Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Sustracción internacional de menores

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Cada año se producen cientos de sustracciones de menores. La mayor facilidad para viajar y el consiguiente aumento de matrimonios entre personas de distintas nacionalidades ha dado lugar a un aumento considerable de los casos. En la mayoría de las ocasiones son las madres quienes cometen este delito. Si bien en estos casos se saca al niño de las fronteras del país, recordemos que en la mayoría de las ocasiones no hace falta “exiliarse”. Simplemente basta la oposición de la madre basada en su convencimiento de que el hijo es de su propiedad. Esto es, lo que su cede en la inmensa mayoría de los divorcios.

El Código Penal castiga estos hechos.

Artículo 225 bis.

1. El progenitor que sin causa justificada para ello sustrajere a su hijo menor será castigado con la pena de prisión de dos a cuatro años e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de patria potestad por tiempo de cuatro a diez años.

2. A los efectos de este artículo, se considera sustracción:

1.º El traslado de un menor de su lugar de residencia sin consentimiento del progenitor con quien conviva habitualmente o de las personas o instituciones a las cuales estuviese confiada su guarda o custodia.

2.º La retención de un menor incumpliendo gravemente el deber establecido por resolución judicial o administrativa.

3. Cuando el menor sea trasladado fuera de España o fuese exigida alguna condición para su restitución la pena señalada en el apartado 1 se impondrá en su mitad superior.

4. Cuando el sustractor haya comunicado el lugar de estancia al otro progenitor o a quien corresponda legalmente su cuidado dentro de las veinticuatro horas siguientes a la sustracción con el compromiso de devolución inmediata que efectivamente lleve a cabo, o la ausencia no hubiere sido superior a dicho plazo de veinticuatro horas, quedará exento de pena.

Si la restitución la hiciere, sin la comunicación a que se refiere el párrafo anterior, dentro de los quince días siguientes a la sustracción, le será impuesta la pena de prisión de seis meses a dos años.

Estos plazos se computarán desde la fecha de la denuncia de la sustracción.

5. Las penas señaladas en este artículo se impondrán igualmente a los ascendientes del menor y a los parientes del progenitor hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad que incurran en las conductas anteriormente descritas.

El Código Penal de 1995 cambió la calificación de delito a falta. Esto es, una simple sanción económica. Volviendo a ser delito en 2003.

Con los controles aduaneros actuales y con la falta de autorización de ambos progenitores no se entiende que sigan produciéndose estos “secuestros“. Más aún estando en vigor el Convenio de La Haya sobre sustracción internacional de menores.

Salvo por la desidia y negligencia de algunos jueces que dictan sentencias en contra del sentido común y de la legislación.

El Tribunal Constitucional rechaza el recurso de Juana Rivas por estar fuera de plazo 16-08-2017
Desmontando a Vanessa Skewes, la presunta víctima machista 01-06-2017
Quitan dos hijos a una madre para que vuelvan a Chile con el padre 28-04-2017
Giorgio Aresu recupera a su hijo tras un supuesto secuestro que ha durado cinco años 28-04-2017
Caso Ana Serrot 11-09-2013
Caso María José Carrascosa 02-09-2005

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Deja un comentario