro pisos con los niños, el carrito de dos y la compra y la asistenta social se habia ofrecido a ayudarme (segun ellas estan para eso) !HIPOCRITA MENTIROSA!

A raiz de meter una mujer mandada por la asistenta social en mi casa que falsamente se ganó mi confianza elaboraron un informe ilógico y sin un ápice3 de verdad donde transformaban un pequeño roce con mi marido (como los hay en todas las parejas) en un ambiente dañino para mis hijos, el hecho de no llevar a la guarderia a mi hija por consejo de la neumóloga que me dijo que al ser prematura me exponia a que cada dos por tres estubiera enferma y que esperara al que cumpliera los tres añitos lo transformaron en ese informe en un descuido por parte de la madre de la educación de su hija, una mota de polvo encima del televisor o el desorden lógico de los juguetes de mis hijos lo transformaron en una casa antihigienica, al hecho de que esa mujer viniera a mi casa cara ayudarme a empujar un carrito (sin dar ni golpe en nada más y encima viniendo media hora tarde cada dia) lo describieron como que me sustituia en las labores de madre, etc, etc, etc.

En la asociación asovibif hay muchas madres que para quitarles a sus hijos las han acusado de que tener hijos (cuando son más de dos) es síntoma de transtorno mental.

A mi por el hecho de que mi hija despues de que me la arrancaran de mi lado dejara de comer por la angustia y se quedara calva por la desesperación me acusaron de que laq culpa era mia por no haberla llevado a la guarderia antes de los dos añitos cosa que segun ellos era lo que hacia que mi niña no estubiera acostumbrada a vivir en comunidad.

¿Qué lógica tiene eso?

La única lógica que hay es el dinero que generan las retiradas injustas de los niños a los padres.

Si no hay niños no hay centros ni razón de ser de los puestos de trabajo generados con las retiradas.

En este podrido mundo todo es dinero. Estan destruyendo las familias impunemente para el beneficio de unos cuantos.

Los centros son campos de concentración para niños los cuales quedan sin derechos ya que al retirar la custodia a los padres estos no puden hacer nada por defenderlos.

Podria seguir escribiendo pero hasta el ordenador que era mi arma para exzpresarme me lo han boicoteado y actualmente tengo que escribir desde un locutorio.

Lean mi blog de la coctelera. Sólo tienen que buscarlo por judith serra estrela en un enlace de mi blog aparece una web que me estan elaborando desde Vascongadas ya que en Cataluña la Generalitat me ha amenazado con tomar acciones legales si publico un sólo informe médico de mi hija.

Yo sólo demuestro con esos informes que ellos mienten descaradamente y que existe prevaricación por eso quieren evitar su publicación.

 

asovibif@telefonica.net

-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-º-

Recordemos el caso paradigmático de la niña Alba de Barcelona en el que la negligencia, incompetencia y directrices dogmáticas del personal de estos “servicios sociales” han contribuido de manera más que notable al desenlace que padece la niña. Para rizar el rizo, la niña ha sido puesta bajo la custodia de los servicios sociales. Esto es, las mismas personas que han contribuido a la situación de la niña son quienes se arrogan la custodia y niegan al padre hasta las visitas. La zorra cuidando de las gallinas. Y siempre con el consabido remoquete: “Por el bien superior del menor”.

No olvidemos que el Estado fracasa estrepitosamente a la hora “criar” a los niños a los que acoge en sus centros, buena parte de ellos, en manos de particulares que aplican criterios distintos a los de los padres pese a que el sentido común y la Constitución Española establecen que la educación de los hijos es cosa de los padres y de nadie más, incluido el Estado.

Los niños son apartados de sus padres incluso por el simple hecho de estar en el paro.

Si el Estado fracasa aún más que los padres a los que “secuestra” sus hijos, ¿no sería más sensato, barato y eficiente, ayudar a los padres en vez de quitarles los niños?

Si mantener a un niño en un centro de acogida cuesta al erario público 3.000 euros al mes, ¿no será más rentable y barato ayudar a los padres en vez de retirarles a sus hijos?

Supremo confirma adopción menor a pesar de que se vulneraron derechos padres 14-01-2017
Polvorín en los centros de menores tutelados por la Generalitat 08-01-2017
La madre del niño preadoptado: ‘Ni bebo ni me drogo. Me quitaron a mi hijo’ 14-09-2016
La Junta de Andalucía me quitó a mi hijo por denuncias falsas de maltrato 23-02-2016
Fiscal de menores visita centro de acogida para menores
Retiran la tutela de sus hijos a dos familias por la obesidad de los niños
12-07-2012
La Generalitat impide desde 2008 que un niño vea a sus dos hermanastros
26-12-2011
Polémica por la retirada de un bebé a su madre, una inmigrante
08-06-2011
Sara Sánchez. Partieron mi vida por la mitad siendo una niña y eso me lo van a pagar
09-03-2010
La Xunta retira la custodia de un niño con sobrepeso a sus padres
30-10-2009
Unos gemelos separados al nacer se casaron sin saber que eran hermanos
11-01-2008
Retiran a sus abuelos la custodia de un niño asturiano de 10 años que pesaba cien kilos
31-03-2007

o

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Deje su comentario

15 visitantes conectados ahora
4 visitantes, 11 bots, 0 miembros
A %d blogueros les gusta esto: