Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

 

“Hay una crisis de la masculinidad porque se culpa a los hombres por el mero hecho de serlo”

 

Una entrevista de Cayetana Álvarez de Toledo – Jordan B. Peterson

“Hay una crisis de la masculinidad porque se culpa a los hombres por el mero hecho de serlo”

EFE

12 febrero 2018

Lo llaman “el intelectual más odiado por la izquierda”, pero es mucho más que eso. Este psicólogo clínico canadiense se ha convertido en una figura de culto entre los ‘millenials’, sobre todo masculinos. Su reciente libro, ‘Doce reglas para la vida’, es un tratado de la responsabilidad frente a la cultura del victimismo. Y arrasa en ventas.

Dalí dijo que “los crustáceos son duros por fuera y blandos por dentro; o sea, lo contrario de los hombres”. Usted también compara a los hombres con las langostas.

La izquierda posmoderna y sus guerreras feministas han logrado imponer la idea de que la jerarquía es una construcción social del malvado y corrupto patriarcado occidental. Sepultan la biología bajo su ideología. Niegan la naturaleza para culpar al varón. Es absurdo. Sus ideas no tienen base fáctica alguna. La Biología evolutiva y la Neurociencia demuestran que las jerarquías son increíblemente antiguas. Más que los árboles.

Tanto como las langostas.

Para una langosta, un dinosaurio es un nuevo rico que llegó y, puf, desapareció. Ya hace 350 millones de años las langostas vivían en jerarquías. Su sistema nervioso hace que aspiren a un estatus elevado. Los machos tratan de controlar el territorio y las hembras de seducir a los machos más fuertes y exitosos. Es una estrategia inteligente, que utilizan las hembras de distintas especies, incluida la humana.

Somos blandas por fuera y duras por dentro…

¿Son machistas las langostas? Existe un hilo de continuidad entre las estructuras sociales de los animales y los humanos. Nuestro cerebro tiene un mecanismo que opera a base de serotonina: cuanto más elevada nuestra posición en el grupo, emociones más positivas. Las langostas tienen el mismo mecanismo. Pruebe a darle un Prozac a una langosta deprimida por una derrota: se pondrá como Clint Eastwood y volverá a la pelea.

¿De dónde viene la idea de la jerarquía como pura construcción social?

En parte, del pensamiento de la Ilustración. A muchos intelectuales y filósofos les cuesta asumir las lecciones de la Biología evolutiva: descubrir lo mucho que tenemos en común con los animales, que no todo es cultura o razón… Les escandaliza profundamente. Y se entiende. La revelación de que un antidepresivo funciona a lo largo de la cadena evolutiva sacude nuestra visión del hombre.

Usted señala sobre todo a la izquierda.

La izquierda en general considera que las jerarquías son malas. Es normal: las jerarquías producen ganadores y perdedores. Y ser un perdedor o convivir con perdedores -gente que lucha pero malvive- es existencialmente doloroso. Además está demostrado que el exceso de desigualdad genera sociedades inestables. La izquierda tiene derecho a preocuparse. A lo que no tiene derecho -porque es científicamente falso- es a culpar de la desigualdad al capitalismo, a Occidente o al presunto patriarcado. Ocurre también con la riqueza. Dicen: es injusto que la riqueza se distribuya de forma desproporcionada y que pocas personas acumulen la mayor parte.

Lo cual es verdad.

Pero no es culpa de nadie. Es un fenómeno enraizado en la naturaleza: los que más tienen, más acumulan. Se ve en el tamaño de las ciudades. En las masas de estrellas. En la altura de árboles. Ahora hay unos señores que se hacen llamar “econofísicos”. Estudian la Economía a partir de las leyes de la Física. Y han descubierto cosas fascinantes: las mismas leyes que rigen la distribución del gas en el vacío rigen la distribución del dinero en la economía. El problema de la desigualdad no tiene una explicación simple. Las cosas son complejas. Y la izquierda debe asumir esa complejidad y, a partir de ahí, iniciar una profunda renovación intelectual. La izquierda de hoy es tan previsible. Está tan obsesionada con la identidad, la raza, el género, la victimización… Lleva más de 30 años de retraso intelectual…

Desde que Derrida dijo: la verdad no existe, todo es interpretación.

La constatación del fracaso del comunismo, de su criminalidad estructural, fue un shock para la izquierda.

Archipiélago Gulag es su libro de cabecera.

Sí, después de Solzhenitsyn ni los más dogmáticos, ¡ni los intelectuales franceses!, pudieron seguir justificando el comunismo. ¿Qué hicieron entonces Derrida y los posmodernos? Una maniobra tramposa y brillante. Sustituyeron el foco del debate: de la lucha de clases a la lucha de identidades.

En la que seguimos enredados.

La premisa de los posmodernos era correcta: el mundo está sujeto a un número infinito de interpretaciones. Pero variedad no denota viabilidad. Lo corroboran a diario la Psicología del desarrollo, la Biología evolutiva, la teoría del juego, el estudio comparado de humanos y animales… hay infinitas interpretaciones potenciales, pero muy pocas interpretaciones viables.

Un ejemplo.

Vaya al Smithsonian Museum en Washington. Verá expuestos cientos de esqueletos de mamíferos. Son todos increíblemente parecidos. Las extremidades varían de longitud, pero el plan básico del cuerpo no ha variado. Lleva así decenas de millones de años porque no hay tantas configuraciones que funcionen. Y cuando una funciona, se conserva. Lo mismo ocurre con la jerarquía: es la solución evolutiva al problema de que muchos elementos del mismo tipo de una cosa convivan en un mismo lugar. Y hasta ahora no hemos dado con una alternativa. Si los posmodernos tuvieran razón, habría cientos de formas distintas de organizarse socialmente. Y no las hay.

¿Y qué sentido tiene negar la naturaleza?

Los posmodernos son tercamente ideológicos: fijan un axioma, que puede ser válido, y luego lo aplican indiscriminadamente hasta invalidarlo. Foucault, por ejemplo: todo lo explica en función del poder. No acepta la multicausalidad. El sexo, el hambre, el calor, estatus, el juego, la exploración, la esperanza, el dolor… También influyen.

Pero insisto: ¿por qué negar la biología?

Por política. En el fondo, la obsesión de los posmodernos con el poder y las relaciones de dominio refleja sus ansias de poder y su afán de dominio. Niegan la biología porque la biología desmiente su idea de que las personas son de plastilina. Y ellos las quieren de plastilina para poder moldearlas. La existencia de la naturaleza imposibilita la ingeniería social.

Se intentó en el Siglo XX.

Auschwitz. El Gulag. No podemos percibir el mundo sin una jerarquía ética. Lo demuestran la Psicología y la Biología, y lo saben hasta los ateos. Necesitamos un orden. Sin orden se impone el vacío ético y moral. El relativismo absoluto. El caos.

Hablemos del caos. Sus vídeos y conferencias arrasan entre adolescentes ymillenials, sobre todo varones. ¿Por qué?

Hay una crisis de la masculinidad. La “tóxica masculinidad”, dicen las feministas. Los chicos reciben de la sociedad moderna un mensaje devastador y paralizante. Primero, se les recrimina su agresividad, cuando es innata y esencial a su deseo de competir, de ganar, de ser activamente virtuosos. Luego se les dice que la sociedad es una tiranía falocéntrica corrupta de la que ellos, por supuesto, son culpables de origen por el mero hecho de ser hombres. Y finalmente se les advierte: «No se os ocurra intentar prosperar o avanzar, porque entonces además de culpables seréis cómplices activos de la tiranía feminicida». El resultado es que muchos varones, sobre todo jóvenes, tienen la moral por los suelos. Están empantanados, perdidos. No tienen rumbo ni objetivos.

Usted insiste en la diferencia entre poder y competencia.

Es esencial. Lo peor que han hecho los posmodernos es propagar la confusión entre poder y competencia, aptitud, habilidad. Las jerarquías no son de dominación sino de competencia. Lea la luminosa obra de Frans de Waal. Los chimpancés tiránicos acaban muy mal: destrozados a pedazos. Los chimpancés más exitosos -también sexualmente- son los que interactúan mejor. Los que hacen amigos y tratan bien a las hembras. La competencia es más eficaz que el poder puro y duro.

El periodista Andrew Sullivan asegura que las relaciones gays son tan “agresivas” como las relaciones heterosexuales. Niega que exista una voluntad de dominio específica del hombre sobre la mujer y advierte contra la idea de guerra de sexos por falsa y peligrosa.

Sólo los hombres débiles intentan dominar a las mujeres. Otra lectura imprescindible: Machos demoníacos, de Richard Wrangham. Hay tres géneros de orangutanes: las hembras; los machos dominantes, que cautivan a todas las hembras; y los machos débiles, que morfológicamente parecen adolescentes y que, como no logran aparearse, recurren a la violación. ¡Violan! La lección es evidente: sólo los perdedores recurren al poder para obtener más sexo del que, necesitándolo, pueden alcanzar.

¿Y qué pasa con los perdedores que aun así fracasan en sus propósitos?

Para eso existe la monogamia, que está enraizada en la biología y reafirmada culturalmente. Para evitar que los hombres rechazados acaben desarrollando conductas antisociales. En las relaciones humanas también funciona el patrón de distribución de Pareto: pocos hombres acaparan buena parte de las oportunidades sexuales. Esto es malo para los chicos que no ligan, claro. Pero tampoco es bueno para las chicas. Se ve en los campus universitarios americanos más progres, donde en los últimos años se ha producido una caída notable en el número de estudiantes varones precisamente por la presión ideológica. Las probabilidades que tiene una chica de trabar algo parecido a una relación estable son ínfimas. Alguno pensará: “¡Qué suerte para los chicos, el sueño de todo adolescente!” Falso. Porque las relaciones de pareja se convierten en una secuencia infinita de ligues de una noche sin continuidad ni perspectiva ni utilidad en el medio o largo plazo. Es un juego degenerativo, que devalúa a los participantes de ambos lados.

Usted denuncia el “intento de feminizar a los hombres”.

Hemos pasado de intentar convertir a las mujeres en hombres a intentar convertir a los hombres en mujeres. Y eso no conviene a ninguno de los dos sexos. Tampoco a las mujeres. Las mujeres tienen tanto interés como los hombres en acabar con la crisis de la masculinidad.

Explíquelo.

Una mujer sensata no quiere un párvulo como pareja. Quiere un hombre. Y si es lista y competente, quiere un hombre incluso más listo y más competente que ella.

Veo ya a las feministas radicales rasgándose las túnicas.

Las feministas radicales se equivocan ¡radicalmente! No distinguen entre un hombre competente y un déspota. Su pánico cerval a cualquier exhibición de habilidad masculina es revelador de una pésima experiencia personal. Dicen: “¡Arranquemos a los hombres sus garras y sus colmillos! ¡Socialicémoslos! ¡Hagámoslos blandos, flácidos y femeninos, porque así no podrán hacernos más daño!” Es una manera patológica de contemplar el mundo y las relaciones humanas. Y es también un grave error estratégico. Porque cuando anulas a un hombre, aumentas su amargura y su resentimiento. Lo conviertes en un ser inepto, atormentado, carente de sentido. Y las vidas sin sentido son desdichadas. Y el hombre anulado se enfada. Y entonces sí se vuelve agresivo. El despotismo de los débiles es mucho más peligroso que el despotismo de los fuertes.

Usted vincula la crisis de la masculinidad con el auge de la extrema derecha.

Cuando las únicas virtudes sociales son lo fofo e inofensivo, la dureza y la dominación se vuelven fascinantes. Mire el fenómeno de Cincuenta sombras de Grey. Seis meses estuve riéndome cuando se publicó. Pensé: ¡Qué apropiado! La cultura entera arde en exigencias de que el hombre envaine las armas y el libro más vendido de la historia es una fantasía sadomasoquista. Es extraordinario. Freud estaría a la vez horrorizado y exultante.

¿Y las consecuencias políticas?

Son evidentes. No sé si se enteró del escándalo que provocó mi oposición a la ley C-16.

Sí.

La ley impone el uso de pronombres neutros para transexuales. En lugar de él,ella o ellos, palabras como ze, hir o zir. Yo dije, y repito, que no voy a usar esos términos. Primero, porque la imposición de palabras por ley es inaceptable y no tiene precedentes. Y, segundo, porque son neologismos creados por los neomarxistas para controlar el terreno semántico. Y no hay que ceder nunca el terreno semántico porque si lo haces, has perdido. Ahora, imagine que ya hubiésemos cedido. Que hubiésemos aceptado que una persona se define por su identidad colectiva, por cualquiera de sus fragmentos: género, raza, etnia, el que sea. ¿Qué pasaría? La narrativa opresor-oprimido se habría impuesto. Y los radicales de derechas dirían: “Vale, vamos a jugar el juego de la izquierda. Eso sí, nosotros no vamos a ser los culpables perdedores. Nosotros vamos a ser híperagresivos y vamos a ganar”. Y entonces sí entraríamos en una lucha identitaria. En una guerra de sexos. En la polarización total.

Está ocurriendo.

La izquierda cree que puede ganar arrojando toneladas de culpa sobre los presuntos opresores. Quizá lo consiga, pero yo no apostaría mi dinero.

Hablemos ahora de las mujeres. Me da la impresión de que existe una brecha entre el discurso de las élites feministas -actrices, políticas ¡y políticos!- y las mujeres de verdad.

Claro que hay una brecha. Abismal.

¿Qué quieren de verdad las mujeres de verdad?

Lo mismo que querrían los hombres si los hombres fuesen los que paren: desplegar todo su potencial y competencia, pero también tener bebés.

¿En qué proporción?

A los 19 años, las mujeres anteponen su carrera a la familia. A los 28, ya no tanto. Es una realidad de la que nadie habla. Salvo algunas mujeres de 37 a 40 años que han desaprovechado la ventana de oportunidad reproductiva y se sienten infelices.

Bastaría con que los hombres ayudasen más con los niños.

Los hombres están peor configurados que las mujeres para el cuidado de niños de menos de dos años. Esto es así. Podemos aleccionarlos. Pero, ojo: también hay mujeres -inteligentes, fuertes, formadas- que libremente deciden ser ellas las que cuidan de los niños. Lo hacen porque quieren, no porque nadie se lo imponga. Y esa decisión les lleva a tomar otra, previa. Cada hijo exige unos tres años de intensa dedicación. Es mucho tiempo. Y para una madre, causa objetiva de vulnerabilidad. ¿Qué hacen entonces las mujeres? Practican la hipergamia: buscan pareja en el mismo o superior nivel competencial que ellas. Hablemos claro: de igual o más capacidad socioeconómica que ellas. Esto ocurre en todas las culturas. Es una de las revelaciones más notables de la Biología y la Psicología evolutivas. Y en el caso de las mujeres hípercompetentes, es un problema. Cuanto más alto el coeficiente intelectual de una mujer, más baja la probabilidad de que encuentre una pareja estable.

Los hombres no se atreven…

… Ni a invitarlas a salir. He trabajado durante décadas con abogadas altamente cualificadas. Me contrataban para mejorar su productividad laboral y sus relaciones afectivas. Sus vidas. Lo tenían durísimo para encontrar pareja. Fíjese en este dato del Pew Research Centre. En los últimos 15 años, el interés de las mujeres por el matrimonio ha subido muchísimo. En cambio el de los hombres se ha desplomado. Una pésima combinación.

Quiero preguntarle por la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Para empezar, es menor de lo que dicen. Los que hacen las estadísticas suelen confundir la media y la mediana. Y la media se desfigura por la existencia de un segmento ínfimo de billonarios, que en su mayoría son hombres.

Bien. Pero existe.

Sí. Lo que no existe es lo que llaman la brecha salarial “de género”. Es decir, una brecha fruto de un prejuicio machista. Para que el argumento feminista funcione habría que asumir que el empresariado mundial es masoquista, tonto, suicida: “¡Ajá! Les pagamos menos y también las contratamos menos”. Es absurdo. La realidad es que la diferencia salarial tiene unas 20 causas, de las que apenas una sería atribuible al prejuicio.

¿Cuáles son esas causas?

La edad es una. La personalidad es otra, muy importante. Y la más importante son los intereses. Un dato contracorriente: las mujeres solteras de menos de 30 años cobran más que los hombres en esa misma franja de edad. La personalidad: las personas agradables cobran menos que las personas desagradables. Les cuesta más pedir un aumento de sueldo. Triste pero cierto. Y resulta que, de media, las mujeres son más agradables que los hombres. Dato científico, eh. Esto produce un ligero sesgo a favor de los hombres, que no es fruto de ningún prejuicio machista; si acaso es una injusticia con las personas amables del sexo que sean. Finalmente, los intereses: a los hombres les interesan más las cosas y a las mujeres, las personas. Y las profesiones relacionadas con las cosas están mejor pagadas que las profesiones relacionadas con las personas. Ingeniero y enfermera. Banquero y maestra.

Las mujeres holandesas son las que más trabajan a tiempo parcial. Y eso a pesar de una intensa política de incentivos para que lo hagan a tiempo completo. Parece que les gusta.

Es su elección. Incluso para mujeres que no tienen hijos ni quieren tenerlos. Pero nadie lo dice. Unos por ideología. Otros por miedo.

¿Miedo? Se refiere a los sectores liberales y conservadores.

Claro. No se atreven a decir nada que contravenga el relato feminista por pánico a ser linchados por la turba.

En España, el presidente del Gobierno se opuso a la intervención en las empresas para imponer la igualdad salarial. Lo llamaron machista y se retractó.

Lo explicó hace años Thomas Sowell: “Si le das al Gobierno el suficiente poder como para imponer la igualdad efectiva de resultados le habrás dado el suficiente poder como para convertirse en una tiranía”.

¿Pero podría hacerse?

 Habría que crear una estructura burocrática monstruosa. El libre mercado existe precisamente porque es imposible llevar a la práctica la fórmula “a igual trabajo, igual salario”. ¿Quién y cómo determina que dos trabajos son idénticos? Ya se intentó bajo la Unión Soviética. Y así acabó.

¿Por qué hay tan pocas mujeres al frente de grandes empresas?

Tengo un amigo que dirigía una de las principales empresas tecnológicas de Canadá. No cogió vacaciones en 20 años. Ni un sólo día. Y no eran jornadas de ocho horas, la mitad en el yate. Eran de 18 horas. Todo el día en un avión. Ya, en primera clase. Pero lejos de casa. De su familia. En hoteles anónimos. Nada de juerga y tequila. Para vivir así hay que estar configurado de una manera muy particular. Hay gente así, claro. Y la mayoría son hombres. ¿Son mejores? No. Son distintos. Incluso podríamos decir que sus prioridades son peores que las de las mujeres que optan por una vida más equilibrada, trabajando media jornada y cuidando de sus hijos. En todo caso, es su elección. ¿Usted qué haría?

Humm…

Ya.

Bajas de paternidad: hay oferta pero no hay demanda. ¿Por qué?

Cuando tienes un negocio del que depende tu familia no te coges cuatro meses de baja. Lo mismo pasa en las profesiones muy competitivas. Los despachos de abogados, por ejemplo. La mayoría de los socios son hombres. ¿Machismo? No. Hacen lo posible por fichar y mantener a los mejores. Del sexo que sea. El problema es que, a partir de cierta edad, las mujeres se marchan o reducen su nivel de compromiso. De nuevo, es una elección legítima. ¿Vamos a criticarlas por ello? ¿Vamos a llamarlas falocéntricas?

Susan Pinker cuenta que en la Unión Soviética muchas mujeres estudiaban carreras relacionadas con las Ciencias y en cuanto llegó la democracia, y pudieron escoger libremente, se produjo un trasvase hacia las Humanidades.

Y fíjese en la última gran sorpresa.

¿Cuál?

Los países escandinavos han hecho lo imposible por imponer una igualdad formal entre hombres y mujeres. De la cuna hasta la tumba, han eliminado todos los elementos culturales que pudieran condicionar o acentuar las diferencias de género. Hasta los juguetes son neutros. ¿Y qué ha pasado? Exactamente lo contrario de lo previsto: ¡las diferencias de personalidad entre hombres y mujeres se han acentuado! Es un descubrimiento científico impresionante: si erradicas las diferencias culturales, maximizas las diferencias biológicas.

¿Es todo hombre un agresor sexual en potencia?

¡Tanto como la mujer una manipuladora caza-ricos en potencia! En todo individuo existe una capacidad muy elevada de hacer el mal. La pregunta es: ¿por qué se difunden estas ideas sobre los hombres?

¿Por qué?

El 95% de los delitos son cometidos por el 5% de la población. La mayoría de esos criminales actúa una o dos veces. Pero existe un pequeño segmento que actúa de forma serial. Depredadores sexuales. Pederastas. Psicópatas que dejan un reguero de víctimas. A partir de ahí, cualquiera puede convertir a todos los hombres en depredadores al manipular la definición de “violencia sexual”. Porque no hay un hombre en el planeta que no haya hecho alguna vez un avance sexual no correspondido. En parte por torpeza o falta de sofisticación. En parte porque no sabía cuál iba a ser la respuesta.

Hoy eso basta para forzar la dimisión de un ministro o liquidar la carrera de un actor.

La izquierda posmoderna exige a la vez expresión sexual ilimitada, de cualquier gusto o color -ahí está el Orgullo Gay- y seguridad sexual absoluta. A ver cómo cuadran ese círculo. Su última ocurrencia es una maravilla: el consentimiento afirmativo. Cada paso y etapa de un encuentro amoroso o sexual debe quedar debidamente registrado para evitar equívocos. ¡Es tan orwelliano! Sólo un pobre ingenuo de 13 años puede considerar que esto es no ya positivo, sino viable. A veces da la impresión de que nuestra cultura ha sido tomada por gente con graves trastornos de personalidad. Lo digo seriamente. Clínicamente.

¿Cómo definiría el #MeToo?

Actrices vestidas de riguroso negro… Eso sí, de forma sexualmente provocadora… Hollywood, quejándose de manipulación sexual… ¡Hollywood, que se erigió literalmente sobre la manipulación sexual! Parece una broma. Pero vamos a hablar en serio. Existe un fenómeno que he visto en mi consulta… A ver, esto podría causarme un problema… Algunas mujeres no saben decir que no. Son mujeres vulnerables o dañadas, que se exponen una y otra vez. Tienen relaciones anómalas, no sólo con los hombres. Una mujer está en casa. Llega el repartidor. Es amable y simpático. Y acaba teniendo con él una relación sexual que no supo cómo evitar y de la que al minuto se arrepiente gravemente. No es culpa suya. Ni del repartidor. Ni de nadie. Es un fenómeno más frecuente de lo que parece y en las universidades se agrava por el consumo de alcohol.

¿A veces decir que no es decir que sí?

¿Cómo?

Un no es casi siempre un no rotundo. Pero alguna vez puede ser un quizás. O incluso un sí. Depende de muchos factores.

Yo no me atrevería a decir eso.

Lo digo yo.

Si usted dijera eso en el típico campus progre americano sería denunciada ante un comité de discriminación, sometida a una investigación, linchada y despedida.

¿Y de que me acusarían exactamente? ¿De promover la violación?

Probablemente.

La verdad es compleja. Salvo que aceptemos que todas las mujeres, y todos los hombres por cierto, somos débiles, incapaces de expresar nuestra voluntad y sentimientos, o incluso de jugar con las palabras y los tiempos.

Creo que fue Mike Pence el que dijo que no se reuniría a solas con una mujer a puerta cerrada. La gente se escandalizó. A mí me han aconsejado lo mismo cientos de veces. Yo paso, porque me parece ofensivo, para mí y desde luego para las mujeres. Para eso, pongamos una cámara en cada despacho. O mejor aún: impongamos la obligación de que todo encuentro sexual sea grabado y colgado en YouTube, así nadie podrá tener la más mínima duda de que cada fase del acto se desarrolló de forma perfectamente cordial, civilizada y consentida.

¿Qué le pareció el manifiesto de las actrices francesas en respuesta al #MeToo?

No lo conozco.

Se lo enviaré. Distingue entre el acoso sexual y el derecho a importunar.

El derecho a importunar es elemental. Como el derecho a ofender. Se lo dije a la entrevistadora de Channel 4 con la que tuve una discusión, digamos, intensa.

Viral.

No hay derecho a pensar sin derecho a ofender. Porque nada de lo que yo pueda decir será universalmente aceptado y asumido. ¿Y quién decide qué es ofensivo? Tu interlocutor. ¿Y si hablas con mil personas? Como mínimo una de ellas se ofenderá. ¿Y entonces qué haces? Dejas de hablar. Te limitas a decir obviedades: “este suelo parecería ser de color gris”. Con un agravante: cuando acaba el debate empieza la bronca.

¿Y qué papel juegan los medios?

Lo que necesitamos en los medios es pocas personas súperinteligentes dispuestas a decir la verdad. Lo que tenemos es hordas de columnistas de segunda poseídos por el miedo y la ideología. Y pronto dejarán de ser leídos y escuchados.

Su libro es un tratado de responsabilidad contra la cultura de la sobreprotección.

Otro legado de la progresía: una generación de mimados y quejicas, cero preparados para encarar la vida. Esos padres edípicos, que hacen un pacto con su niño: “No nos abandonarás jamás y a cambio nosotros haremos todo por ti”. Puro egoísmo envuelto en mimos. El resultado es que los niños crecen sin madurar. No tienen sentido de la responsabilidad. Son victimistas. Se vuelven inútiles y acaban resentidos.

¿Y cómo se inculca el sentido de la responsabilidad?

 Mi mensaje a los jóvenes es sencillo. Espabilad. Dejad de pudriros en casa. Dejad de quejaros y de culpar a los demás. Sed honrados, rectos y disciplinados. Haced algo útil. Asumid vuestra responsabilidad. Buscad sentido a la vida. Haced como las langostas: caminad erguidos con los hombros hacia atrás.

Lo que no dicen los políticos.

Lo que deberían decir. Porque al mundo le sobran niños. Lo que necesita son hombres adultos.

http://www.elmundo.es/opinion/2018/02/12/5a80aa4746163f61168b4622.html

 

José Luis Sariego y compañía quedan retratados una vez más

 

José Luis Sariego y compañía quedan retratados una vez más.

Esperemos que sea definitivamente.

Quería publicidad y lo ha conseguido. Le ha bastado una semana de sus habituales mentiras.

Lástima que sus compinches se vayan de rositas. Carrasco, Corredoira y los demás no son citados en el artículo.

Se explica el porqué de la mala fama de muchos abogados.

-o-o-o-o-

La venganza contra Juana Rivas

Francesco Arcuri, expareja de la granadina, prepara una ofensiva legal en Italia contra ella. En octubre se dirime la custodia de los hijos

Juana Rivas, en el centro, antes de su última comparecencia ante la juez en Granada. PEPE MARIN (EL PAÍS) ATLAS-QUALITY

JAVIER ARROYO

Granada – 18 SEP 2017

La entrega de los dos hijos de Juana Rivas al padre de los niños, Francesco Arcuri,el 28 de agosto pasado fue un momento relevante pero no el final de esta historia desgarradora. Desde que los hijos se reencontraran con su padre, condenado en 2009 en España por maltrato, el trasiego de abogados, citaciones judiciales, demandas y avisos de demandas se multiplica exponencialmente.

La decisión de Juana de abandonar Italia, el retraso en la tramitación de su denuncia por malos tratos realizada en España en vez de en Italia, país donde supuestamente ocurrieron, así como su desaparición y no entrega de los niños a su padre, la obliga a defenderse en el ámbito judicial. Arcuri, por su parte, ha planificado un futuro legal al ataque en Italia. Su estrategia legal parece tener el objetivo de que Rivas acabe en la cárcel y lo más lejos posible de los niños. El equipo de la madre, por otro lado, busca centrar su estrategia en la idea de que ella es una madre maltratada y que, todo lo que ha hecho posteriormente está justificado por ello y por el retraso en la denuncia de malos tratos que presentó en España y que ha tardado más de un año en llegar a Italia.

El juicio más relevante tendrá lugar el 31 de octubre a las 9 de la mañana en la Sección 1ª del Tribunal Civil de Cagliari. Allí, tres jueces deben decidir sobre la guardia y custodia de los menores y sobre su manutención. Han citado a las partes para revisar la sentencia que en julio otorgaba la guardia y custodia de los dos menores, de 3 y 11 años, de modo provisional a Arcuri. La presencia de Juana Rivas no es obligatoria y ha sido imposible conseguir que sus abogados aclaren qué decisión tomará Juana. Antes, los servicios sociales de Carloforte y los servicios médicos locales deberán visitar el hogar familiar e informar al juzgado de las condiciones de vida y salud de los menores.

Fuentes cercanas a Francesco explican que los niños han recibido ya varias visitas –al menos los dos miércoles anteriores– de estos equipos sociales. Este juicio no va a ser pacífico para Juana Rivas. Bruno Poli anuncia cuáles serán sus peticiones al tribunal: además de hacer permanente la guardia y custodia para el padre, lucharán por conseguir la suspensión de la patria potestad de la madre así como modificar su derecho de visita, que quieren que pase de ilimitado a que Juana solo pueda visitar a los niños en Italia y en presencia de su padre “vista la manifiesta peligrosidad de la señora Rivas que puede volver a secuestrar a los niños”, cuenta Poli, miembro también de su equipo legal.

En ese mismo juicio, debe resolverse la manutención de los niños. Francesco, según sus abogado, pedirá 500 euros mensuales a Rivas. En definitiva, queda atrás la buena voluntad del primer abogado de Arcuri, Adolfo Alonso, que sostenía que la entrega de los niños supondría el inicio de una nueva etapa menos problemática entre el padre y la madre de los menores.

En Granada, mientras tanto, Juana tiene que defenderse en el juicio penal que se lleva contra ella por sustracción de menores y desobediencia judicial, consecuencia de una denuncia interpuesta por Arcuri tras su desaparición a finales de julio y su no comparecencia con los hijos. Arcuri, desde su llegada a Italia, ha cortado la comunicación entre madre e hijos. Ante eso, los abogados de Rivas han presentado en Italia una demanda para asegurar una comunicación diaria entre madre e hijos a través de internet. A todo eso, la denuncia original presentada hace más de un año en Granada contra Arcuri por violencia de género y que, tras diversas peripecias judiciales fue trasladada a Italia apenas hace un mes, no ha tenido aún ningún trámite conocido en ningún juzgado italiano. Al menos, los abogados de Arcuri dicen no haber recibido ninguna notificación de juzgado alguno al respecto.

Por su parte, Francesco Arcuri está centrando su estrategia jurídica en Italia. Arcuri y su equipo sienten que les conviene batallar allí mientras que su actuación en España será atender los asuntos que vayan surgiendo a través de un abogado contratado esta misma semana, que es el tercero desde que todo arrancó.

Así las cosas, lo que se avecina en los juzgados “es lo más parecido a una batalla”, comenta uno de los miembros del equipo jurídico de Juana Rivas. Conscientes de ello, ambas partes se han hecho con equipos legales robustos. Juana ha contado con una abogada de oficio y una asesora del Centro de la mujer de Maracena en el proceso civil que ya acabó. Un día antes de su entrega y detención por la Guardia Civil, el 22 de agosto pasado, con el caso ya convertido en causa penal, contrató un nuevo equipo legal, encabezado por Juan de Dios Ramírez Sarrión.

Éstos, a su vez, buscan ahora un equipo legal italiano fuerte para trabajar conjuntamente. Arcuri también pasó el trámite civil español con un solo abogado. Ahora, en Italia, está representado por cuatro letrados. Ambos están fuertemente arropados, por otro lado, por grupos que defienden sus causas. Arcuri por la Asociación italiana de padres de niños secuestrados y Rivas por numerosos grupos feministas que, además, han iniciado una petición de fondos por internet para pagar al nuevo equipo legal.

La actuación de los abogados muestra que Arcuri, aunque tiene ya a los niños consigo, no va a ejercer la compasión que prometió. Poli ha explicado por correo electrónico a este diario que en este momento, en la vía penal italiana, solo está viva “la denuncia contra la madre por sustracción de menores, cuya pena máxima en Italia es de 4 años y suspensión de patria potestad. No obstante, estamos preparando otro procedimiento contra la madre por secuestro de los niños”. Según Poli, en el ordenamiento italiano, si durante el periodo de sustracción de los niños se les ha privado de sus derechos fundamentales, el delito podría ser el de secuestro, penado de 1 a 10 años de cárcel mientras que el de sustracción es de 1 a 4 años de prisión. Y eso están valorando ahora.

También está preocupado Francesco por la imagen que se ha dado de él. Por eso, relata su portavoz, “nuestro equipo penal está examinando y traduciendo todo lo publicado por internet para identificar cualquier daño al honor y reputación de Arcuri. Dada la documentación, necesitamos algunos días para saber con seguridad el número de personas a las que denunciaremos. Puedo anticipar que ya hemos identificado 6 o 7”. Y tienen otras 20 bajo observación. En Italia han intentado ampliar la denuncia a lo emitido y publicado en televisiones y periódicos españoles pero han comprobado que su legislación no lo permite. Quizá podrían hacerlo en España pero ese no es ya su terreno.

Además de sustracción y secuestro, a Juana también la quieren hacer pagar por mancillar la reputación de Francesco. No le perdonan el relato que ella ha hecho de su vida en Italia, que incluye malos tratos hacia ella y los niños. “Tendrá que responder al delito de difamación por lo dicho sobre Francesco. Cualquier condena, además de compensación económica, incluirá penas privativas de libertad”. En la cárcel y lejos de los niños. Éste es, según sus abogados, el apabullante presente y futuro penal del caso que busca Arcuri.

Juan de Dios Ramírez, abogado de Juana en España, sabe que a estas alturas la situación es difícil para su defendida, pero tiene clara su línea de defensa. “Juana es una mujer maltratada, víctima de violencia de género y debería haber sido defendida por la ley. Y no ha sido así. El sistema judicial español le ha dado la espalda mientras que el italiano ha corrido a favor de Arcuri. Si la denuncia original por maltrato hubiera sido tramitada según marcan los convenios y tratados internacionales, nada de lo que ha venido después hubiera pasado”. Y concluye con el núcleo de su defensa: “A partir de la violencia de Francesco hacia Juana, cualquier actuación posterior ha de ser comprendida”.

NI DENUNCIA A SUSANA DÍAZ NI CONTRA LA LEY CONTRA LA VIOLENCIA MACHISTA

El caso de Juana y Francesco ha tenido muchas jornadas tristes. Y alguna delirante. El día que Rivas apareció en el programa de Ana Rosa Quintana para explicar su vida junto a Arcuri, José Luis Sariego, abogado en España del italiano emitió un comunicado. Un puro delirio de falsedades en dos folios. Tanto que ese mismo día, dejó de ser abogado de Arcuri. Un día después, Sariego informaba que se despedía del equipo de Francesco por diferencias con él. Bruno Poli, portavoz de Arcuri, explica que, al contrario de esa versión, “Francesco ha comunicado a Sariego que no lo necesita y no le ha renovado el poder notarial” necesario para representarlo.

En la nota, Sariego, que decía hablar en nombre de Arcuri, hacía referencia a una demanda con “una indemnización millonaria contra 12 periodistas y políticas que le han difamado”. Y continuaba: “Entre ellas, deberán responder ante la justicia italiana, la presidenta de una comunidad autónoma española”. Poli, desde Italia y con gran enfado, confirma que presentarán, “en los próximos días”, 6 o 7 denuncias pero “no sobre ninguna política”. ¿Está la presidenta Susana Díaz, como se ha dicho, en la denuncia?. “No sé quién es. No hay ninguna denuncia contra ella ni la tenemos prevista”, responde. Tampoco hay petición millonaria de indemnizaciones porque “no se ha cuantificado en dinero. Se denunciará y, en caso de ser culpables, se valorará el daño”.

Otra patraña de la nota de Sariego es que se había denunciado “la ley de violencia de género española por vulnerar sus derechos y las de todos los hombres”. Rotundo, Bruno Poli lo niega: “Es totalmente falso”.

Y finalmente, la nota en nombre de Arcuri advertía de que “por consejo de los psicólogos… era recomendable cortar todo contacto con aquellas personas [su madre] que los tuvieron secuestrados”. Poli desmiente que el corte de la comunicación se deba al consejo de los psicólogos. Sencillamente, no hablan con su madre ahora “porque ella no ha dejado que su padre tenga contacto con ellos en un año y medio”.

 

https://politica.elpais.com/politica/2017/09/08/actualidad/1504859235_824442.html

 

El Congreso quiere que las denuncias por maltrato no puedan retirarse

 

La inícua ley de violencia de género no ha servido para el fin por el que que nos la publicitaron. No se ha terminado ni reducido la supuesta “lacra” de los asesinatos a mujeres.

Entre otras cosas porque la ley está basada en burdas mentiras de las feministas.

Por el contrario sí se ha terminado con derechos básicos legislando aberraciones jurídicas que han conculcado el principio de igualdad ante la ley o el principio de presunción de inocencia. Los mismos que esgrimió Saulo de Tarso cuando le detuvieron pues estos principios los habíamos heredado del antiguo Derecho romano.

Sólo se ha creado una ingente industria del maltrato de la que viven miles de estómagos agradecidos gracias al dinero que nos roban vía impuestos.

Tal y como predijeron el Consejo General del Poder Judicial, el Consejo de Estado, las Asociaciones de fiscales o los expertos que comparecieron en la Comisión de justicia del Congreso de los diputados.

Es la ley que ha tenido más cuestiones de inconstitucionalidad y que ha sido más criticada por los jueces.

Pero lejos de reconocer el “error” nuestros políticos pretenden endurecer la ley. Saben que no van a solucionar el supuesto “problema” pero se aseguran seguir manteniendo el lucrativo negocio de la industria del maltrato.

De paso se cambia la sociedad aislando al individuo de su núcleo familiar donde se siente más protegido del abuso del poderoso.

En esta ocasión se han cuidado muy mucho de no convocar a la subcomisión a nadie que les pueda dejar en evidencia. Sólo han llamado a afines en la ideología de género y a quienes viven de su vertedero.

Tendrán su Nuremberg y su Spandau.

-o-o-o-o-

El Congreso quiere que las denuncias por maltrato no puedan retirarse

La Subcomisión del Congreso finaliza su trabajo con la elaboración de un documento, sobre el que ya puede haber consenso en diez medidas

El Congreso quiere que las denuncias por maltrato no puedan retirarse

PALOMA CERVILLA – Madrid – 05/06/2017

La Subcomisión del Congreso de los Diputados, constituida en el seno de la Comisión de Igualdad, tiene previsto finalizar esta semana sus trabajos, con la elaboración de un documento consensuado que recoja las propuestas de los grupos parlamentarios. Unas propuestas que debe asumir el Gobierno, ya que el presidente Mariano Rajoy se comprometió a ello en su discurso de investidura. Su promesa fue alcazar un «gran pacto» que «nos involucre a todos», y a ello han dedicado los esfuerzos todos los partidos, desde que el 15 de febrero comenzaron las comparecencias en esta Subcomisión.

El germen de este pacto fue la proposición no de ley, apoyada por todo el Congreso, que se aprobó el 15 de noviembre de 2016. En este texto se comprometían a reformar la Ley de Violencia de Género, aprobada por el Gobierno de Zapatero en 2014, así como llevar a cabo los cambios legislativos que fueran necesarios.

Durante estos casi cuatro meses de trabajo, los grupos mayoritarios, PP y PSOE, han encontrado el consenso en al menos diez medidas que, si son aprobadas, se llevarán a la práctica con casi total seguridad. Una de ellas es la eliminación del denominado «derecho de dispensa» para los casos de malos tratos, el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El objetivo es que las mujeres no puedan retractarse de su declaración inicial contra el maltratador. También hay unanimidad en ampliar el concepto de violencia de género o extender la orden de alejamiento a los menores, según han señalado a ABC las portavoces del PP y PSOE, Marta González y Ángeles Álvarez, respectivamente.

Todas estas medidas forman parte de un documento de 600 propuestas, al que ha tenido acceso ABC, y que se debatirá este jueves y viernes. Los partidos se han marcado como objetivo tener a final de semana este texto para remitir al Gobierno.

Estas son las diez medidas sobre las que puede haber consenso:

Ampliar el concepto de violencia de género. Tanto PP como PSOE y Ciudadanos están de acuerdo en tratar como violencia de género los matrimonios forzosos o el acoso en las redes, aunque no tienen claro la fórmula. Bien se puede hacer modificando la ley actual o redactando una norma de trata de personas con fines de explotación sexual, como apunta el PSOE. Ciudadanos apuesta más por cambiar la ley.

Eliminar el derecho de dispensa. Una gran parte de las acusaciones contra los maltratadores se retiran cuando llega el juicio y terminan sin condena, porque la víctima se acoge a la dispensa del deber de declarar y cambia su declaración. PP y PSOE quieren eliminar el artículo 416 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal para que la víctima no pueda acogerse. La portavoz socialista, Ángeles Álvarez, señala que «hay que ver cómo se hace para que no colisione con principios fundamentales».

Suprimir el atenuante de confesión. Un maltratador sabe que si confiesa rápidamente su crimen se le aplica el atenuante de confesión, que figura en el Código Penal. Los grupos mayoritarios quieren eliminar este atenuante del Código Penal y así impedir que la Justicia le beneficie.

Orden de alejamiento para menores. El Partido Popular apunta que también podría haber un alto nivel de acuerdo en la decisión de extender a los menores la orden de alojamiento que el juez dicte contra el padre. Se dan casos de que el juez dicta una orden solo para la madre, y cuando el padre se queda con los niños, los mata, como así sucedió en Córdoba con José Bretón, y en otros muchos casos.

Más formación para jueces, médicos, psicólogos… La necesidad de reforzar la formación de todos los actores implicados en los casos de violencia de género también ha sido puesta de manifiesto en las diversas comparecencias que se han llevado a cabo ante la Subcomisión. Los partidos mayoritarios la asumen como un elemento fundamental del pacto. Incluso no descartan que se pueda impartir alguna asignatura sobre esta materia en los centros escolares.

Eliminar el agravante de género. En la Ley Orgánica de Violencia de Género existe el agravante de género para condenar al maltratador. «Se ha dado el caso en que algunos pronunciamientos judiciales aseguran que no hubo intención de someter a la mujer y consideran la agresión como violencia doméstica y no de género», señala la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Marta González. Esta formación política señala que hay que eliminar este agravante porque en algunos casos son «apreciaciones subjetivas del juez sobre si existe, o no, violencia de género». Otros grupos también comparten esta consideración.

Eliminar el derecho de información. Los hijos de mujeres maltratadas, en algunos casos, tienen que recibir asistencia psicológica. Este tratamiento tiene que ser autorizado por el padre maltratador, según el artículo 156 del Código Civil. Con este pacto se pretende que se elimine esta autorización. La portavoz socialista señala cómo «se han producido denuncias de los padres contra psicólogos porque entienden que sus hijos reciben el tratamiento sin permiso».

Tipificar el delito de suplantación en la red. Los populares tienen la intención de plantear que se tipifique en el Código Penal el delito de suplantación en la red. Ello es así por que se ha detectado que los maltratadores, al conocer las claves de sus parejas en las redes sociales, envían mensajes que en muchos casos se consideran ofensivos, suplantando su personalidad. Incluso contestan su correo electrónico. A día de hoy este delito no existe en la legislación. Los populares creen que la mayoría de grupos parlamentarios podría aceptar incorporar esta medida al documento final, que está previsto cerrar el próximo viernes y enviarlo al Gobierno para su aplicación.

Equipos especializados en la Policía . Cuando se interpone una denuncia por violencia de género, la Policía Nacional somete a la víctima a un cuestionario tomando como base el programa Viogen, y hacen una valoración del riesgo. En función de ello, deciden las medidas de protección a adoptar. Pero los policías se quejan se que ellos no son sicólogos y de que el juez debería tener otros informes. Por ello, los expertos consideran que en los Juzgados de Violencia de Género debe haber un equipo específico para hacer esos informes desde un punto de vista más profesional. En el pacto que se firme se podría recoger esta petición, sobre la que puede haber, de entrada, un consenso.

Endurecer el proxenetismo. El artículo 187 del Código Penal castiga el delito de proxenetismo. Sin embargo, el Partido Popular considera que lo hace de una manera muy laxa y que es «necesario castigarlo con mayor dureza». La mayoría respaldaría esta propuesta.

 

http://www.abc.es/sociedad/abci-congreso-quiere-denuncias-maltrato-no-puedan-retirarse-201706052145_noticia.html

 

Las mujeres asesinadas ¿aumentan un 47% o disminuyen un 18%?

 

La penosa y burda manipulación de las cifras por parte de la prensa feminazi.

Su repulsiva labor es fundamental para adoctrinar a la opinión pública y mantener el negocio de la industria del maltrato.

-o-o-o-o-

Las mujeres asesinadas ¿aumentan un 47% o disminuyen un 18%?

30 de mayo de 2017

Me alerta por Twitter Antonio Pamos de este titular en El Mundo:

Aumentan un 47% las mujeres asesinadas. Subtítulo: Hasta mayo, son 28 las que han muerto a manos de sus parejas o exparejas, nueve más que en el mismo periodo del año pasado

La noticia tiene todos los elementos del anecdato: “en lo que va de año”, número absoluto pequeño, y comparación sólo con el año anterior. O sea, un número cierto, pero nada informativo. De hecho, en los años pasados, a estas alturas del año (mayo, que aún no ha terminado, pero en el periódico no se pueden esperar a hacer balance) el titular equivalente habría sido este (fuente):

  • Aumentan un 36% las mujeres asesinadas (2016)
  • Disminuyen un 46% las mujeres asesinadas (2015)
  • Disminuyen un 7% las mujeres asesinadas (2014)
  • Aumentan un 47% las mujeres asesinadas (2013)
  • Disminuyen un 30% las mujeres asesinadas (2012)
  • Disminuyen un 4% las mujeres asesinadas (2011)
  • Aumentan un 33% las mujeres asesinadas (2010)
  • Disminuyen un 22% las mujeres asesinadas (2009)
  • Disminuyen un 7% las mujeres asesinadas (2008)
  • Disminuyen un 9% las mujeres asesinadas (2007)
  • Aumentan un 39% las mujeres asesinadas (2006)
  • Disminuyen un 15% las mujeres asesinadas (2005)
  • Disminuyen un 7% las mujeres asesinadas (2004)

Es decir, un año “vamos mejor” otro año “vamos peor”. Unos años por mucho, otros por poco. ¿Valor informativo de las noticias con estos titulares? Ninguno.

Porque lo que hacen esas noticias es convertir en noticiosa la pura oscilación errática, los dientes de sierra de esta gráfica:

Sube-baja-sube-baja… y en el largo plazo más bien baja (un poco). Este año sube, después de un año de los menos malos. Y se pone al nivel similar a los de muchos otros años anteriores…

Todo ello para un periodo absurdo y arbitrario de análisis como es el de “en lo que va de año”. Periodo que si sustituyéramos por “en los últimos doce meses” nos daría un resultado totalmente distinto, como se ve en este gráfico:

Resulta que si comparamos los últimos 12 meses con los 12 anteriores, las víctimas han descendido un 18%.

¿Tal vez El Mundo debería haber titulado “Disminuyen un 18% las mujeres asesinadas”? Tampoco necesariamente, porque la gráfica nos muestra que incluso un periodo de 12 meses no es lo suficientemente largo como para eliminar los dientes de sierra (aunque sí los suaviza).

Pero al menos se puede defender que, estemos en marzo, en julio, o en diciembre, comparar siempre los últimos 12 meses frente a los 12 anteriores mantiene cierta coherencia y continuidad en las comparaciones. Lo que es absurdo es comparar tres, siete o nueve meses con otros tres, siete o nueve, según la época del año en la que estemos.

Pero en fin, me temo que es una causa perdida. Muchos periodistas creen honestamente que su trabajo es contar el “aquí y ahora”, aunque el “aquí y ahora” sea sube-baja-sube-baja. Pues que lo sea. El brilli-brilli del mini-dato instantáneo les deslumbra. Pero ese es el material de los periódicos. Las tendencias de fondo son para historiadores o sociólogos.

 

http://www.malaprensa.com/2017/05/las-mujeres-asesinadas-aumentan-un-47-o.html

 

Netflix removes chromosome explanation of sexes from Bill Nye the Science Guy

 

El Ministerio de la Verdad orwelliano en funcionamiento.

El llamado lobby gay sigue imponiendo sus criterios para conseguir privilegios argumentando una falsa discriminación.

La agenda de género continúa su implantación en todo el mundo.

-o-o-o-o-

Netflix removes chromosome explanation of sexes from Bill Nye the Science Guy

It seemed to stand at odds with his new Netflix show

screen-shot-2017-05-04-at-09.12.48.jpg

A still from the censored segment

Christopher Hooton – May 4th 2017

Netflix appears to have removed a segment from a 1996 episode of Bill Nye the Science Guy that attributes biological sex to chromosomes.

The original broadcast of the episode, entitled ‘Probability’, saw a young woman explain (at 9:07 below):

I’m a girl. Could have just as easily been a boy, though, ‘cause the probability of becoming a girl is always 1 in 2,” a young woman says in the show. “See, inside each of our cells are these things called chromosomes, and they control whether we become a boy or a girl.

Your mom has two X chromosomes in all of her cells, and your dad has one X and one Y chromosome in each of his cells. efore you’re born, your mom gives you one of his chromosomes, and your dad gives you one of his. Mom always gives you an X, and if dad gives you an X, too, then you become a girl. But if he gives you his Y, then you become a boy.

See, there are only two possibilities: XX, a girl, or XY, a boy. The chance of becoming either a boy or a girl is always 1 in 2, a 50-50 chance either way. It’s like flipping a coin: X you’re a girl, Y you’re a boy.

Netflix has yet to clarify the reason for the edit, but it was likely made due to Nye embracing gender fluidity on his new Netflix show, Bill Nye Saves the World, a position that could stand at odds with this original lesson.

 

http://www.independent.co.uk/arts-entertainment/tv/news/bill-nye-the-science-guy-netflix-edit-removed-censored-gender-sex-chromosome-transgenderism-a7716881.html

 

El vía crucis de la prensa: ‘El Mundo’, ‘El País’, ‘ABC’ y ‘La Razón’ pierden 70.000 ejemplares

 

Viendo estos datos se entiende la actitud servil de la mayor parte de la prensa ante los políticos. Pues son éstos quienes mantienen las ruinosas cuando no quebradas empresas periodísticas gracias a subvenciones, publicidad institucional, compra de ejemplares por parte de las Administraciones, etc.

Se entiende que tantos “periodistas” sigan al pie de la letra las instrucciones que reciben de quien les paga el sueldo con el dinero de nuestros impuestos. Qué noticias dar y cuáles ocultar. Qué sesgo se da a la información. Qué temas tratar y cuáles obviar. Etc.

-o-o-o-o-

El vía crucis de la prensa: ‘El Mundo’, ‘El País’, ‘ABC’ y ‘La Razón’ pierden 70.000 ejemplares

La difusión de ‘ABC’ ha descendido el 19% en los últimos doce meses, frente al 15% de ‘La Razón’, el 11,8% de ‘El Mundo’ y el 10,7% de ‘El País’. A los periódicos catalanes tampoco les ha ido mejor: ‘La Vanguardia’ ha caído el 11% y ‘El Periódico’, casi el 10%.

Una persona lee un periódico

RUBÉN ARRANZ – 29.03.2017

Los últimos datos publicados por la Oficina para la Justificación de la Difusión (OJD), correspondientes a febrero de 2017, vuelven a dejar claro que la prensa escrita se encuentra en una imparable decadencia y que el modelo de negocio de sus editores cada vez ofrece más señales de agotamiento. Durante el último año, las cuatro principales cabeceras generalistas perdieron un total de 70.079 ejemplares diarios. Su difusión conjunta, de 453.380 periódicos es prácticamente equivalente a la que registraba sólo El País en 2006 (440.806 ejemplares), lo que da cuenta de la deriva de estos productos informativos y de su pérdida de peso en la sociedad española.

Durante el último año, El País perdió 22.445ejemplares diarios de media (-10,68), frente a los 19.849 de ABC (19,2%), los 14.182 de La Razón (14,9%) y los 13.613 de El Mundo (11,82%), según datos de la OJD.

Ningún rotativo generalista difunde actualmente más de 200.000 periódicos. En concreto, la cabecera de Prisa lanza 187.587 números diarios, frente a los 101.514 de la deUnidad Editorial, los 83.491 de la de Vocentoy los 80.788 de la controlada por Planeta.

Si se comparan estos datos con los de hace una década, se puede observar que la diferencia es abismal. Entonces, El País tenía una difusión media de 435.083 ejemplares, El Mundo, de 336.286; ABC, de 228.158; y La Razón, de153.024. Es decir, mientras en 2007 registraban 1,15 millones de ejemplares, actualmente ‘lanzan’ menos de la mitad: 453.380.

Un producto que cada vez se vende menos

En cuanto a la venta al número, El País dio salida en febrero a 100.474 periódicos (126.047 en 2016), El Mundo, a 63.916 (77.678), ABC, a 57.401(72.986) y La Razón, a 50.574 (64.327). Es decir, actualmente comercializan 68.673 ejemplares menos cada día que hace un año.

La prensa catalana ni mucho menos se salva de la quema. La difusión de La Vanguardia disminuyó en 14.838 periódicos (-11%) en el mismo período, mientras que la de El Periódico de Catalunya, en 8.283 (casi un 10%). El primero cuenta actualmente con 115.787 números diarios, mientras que el segundo, con 75.879.

Vuelve a llamar la atención la diferencia entre la difusión y la venta al número de La Vanguardia (difunde 115.787 periódicos y comercializa 27.601), algo que se debe a su elevada venta en bloque, motivada por su fuerte presencia en las Administraciones públicas, principalmente en Cataluña, según han señalado sus competidores en reiteradas ocasiones. De hecho,en venta en quiosco el rotativo del Grupo Zeta le aventaja considerablemente (39.061).

 

http://www.vozpopuli.com/medios/Mundo-Pais-ABC-Razon-ejemplares_0_1012100055.html

La RAI elimina de su parrilla un espacio que hizo referencias sexistas y xenófobas

 

Primero se les obliga a pedir perdón por decir la verdad y luego se les elimina.

El monopolio no tolera competencia ni que se conozca que existen otras posibilidades mejores. Mantener el mercado cautivo en base a las habituales mentiras feminazis.

El feminazismo se extiende por todo el mundo.

-o-o-o-o-

La RAI elimina de su parrilla un espacio que hizo referencias sexistas y xenófobas

Sede de la RAI, en Milán.

Sede de la RAI, en Milán. Corriere della Sera.

MÒNICA BERNABÉ – Roma – 20/03/2017

Acabar de raíz con el problema. Ésa ha sido la decisión de la televisión pública italiana (RAI). Su director general, Antonio Campo dall’Orto, anunció este lunes a través de un comunicado que el ente público eliminará sin dilaciones de su parrilla el programa del escándalo, Parliamone sabato, que el sábado pasado se caracterizó por su contenido machista y xenófobo. Tanto es así que, desde entonces, la polémica no ha cesado.

En el espacio se debatió un tema tan surrealista como por qué las mujeres de Europa del Este son supuestamente mejor esposas que las italianas. Y se llegó a citar como motivos que dichas mujeres “siempre son sexis, no llevan ni chándal ni pijama”, “perdonan la infidelidad”, “están dispuestas a dejarse mandar por sus hombres”, “no lloriquean”, “son amas de casa perfectas”, y “después de haber parido recuperan un físico marmóreo”.

“Los errores se cometen y las disculpas son obligatorias, pero no bastan”, reconoció el director general de la televisión pública en su comunicado, en el que también destacó que el contenido del citado programa “contradice de manera indiscutible tanto la misión de servicio público como la línea editorial” de la cadena. Con la eliminación del programa de la parrilla, se evita, sin duda, caer en los mismos errores.

Antes que el director general difundiera dicho comunicado, la presidenta de la televisión pública, Monica Maggioni, calificó el programa de “error disparatado” e “inaceptable”. “Cada día nos interrogamos [en la televisión pública] sobre la imagen que vehiculamos sobre las mujeres, sobre cómo proceder y cómo salir de los estereotipos. Y de repente, sucede esto”, afirmó. “En primer lugar, me excuso. Y más adelante, desde la empresa, intentaremos aclarar de dónde ha surgido hacer un programa así”, añadió.

Porque realmente el espacio televisivo fue un auténtico despropósito desde el inicio hasta el fin. Parliamone sabato es una sección de debate que forma parte del programa La vitta in diretta, dedicado a las familias. El debate el sábado pasado se presentó con el siguiente título: “La amenaza viene del Este. Los hombres prefieren a las extranjeras. ¿Son roba maridos o mujeres perfectas?”. En el espacio, presentado por Paola Perego, intervinieron varios tertulianos. Entre ellos, el actor Fabio Testi, la ex miss Italia Manila Nazzaro, la presentadoraMarta Flavi, y Roberto Alessi, director de la revista Novella 2000. Asimismo, participó un matrimonio formado por un hombre italiano y una mujer siberiana.

La presidenta de la Cámara de los Diputados, Laura Boldrini, consideró “inaceptable que en un programa de televisión las mujeres sean representadas como si fueran animales domésticos de los cuales se puede apreciar su docilidad y condescendencia”.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión de Vigilancia RAI y senador del Partido Demócrata, Francesco Verducci, instó a “dimitir” a los responsables de “este desastre”.

 

http://www.elmundo.es/television/2017/03/20/58cfde25468aebc2178b45e2.html

El Tribunal Supremo confirma la indemnización de un periódico canario a un hombre por acusarle de la violación de una niña

 

El Tribunal Supremo condena a otro periódico por vulnerar el honor y el buen nombre de una  persona a la que se le condenó mediáticamente sin prueba alguna.

A muchos afectados les vendrá bien esta jurisprudencia para exigir indemnización a quienes le difamaron y calumniaron.

-o-o-o-o-

El Tribunal Supremo confirma la indemnización de un periódico canario a un hombre por acusarle de la violación de una niña

La Sala de lo Civil señala que los titulares del periódico eran “innecesariamente ofensivos por contundentes y poco diligentes”

Autor
Comunicación Poder Judicial

La Sala I del Tribunal Supremo ha confirmado la condena al diario “La Opinión de Tenerife” a pagar una indemnización de 50.000 euros a un hombre por vulneración de su derecho al honor y a su propia imagen, al señalar en sus titulares que había violado a una niña de 3 años, hija de su novia, que posteriormente falleció, suceso ocurrido en Arona (Tenerife) en noviembre de 2009.

El Supremo, como ha hecho en una reciente sentencia que condena al diario “ABC” por el mismo casos, indica que los demandados de “La Opinión de Tenerife” no actuaron con la diligencia exigible para cumplir con la obligación de transmitir una información veraz, “resultando en concreto responsables del desproporcionado tratamiento que dieron a la noticia en sus titulares, innecesariamente ofensivos por contundentes y poco diligentes”. “Lo determinante para apreciar en este caso la intromisión ilegítima en el honor y para no amparar la conducta de los demandados en el ámbito de su libertad de información es que los artículos publicados los días 26 y 27 de noviembre de 2009 se introdujeron mediante unos titulares que no dejaban duda alguna ni en cuanto a que la niña había sido víctima de un delito contra la libertad sexual y de otro de lesiones, pues tanto en la portada como en las páginas interiores de ambos artículos se emplearon reiteradamente en la titulación de la noticia expresiones alusivas a su violación, y en la portada de la primera noticia se habló también de que había sido «quemada», ni en cuanto a la autoría del demandante, único detenido por dichos hechos, tratándose de conclusiones rotundas, inequívocas, carentes de la menor lógica y proporción a tenor de los datos a disposición del periodista en ese momento”, señala el Supremo.

En este último sentido, mientras que al menos en el cuerpo de la noticia del día 26 sí se hizo mención, siquiera de pasada, al dato de que la niña no había podido ser examinada por el médico forense, por el contrario en la titulación de la noticia se prescindió de la cautela que imponía la existencia de versiones notoriamente contradictorias (se sabía que hasta la propia madre de la menor respaldaba la versión de su compañero sentimental) en cuanto al propio origen violento y criminal de las lesiones que sufría la menor fallecida (incluidas las de tipo sexual) y se obvió la importancia de la falta de dictamen forense que corroborara mediante datos objetivos la versión inicial para, por el contrario, presentar al detenido como culpable de delitos tan graves como el de violación, término además que se empleó con reiteración.

En suma, es evidente que no podía hacerse responsable al informador del resultado de la investigación y de que por datos obtenidos durante el curso de la misma se demostraran erróneas las conclusiones policiales, a su vez basadas en datos médicos iniciales también erróneos. “Pero sí que debe hacerse responsable al periodista y al medio demandados del tratamiento que dieron a la noticia mediante sus titulares, pues lo verdaderamente determinante en el juicio de ponderación, lo que impide el amparo de la libertad de información, es el hecho acreditado de que cuando se publicó la información litigiosa los propios datos obtenidos de las fuentes consultadas y mencionadas en el cuerpo de la noticia permitían deducir que la causa de las lesiones no estaba en absoluto clara y, por consiguiente, menos aún su autoría”, dice la Sala.

http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Poder-Judicial/Noticias-Judiciales/El-Tribunal-Supremo-confirma-la-indemnizacion-de-un-periodico-canario-a-un-hombre-por-acusarle-de-la-violacion-de-una-nina-

Las niñas de Rotherham

 

Estas víctimas de la corrección política claman contra la cobardía europea.

No era un juicio cualquiera.

Nadie denunció porque nadie quería ser denunciado por islamófobo y racista.

-o-o-o-o-

El Tribunal Supremo condena al diario ABC por vulneración de honor en la publicación de una portada

 

Aunque tarde algo de justicia se ha hecho con este hombre que ha sido víctima, como tantos otros, de la prensa vendida a las feminazis.

Dada la gran cantidad de afectados por similares cuando no iguales circunstancias, denuncias falsas, difamaciones, etc., conviene tener en cuenta esta sentencia para iniciar las acciones legales correspondientes.

-o-o-o-o-

El Tribunal Supremo condena al diario ABC por vulneración de honor en la publicación de una portada

La información trataba sobre la atención a una niña en un centro de salud, su posterior ingreso hospitalario y su muerte, así como sobre la detención y puesta a disposición judicial del hombre que la cuidaba, al que se presentaba como delincuente
Autor
Comunicación Poder Judicial

La Sala Primera del Tribunal Supremo ha condenado al diario ABC por la publicación de una información en su edición impresa y digital en la que se comunicaba sobre la atención a una niña en un centro de salud, su posterior ingreso hospitalario y su muerte, así como sobre la detención y puesta a disposición judicial del hombre que la cuidaba, al que se presentaba como delincuente, calificándolo como asesino y poniendo su fotografía con el primer plano de su rostro en la portada.

Considera el alto tribunal que el núcleo de la información relativa a la atención a la niña en un centro de salud, su posterior ingreso hospitalario y su muerte, así como sobre la detención y puesta a disposición judicial del hombre que la cuidaba, se ajustaba a la exigencia de veracidad en cuanto diligencia exigible al informador porque se fundó en fuentes objetivas y fiables.

Sin embargo, hace responsables a los demandados del tratamiento que dieron a la noticia en los titulares, pues se ha acreditado que, cuando se publicó la información cuestionada, resultaba patente, de los propios datos procedentes de las fuentes consultadas y mencionadas en el cuerpo de la noticia, que la causa de las lesiones no resultaba en absoluto clara, habiéndose descartado la presunta agresión sexual y estando pendientes de valoración forense las restantes lesiones, en las que se fundaban las sospechas de malos tratos y que podían constituir también la causa de su fallecimiento.

Se adjunta nota informativa de la Sala.

 

http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Poder-Judicial/Noticias-Judiciales/El-Tribunal-Supremo-condena-al-diario-ABC-por-vulneracion-de-honor-en-la-publicacion-de-una-portada-