Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

 

El Bloque solo en la defensa de tribunales exclusivos para violencia doméstica – que pueden ser inconstitucionales

 

Como en todo el mundo, en Portugal el bloque de partidos de izquierda, no por casualidad, ha intentado implantar la aberrante y totalitaria ley de género basándose en las consabidas mentiras feminazis.

Afortunadamente para los portugueses su “Tribunal Constitucional” no se prestaría a los cambalaches políticos que padecemos en el nuestro y la propuesta se ha quedado en agua de borrajas.

No olvidemos que la ley española se aprobó con el voto de calidad de Emilia Casas, presidenta del Tribunal cuyo único mérito era ser la comisaria política del PSOE. Y ayudar de forma ilegal a una asesina.

-o-o-o-o-

Bloco sozinho na defesa de tribunais exclusivos para violência doméstica — que podem ser inconstitucionais

El Bloque solo en la defensa de tribunales exclusivos para violencia doméstica – que pueden ser inconstitucionales

Adriano Miranda

Maria Lopes

12 de Outubro de 2018

Pacote de reforço do combate ao fenómeno da violência doméstica foi discutido na Comissão de Assuntos Constitucionais.

O Bloco de Esquerda foi praticamente cilindrado na apreciação que os restantes partidos fizeram da sua proposta para a criação de juízos exclusivos para julgar a violência doméstica. A principal crítica é a possibilidade de a proposta ser inconstitucional, aviso que é partilhado pelo Conselho Superior da Magistratura (CSM) no parecer que elaborou sobre o projecto de lei bloquista.

A questão é que a Constituição proíbe a “existência de tribunais com competência exclusiva para o julgamento de certas categorias de crimes” — com excepção dos tribunais militares. E foi a esse argumento que os partidos se agarraram, embora todos se tenham manifestado preocupados com a quantidade de crimes de violência doméstica e a repercussão que têm na sociedade, nas famílias e nas crianças. Houve até quem, entre os deputados, tenha lembrado que a existência de tribunais dedicados a alguns tipos de crimes era uma política do Estado Novo.

O parecer do CSM também vai no mesmo sentido de alertar para a violação da Constituição e considera que “o necessário combate à violência doméstica melhor passará pelo incremento da formação dos magistrados judiciais, do que pela formalização de tribunais especializados”. O CSM também tem dúvidas sobre a aglutinação num tribunal de competências díspares sobre o tipo de crime (violência doméstica) e a regulação das responsabilidades parentais (que estão nos tribunais de família e menores) que apenas têm em comum a existência de violência doméstica. E diz que o regime proposto pelo Bloco “deixa de fora outro tipo de processos, tutelares cíveis e de crianças e jovens em perigo, que poderão também ter subjacente um quadro de violência doméstica”.

Quando o PÚBLICO noticiou a iniciativa do Bloco, tanto o Sindicato dos Magistrados do Ministério Público como a Associação Sindical dos Juízes Portugueses mostraram dúvidas sobre a pertinência destes juízos. Nem a Ordem dos Advogados nem o Conselho Superior do Ministério Público responderam ao pedido de parecer do Parlamento.

A proposta do Bloco pressupõe duas experiências-piloto nas comarcas de Braga e Setúbal — as que têm um maior rácio de casos no país — e os juízes e funcionários teriam que ter formação específica e especializada na temática da violência doméstica. Estes juízos assumiriam igualmente os processos de regulação do poder paternal em que estivesse também em causa a violência doméstica. Ora esta necessidade de maior formação foi a única questão que mereceu o aplauso dos deputados do PSD, PS e PCP — o CDS remeteu a sua opinião para a discussão em plenário que está marcada para dia 26. O PSD foi tão crítico que até apelou ao Bloco para a retirar da agenda, mas a deputada Sandra Cunha não quis desistir.

https://www.publico.pt/2018/10/12/sociedade/noticia/bloco-sozinho-na-defesa-de-tribunais-exclusivos-para-violencia-domestica–que-podem-ser-inconstitucionais-1847222?

 

 

 

Una revista académica acepta un capítulo del ‘Mein Kampf’ reescrito en términos feministas

 

Las mentiras feminazis y sus disparatados “argumentos” puestos al descubierto una vez más.

El gran engaño del feminismo y su anejo lucrativo negocio presente en todo el mundo.

Ver para creer. Feminazis, carne de psiquiátrico.

-o-o-o-o-

Una revista académica acepta un capítulo del ‘Mein Kampf’ reescrito en términos feministas

Daniel Rodríguez Herrera – 2018-10-10

Tres profesores se unen para denunciar la corrupción en los estudios de género, sexualidad y raza y logran que les publiquen hasta 7 artículos falsos.

Quizá se acuerden que hace unos meses fue noticia la publicación de un estudio sobre la “cultura de la violación” en los perros que pasean en los parques en la revista científica especializada Gender, Place & Culture. El artículo no solo había pasado la revisión de pares, sino que lo hizo con nota: fue seleccionado como estudio destacado en los números especiales que celebraron el veinticinco aniversario de la revista. Su autora, la doctora en feminismo Helen Wilson, aseguró haber examinado “respetuosa pero cercanamente los genitales de un poco menos de 10.000 perros, teniendo cuidado de no producir alarma y marchándome si el perro parecía incómodo”, para concluir que estos parques “se convierten en espacios tolerantes con la violación donde la cultura de la violación humana se representa mediante la permisividad moral que extendemos a los animales”.

El problema es que Helen Wilson no existe. El artículo fue uno de la cerca de la veintena que tres académicos –Helen Pluckrose, James Lindsey y Peter Boghossian– enviaron a distintas revistas especializadas en lo que llaman “estudios reivindicativos”: estudios de género, de identidad sexual o racial, etc. Tras fracasar en sus primeros intentos –seis estudios fueron rechazados– lograron acertar con el enfoque adecuado y cuando tuvieron que poner fin a su proyecto porque iba a ser destapado habían logrado publicar siete artículos y que otros siete estuvieran en distintas fases del proceso de aceptación y publicación por distintas revistas de estudios sociales posmodernos.

Entre los textos, redactados durante un espacio de diez meses, incluyen estudios que afirman todo tipo de barbaridades, por supuesto sin ninguna base científica. En ellos se dice que si un hombre se masturba pensando en una mujer sin que ésta lo sepa se trata de violación, otro que copiaba un artículo supuestamente legítimo sobre glaciología feminista y que argumentaba que dentro de los estudios de astronomía debía incluirse la astrología feminista y queer, que los hombres que se masturbaran mediante penetración anal serían más feministas y menos tránsfobos o que los estudiantes blancos no debían tener derecho a hablar en clase y debían quedarse tumbados y encadenados. Llegaron, incluso, a reescribir el capítulo 12 del Mein Kampf de Hitler en términos feministas; el artículo fue aceptado por la revista Affilia aunque ahora, esperemos, no llegará a publicarlo.

Helen Pluckrose, James Lindsey y Peter Boghossian lamentan que el trabajo del físico Alan Sokal, quien publicó en 1996 un artículo sin ningún tipo de sentido en la revista de referencia del posmodernismo Social Text, demostrando así que el campo no tenía valor científico alguno, cuando ni siquiera los especialistas podían diferenciar un trabajo legítimo de pura palabrería sin sentido. Y sin embargo el posmodernismo no ha hecho sino prosperar desde entonces. ¿Por qué? Porque permite dar cobertura académica a un buen número de activistas ideologizados a un coste ridículo: los tres autores pudieron escribir veinte artículos en diez meses y su éxito fue tal que hasta comenzaron a llamarles para revisar estudios de otros autores. Se considera que hacen falta unos siete artículos publicados para lograr una plaza fija en la universidad.

https://www.libertaddigital.com/ciencia-tecnologia/ciencia/2018-10-10/una-revista-academica-acepta-un-capitulo-del-mein-kampf-reescrito-en-terminos-feministas-1276626258/

“Hay una crisis de la masculinidad porque se culpa a los hombres por el mero hecho de serlo”

 

Una entrevista de Cayetana Álvarez de Toledo – Jordan B. Peterson

“Hay una crisis de la masculinidad porque se culpa a los hombres por el mero hecho de serlo”

EFE

12 febrero 2018

Lo llaman “el intelectual más odiado por la izquierda”, pero es mucho más que eso. Este psicólogo clínico canadiense se ha convertido en una figura de culto entre los ‘millenials’, sobre todo masculinos. Su reciente libro, ‘Doce reglas para la vida’, es un tratado de la responsabilidad frente a la cultura del victimismo. Y arrasa en ventas.

Dalí dijo que “los crustáceos son duros por fuera y blandos por dentro; o sea, lo contrario de los hombres”. Usted también compara a los hombres con las langostas.

La izquierda posmoderna y sus guerreras feministas han logrado imponer la idea de que la jerarquía es una construcción social del malvado y corrupto patriarcado occidental. Sepultan la biología bajo su ideología. Niegan la naturaleza para culpar al varón. Es absurdo. Sus ideas no tienen base fáctica alguna. La Biología evolutiva y la Neurociencia demuestran que las jerarquías son increíblemente antiguas. Más que los árboles.

Tanto como las langostas.

Para una langosta, un dinosaurio es un nuevo rico que llegó y, puf, desapareció. Ya hace 350 millones de años las langostas vivían en jerarquías. Su sistema nervioso hace que aspiren a un estatus elevado. Los machos tratan de controlar el territorio y las hembras de seducir a los machos más fuertes y exitosos. Es una estrategia inteligente, que utilizan las hembras de distintas especies, incluida la humana.

Somos blandas por fuera y duras por dentro…

¿Son machistas las langostas? Existe un hilo de continuidad entre las estructuras sociales de los animales y los humanos. Nuestro cerebro tiene un mecanismo que opera a base de serotonina: cuanto más elevada nuestra posición en el grupo, emociones más positivas. Las langostas tienen el mismo mecanismo. Pruebe a darle un Prozac a una langosta deprimida por una derrota: se pondrá como Clint Eastwood y volverá a la pelea.

¿De dónde viene la idea de la jerarquía como pura construcción social?

En parte, del pensamiento de la Ilustración. A muchos intelectuales y filósofos les cuesta asumir las lecciones de la Biología evolutiva: descubrir lo mucho que tenemos en común con los animales, que no todo es cultura o razón… Les escandaliza profundamente. Y se entiende. La revelación de que un antidepresivo funciona a lo largo de la cadena evolutiva sacude nuestra visión del hombre.

Usted señala sobre todo a la izquierda.

La izquierda en general considera que las jerarquías son malas. Es normal: las jerarquías producen ganadores y perdedores. Y ser un perdedor o convivir con perdedores -gente que lucha pero malvive- es existencialmente doloroso. Además está demostrado que el exceso de desigualdad genera sociedades inestables. La izquierda tiene derecho a preocuparse. A lo que no tiene derecho -porque es científicamente falso- es a culpar de la desigualdad al capitalismo, a Occidente o al presunto patriarcado. Ocurre también con la riqueza. Dicen: es injusto que la riqueza se distribuya de forma desproporcionada y que pocas personas acumulen la mayor parte.

Lo cual es verdad.

Pero no es culpa de nadie. Es un fenómeno enraizado en la naturaleza: los que más tienen, más acumulan. Se ve en el tamaño de las ciudades. En las masas de estrellas. En la altura de árboles. Ahora hay unos señores que se hacen llamar “econofísicos”. Estudian la Economía a partir de las leyes de la Física. Y han descubierto cosas fascinantes: las mismas leyes que rigen la distribución del gas en el vacío rigen la distribución del dinero en la economía. El problema de la desigualdad no tiene una explicación simple. Las cosas son complejas. Y la izquierda debe asumir esa complejidad y, a partir de ahí, iniciar una profunda renovación intelectual. La izquierda de hoy es tan previsible. Está tan obsesionada con la identidad, la raza, el género, la victimización… Lleva más de 30 años de retraso intelectual…

Desde que Derrida dijo: la verdad no existe, todo es interpretación.

La constatación del fracaso del comunismo, de su criminalidad estructural, fue un shock para la izquierda.

Archipiélago Gulag es su libro de cabecera.

Sí, después de Solzhenitsyn ni los más dogmáticos, ¡ni los intelectuales franceses!, pudieron seguir justificando el comunismo. ¿Qué hicieron entonces Derrida y los posmodernos? Una maniobra tramposa y brillante. Sustituyeron el foco del debate: de la lucha de clases a la lucha de identidades.

En la que seguimos enredados.

La premisa de los posmodernos era correcta: el mundo está sujeto a un número infinito de interpretaciones. Pero variedad no denota viabilidad. Lo corroboran a diario la Psicología del desarrollo, la Biología evolutiva, la teoría del juego, el estudio comparado de humanos y animales… hay infinitas interpretaciones potenciales, pero muy pocas interpretaciones viables.

Un ejemplo.

Vaya al Smithsonian Museum en Washington. Verá expuestos cientos de esqueletos de mamíferos. Son todos increíblemente parecidos. Las extremidades varían de longitud, pero el plan básico del cuerpo no ha variado. Lleva así decenas de millones de años porque no hay tantas configuraciones que funcionen. Y cuando una funciona, se conserva. Lo mismo ocurre con la jerarquía: es la solución evolutiva al problema de que muchos elementos del mismo tipo de una cosa convivan en un mismo lugar. Y hasta ahora no hemos dado con una alternativa. Si los posmodernos tuvieran razón, habría cientos de formas distintas de organizarse socialmente. Y no las hay.

¿Y qué sentido tiene negar la naturaleza?

Los posmodernos son tercamente ideológicos: fijan un axioma, que puede ser válido, y luego lo aplican indiscriminadamente hasta invalidarlo. Foucault, por ejemplo: todo lo explica en función del poder. No acepta la multicausalidad. El sexo, el hambre, el calor, estatus, el juego, la exploración, la esperanza, el dolor… También influyen.

Pero insisto: ¿por qué negar la biología?

Por política. En el fondo, la obsesión de los posmodernos con el poder y las relaciones de dominio refleja sus ansias de poder y su afán de dominio. Niegan la biología porque la biología desmiente su idea de que las personas son de plastilina. Y ellos las quieren de plastilina para poder moldearlas. La existencia de la naturaleza imposibilita la ingeniería social.

Se intentó en el Siglo XX.

Auschwitz. El Gulag. No podemos percibir el mundo sin una jerarquía ética. Lo demuestran la Psicología y la Biología, y lo saben hasta los ateos. Necesitamos un orden. Sin orden se impone el vacío ético y moral. El relativismo absoluto. El caos.

Hablemos del caos. Sus vídeos y conferencias arrasan entre adolescentes ymillenials, sobre todo varones. ¿Por qué?

Hay una crisis de la masculinidad. La “tóxica masculinidad”, dicen las feministas. Los chicos reciben de la sociedad moderna un mensaje devastador y paralizante. Primero, se les recrimina su agresividad, cuando es innata y esencial a su deseo de competir, de ganar, de ser activamente virtuosos. Luego se les dice que la sociedad es una tiranía falocéntrica corrupta de la que ellos, por supuesto, son culpables de origen por el mero hecho de ser hombres. Y finalmente se les advierte: «No se os ocurra intentar prosperar o avanzar, porque entonces además de culpables seréis cómplices activos de la tiranía feminicida». El resultado es que muchos varones, sobre todo jóvenes, tienen la moral por los suelos. Están empantanados, perdidos. No tienen rumbo ni objetivos.

Usted insiste en la diferencia entre poder y competencia.

Es esencial. Lo peor que han hecho los posmodernos es propagar la confusión entre poder y competencia, aptitud, habilidad. Las jerarquías no son de dominación sino de competencia. Lea la luminosa obra de Frans de Waal. Los chimpancés tiránicos acaban muy mal: destrozados a pedazos. Los chimpancés más exitosos -también sexualmente- son los que interactúan mejor. Los que hacen amigos y tratan bien a las hembras. La competencia es más eficaz que el poder puro y duro.

El periodista Andrew Sullivan asegura que las relaciones gays son tan “agresivas” como las relaciones heterosexuales. Niega que exista una voluntad de dominio específica del hombre sobre la mujer y advierte contra la idea de guerra de sexos por falsa y peligrosa.

Sólo los hombres débiles intentan dominar a las mujeres. Otra lectura imprescindible: Machos demoníacos, de Richard Wrangham. Hay tres géneros de orangutanes: las hembras; los machos dominantes, que cautivan a todas las hembras; y los machos débiles, que morfológicamente parecen adolescentes y que, como no logran aparearse, recurren a la violación. ¡Violan! La lección es evidente: sólo los perdedores recurren al poder para obtener más sexo del que, necesitándolo, pueden alcanzar.

¿Y qué pasa con los perdedores que aun así fracasan en sus propósitos?

Para eso existe la monogamia, que está enraizada en la biología y reafirmada culturalmente. Para evitar que los hombres rechazados acaben desarrollando conductas antisociales. En las relaciones humanas también funciona el patrón de distribución de Pareto: pocos hombres acaparan buena parte de las oportunidades sexuales. Esto es malo para los chicos que no ligan, claro. Pero tampoco es bueno para las chicas. Se ve en los campus universitarios americanos más progres, donde en los últimos años se ha producido una caída notable en el número de estudiantes varones precisamente por la presión ideológica. Las probabilidades que tiene una chica de trabar algo parecido a una relación estable son ínfimas. Alguno pensará: “¡Qué suerte para los chicos, el sueño de todo adolescente!” Falso. Porque las relaciones de pareja se convierten en una secuencia infinita de ligues de una noche sin continuidad ni perspectiva ni utilidad en el medio o largo plazo. Es un juego degenerativo, que devalúa a los participantes de ambos lados.

Usted denuncia el “intento de feminizar a los hombres”.

Hemos pasado de intentar convertir a las mujeres en hombres a intentar convertir a los hombres en mujeres. Y eso no conviene a ninguno de los dos sexos. Tampoco a las mujeres. Las mujeres tienen tanto interés como los hombres en acabar con la crisis de la masculinidad.

Explíquelo.

Una mujer sensata no quiere un párvulo como pareja. Quiere un hombre. Y si es lista y competente, quiere un hombre incluso más listo y más competente que ella.

Veo ya a las feministas radicales rasgándose las túnicas.

Las feministas radicales se equivocan ¡radicalmente! No distinguen entre un hombre competente y un déspota. Su pánico cerval a cualquier exhibición de habilidad masculina es revelador de una pésima experiencia personal. Dicen: “¡Arranquemos a los hombres sus garras y sus colmillos! ¡Socialicémoslos! ¡Hagámoslos blandos, flácidos y femeninos, porque así no podrán hacernos más daño!” Es una manera patológica de contemplar el mundo y las relaciones humanas. Y es también un grave error estratégico. Porque cuando anulas a un hombre, aumentas su amargura y su resentimiento. Lo conviertes en un ser inepto, atormentado, carente de sentido. Y las vidas sin sentido son desdichadas. Y el hombre anulado se enfada. Y entonces sí se vuelve agresivo. El despotismo de los débiles es mucho más peligroso que el despotismo de los fuertes.

Usted vincula la crisis de la masculinidad con el auge de la extrema derecha.

Cuando las únicas virtudes sociales son lo fofo e inofensivo, la dureza y la dominación se vuelven fascinantes. Mire el fenómeno de Cincuenta sombras de Grey. Seis meses estuve riéndome cuando se publicó. Pensé: ¡Qué apropiado! La cultura entera arde en exigencias de que el hombre envaine las armas y el libro más vendido de la historia es una fantasía sadomasoquista. Es extraordinario. Freud estaría a la vez horrorizado y exultante.

¿Y las consecuencias políticas?

Son evidentes. No sé si se enteró del escándalo que provocó mi oposición a la ley C-16.

Sí.

La ley impone el uso de pronombres neutros para transexuales. En lugar de él,ella o ellos, palabras como ze, hir o zir. Yo dije, y repito, que no voy a usar esos términos. Primero, porque la imposición de palabras por ley es inaceptable y no tiene precedentes. Y, segundo, porque son neologismos creados por los neomarxistas para controlar el terreno semántico. Y no hay que ceder nunca el terreno semántico porque si lo haces, has perdido. Ahora, imagine que ya hubiésemos cedido. Que hubiésemos aceptado que una persona se define por su identidad colectiva, por cualquiera de sus fragmentos: género, raza, etnia, el que sea. ¿Qué pasaría? La narrativa opresor-oprimido se habría impuesto. Y los radicales de derechas dirían: “Vale, vamos a jugar el juego de la izquierda. Eso sí, nosotros no vamos a ser los culpables perdedores. Nosotros vamos a ser híperagresivos y vamos a ganar”. Y entonces sí entraríamos en una lucha identitaria. En una guerra de sexos. En la polarización total.

Está ocurriendo.

La izquierda cree que puede ganar arrojando toneladas de culpa sobre los presuntos opresores. Quizá lo consiga, pero yo no apostaría mi dinero.

Hablemos ahora de las mujeres. Me da la impresión de que existe una brecha entre el discurso de las élites feministas -actrices, políticas ¡y políticos!- y las mujeres de verdad.

Claro que hay una brecha. Abismal.

¿Qué quieren de verdad las mujeres de verdad?

Lo mismo que querrían los hombres si los hombres fuesen los que paren: desplegar todo su potencial y competencia, pero también tener bebés.

¿En qué proporción?

A los 19 años, las mujeres anteponen su carrera a la familia. A los 28, ya no tanto. Es una realidad de la que nadie habla. Salvo algunas mujeres de 37 a 40 años que han desaprovechado la ventana de oportunidad reproductiva y se sienten infelices.

Bastaría con que los hombres ayudasen más con los niños.

Los hombres están peor configurados que las mujeres para el cuidado de niños de menos de dos años. Esto es así. Podemos aleccionarlos. Pero, ojo: también hay mujeres -inteligentes, fuertes, formadas- que libremente deciden ser ellas las que cuidan de los niños. Lo hacen porque quieren, no porque nadie se lo imponga. Y esa decisión les lleva a tomar otra, previa. Cada hijo exige unos tres años de intensa dedicación. Es mucho tiempo. Y para una madre, causa objetiva de vulnerabilidad. ¿Qué hacen entonces las mujeres? Practican la hipergamia: buscan pareja en el mismo o superior nivel competencial que ellas. Hablemos claro: de igual o más capacidad socioeconómica que ellas. Esto ocurre en todas las culturas. Es una de las revelaciones más notables de la Biología y la Psicología evolutivas. Y en el caso de las mujeres hípercompetentes, es un problema. Cuanto más alto el coeficiente intelectual de una mujer, más baja la probabilidad de que encuentre una pareja estable.

Los hombres no se atreven…

… Ni a invitarlas a salir. He trabajado durante décadas con abogadas altamente cualificadas. Me contrataban para mejorar su productividad laboral y sus relaciones afectivas. Sus vidas. Lo tenían durísimo para encontrar pareja. Fíjese en este dato del Pew Research Centre. En los últimos 15 años, el interés de las mujeres por el matrimonio ha subido muchísimo. En cambio el de los hombres se ha desplomado. Una pésima combinación.

Quiero preguntarle por la brecha salarial entre hombres y mujeres.

Para empezar, es menor de lo que dicen. Los que hacen las estadísticas suelen confundir la media y la mediana. Y la media se desfigura por la existencia de un segmento ínfimo de billonarios, que en su mayoría son hombres.

Bien. Pero existe.

Sí. Lo que no existe es lo que llaman la brecha salarial “de género”. Es decir, una brecha fruto de un prejuicio machista. Para que el argumento feminista funcione habría que asumir que el empresariado mundial es masoquista, tonto, suicida: “¡Ajá! Les pagamos menos y también las contratamos menos”. Es absurdo. La realidad es que la diferencia salarial tiene unas 20 causas, de las que apenas una sería atribuible al prejuicio.

¿Cuáles son esas causas?

La edad es una. La personalidad es otra, muy importante. Y la más importante son los intereses. Un dato contracorriente: las mujeres solteras de menos de 30 años cobran más que los hombres en esa misma franja de edad. La personalidad: las personas agradables cobran menos que las personas desagradables. Les cuesta más pedir un aumento de sueldo. Triste pero cierto. Y resulta que, de media, las mujeres son más agradables que los hombres. Dato científico, eh. Esto produce un ligero sesgo a favor de los hombres, que no es fruto de ningún prejuicio machista; si acaso es una injusticia con las personas amables del sexo que sean. Finalmente, los intereses: a los hombres les interesan más las cosas y a las mujeres, las personas. Y las profesiones relacionadas con las cosas están mejor pagadas que las profesiones relacionadas con las personas. Ingeniero y enfermera. Banquero y maestra.

Las mujeres holandesas son las que más trabajan a tiempo parcial. Y eso a pesar de una intensa política de incentivos para que lo hagan a tiempo completo. Parece que les gusta.

Es su elección. Incluso para mujeres que no tienen hijos ni quieren tenerlos. Pero nadie lo dice. Unos por ideología. Otros por miedo.

¿Miedo? Se refiere a los sectores liberales y conservadores.

Claro. No se atreven a decir nada que contravenga el relato feminista por pánico a ser linchados por la turba.

En España, el presidente del Gobierno se opuso a la intervención en las empresas para imponer la igualdad salarial. Lo llamaron machista y se retractó.

Lo explicó hace años Thomas Sowell: “Si le das al Gobierno el suficiente poder como para imponer la igualdad efectiva de resultados le habrás dado el suficiente poder como para convertirse en una tiranía”.

¿Pero podría hacerse?

 Habría que crear una estructura burocrática monstruosa. El libre mercado existe precisamente porque es imposible llevar a la práctica la fórmula “a igual trabajo, igual salario”. ¿Quién y cómo determina que dos trabajos son idénticos? Ya se intentó bajo la Unión Soviética. Y así acabó.

¿Por qué hay tan pocas mujeres al frente de grandes empresas?

Tengo un amigo que dirigía una de las principales empresas tecnológicas de Canadá. No cogió vacaciones en 20 años. Ni un sólo día. Y no eran jornadas de ocho horas, la mitad en el yate. Eran de 18 horas. Todo el día en un avión. Ya, en primera clase. Pero lejos de casa. De su familia. En hoteles anónimos. Nada de juerga y tequila. Para vivir así hay que estar configurado de una manera muy particular. Hay gente así, claro. Y la mayoría son hombres. ¿Son mejores? No. Son distintos. Incluso podríamos decir que sus prioridades son peores que las de las mujeres que optan por una vida más equilibrada, trabajando media jornada y cuidando de sus hijos. En todo caso, es su elección. ¿Usted qué haría?

Humm…

Ya.

Bajas de paternidad: hay oferta pero no hay demanda. ¿Por qué?

Cuando tienes un negocio del que depende tu familia no te coges cuatro meses de baja. Lo mismo pasa en las profesiones muy competitivas. Los despachos de abogados, por ejemplo. La mayoría de los socios son hombres. ¿Machismo? No. Hacen lo posible por fichar y mantener a los mejores. Del sexo que sea. El problema es que, a partir de cierta edad, las mujeres se marchan o reducen su nivel de compromiso. De nuevo, es una elección legítima. ¿Vamos a criticarlas por ello? ¿Vamos a llamarlas falocéntricas?

Susan Pinker cuenta que en la Unión Soviética muchas mujeres estudiaban carreras relacionadas con las Ciencias y en cuanto llegó la democracia, y pudieron escoger libremente, se produjo un trasvase hacia las Humanidades.

Y fíjese en la última gran sorpresa.

¿Cuál?

Los países escandinavos han hecho lo imposible por imponer una igualdad formal entre hombres y mujeres. De la cuna hasta la tumba, han eliminado todos los elementos culturales que pudieran condicionar o acentuar las diferencias de género. Hasta los juguetes son neutros. ¿Y qué ha pasado? Exactamente lo contrario de lo previsto: ¡las diferencias de personalidad entre hombres y mujeres se han acentuado! Es un descubrimiento científico impresionante: si erradicas las diferencias culturales, maximizas las diferencias biológicas.

¿Es todo hombre un agresor sexual en potencia?

¡Tanto como la mujer una manipuladora caza-ricos en potencia! En todo individuo existe una capacidad muy elevada de hacer el mal. La pregunta es: ¿por qué se difunden estas ideas sobre los hombres?

¿Por qué?

El 95% de los delitos son cometidos por el 5% de la población. La mayoría de esos criminales actúa una o dos veces. Pero existe un pequeño segmento que actúa de forma serial. Depredadores sexuales. Pederastas. Psicópatas que dejan un reguero de víctimas. A partir de ahí, cualquiera puede convertir a todos los hombres en depredadores al manipular la definición de “violencia sexual”. Porque no hay un hombre en el planeta que no haya hecho alguna vez un avance sexual no correspondido. En parte por torpeza o falta de sofisticación. En parte porque no sabía cuál iba a ser la respuesta.

Hoy eso basta para forzar la dimisión de un ministro o liquidar la carrera de un actor.

La izquierda posmoderna exige a la vez expresión sexual ilimitada, de cualquier gusto o color -ahí está el Orgullo Gay- y seguridad sexual absoluta. A ver cómo cuadran ese círculo. Su última ocurrencia es una maravilla: el consentimiento afirmativo. Cada paso y etapa de un encuentro amoroso o sexual debe quedar debidamente registrado para evitar equívocos. ¡Es tan orwelliano! Sólo un pobre ingenuo de 13 años puede considerar que esto es no ya positivo, sino viable. A veces da la impresión de que nuestra cultura ha sido tomada por gente con graves trastornos de personalidad. Lo digo seriamente. Clínicamente.

¿Cómo definiría el #MeToo?

Actrices vestidas de riguroso negro… Eso sí, de forma sexualmente provocadora… Hollywood, quejándose de manipulación sexual… ¡Hollywood, que se erigió literalmente sobre la manipulación sexual! Parece una broma. Pero vamos a hablar en serio. Existe un fenómeno que he visto en mi consulta… A ver, esto podría causarme un problema… Algunas mujeres no saben decir que no. Son mujeres vulnerables o dañadas, que se exponen una y otra vez. Tienen relaciones anómalas, no sólo con los hombres. Una mujer está en casa. Llega el repartidor. Es amable y simpático. Y acaba teniendo con él una relación sexual que no supo cómo evitar y de la que al minuto se arrepiente gravemente. No es culpa suya. Ni del repartidor. Ni de nadie. Es un fenómeno más frecuente de lo que parece y en las universidades se agrava por el consumo de alcohol.

¿A veces decir que no es decir que sí?

¿Cómo?

Un no es casi siempre un no rotundo. Pero alguna vez puede ser un quizás. O incluso un sí. Depende de muchos factores.

Yo no me atrevería a decir eso.

Lo digo yo.

Si usted dijera eso en el típico campus progre americano sería denunciada ante un comité de discriminación, sometida a una investigación, linchada y despedida.

¿Y de que me acusarían exactamente? ¿De promover la violación?

Probablemente.

La verdad es compleja. Salvo que aceptemos que todas las mujeres, y todos los hombres por cierto, somos débiles, incapaces de expresar nuestra voluntad y sentimientos, o incluso de jugar con las palabras y los tiempos.

Creo que fue Mike Pence el que dijo que no se reuniría a solas con una mujer a puerta cerrada. La gente se escandalizó. A mí me han aconsejado lo mismo cientos de veces. Yo paso, porque me parece ofensivo, para mí y desde luego para las mujeres. Para eso, pongamos una cámara en cada despacho. O mejor aún: impongamos la obligación de que todo encuentro sexual sea grabado y colgado en YouTube, así nadie podrá tener la más mínima duda de que cada fase del acto se desarrolló de forma perfectamente cordial, civilizada y consentida.

¿Qué le pareció el manifiesto de las actrices francesas en respuesta al #MeToo?

No lo conozco.

Se lo enviaré. Distingue entre el acoso sexual y el derecho a importunar.

El derecho a importunar es elemental. Como el derecho a ofender. Se lo dije a la entrevistadora de Channel 4 con la que tuve una discusión, digamos, intensa.

Viral.

No hay derecho a pensar sin derecho a ofender. Porque nada de lo que yo pueda decir será universalmente aceptado y asumido. ¿Y quién decide qué es ofensivo? Tu interlocutor. ¿Y si hablas con mil personas? Como mínimo una de ellas se ofenderá. ¿Y entonces qué haces? Dejas de hablar. Te limitas a decir obviedades: “este suelo parecería ser de color gris”. Con un agravante: cuando acaba el debate empieza la bronca.

¿Y qué papel juegan los medios?

Lo que necesitamos en los medios es pocas personas súperinteligentes dispuestas a decir la verdad. Lo que tenemos es hordas de columnistas de segunda poseídos por el miedo y la ideología. Y pronto dejarán de ser leídos y escuchados.

Su libro es un tratado de responsabilidad contra la cultura de la sobreprotección.

Otro legado de la progresía: una generación de mimados y quejicas, cero preparados para encarar la vida. Esos padres edípicos, que hacen un pacto con su niño: “No nos abandonarás jamás y a cambio nosotros haremos todo por ti”. Puro egoísmo envuelto en mimos. El resultado es que los niños crecen sin madurar. No tienen sentido de la responsabilidad. Son victimistas. Se vuelven inútiles y acaban resentidos.

¿Y cómo se inculca el sentido de la responsabilidad?

 Mi mensaje a los jóvenes es sencillo. Espabilad. Dejad de pudriros en casa. Dejad de quejaros y de culpar a los demás. Sed honrados, rectos y disciplinados. Haced algo útil. Asumid vuestra responsabilidad. Buscad sentido a la vida. Haced como las langostas: caminad erguidos con los hombros hacia atrás.

Lo que no dicen los políticos.

Lo que deberían decir. Porque al mundo le sobran niños. Lo que necesita son hombres adultos.

http://www.elmundo.es/opinion/2018/02/12/5a80aa4746163f61168b4622.html

 

España tendrá, por primera vez, una juez en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

 

Las feminazis siguen colocando a las suyas en puestos clave.

Perspectiva de género, multiculturalidad, discriminación positiva, redactora de la ley de desigualdad, etc. Todo un currículo de una acendrada feminazi.

No se trata de méritos o capacidad sino de pertenecer a un colectivo privilegiado. “…entre la terna de candidatos a magistrado que deben proponer los gobiernos figure al menos una mujer.”

Sucede a López Guerra, mano derecha del ministro López Aguilar. Los mismos que presentaron la aberrante ley de violencia de género.

Nueve años estará en el Tribunal de Derechos Humanos quien ha colaborado en crear leyes que conculcan los derechos humanos como la igualdad ante la ley o la presunción de inocencia. Ya sabemos de antemano que decisiones tomará. El sectario titular de El País nos da una buena pista.

La agenda de género sigue implantándose en todo el mundo.

-o-o-o-o-

España tendrá, por primera vez, una juez en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos

María Elósegui Itxaso, en una imagen de archivo.

París – 

El Consejo de Europa elige a la catedrática María Elósegui Itxaso como miembro del Tribunal de Estrasburgo

El Consejo de Europa ha elegido este martes a María Elósegui Itxaso, catedrática de Filosofía del Derecho en la Universidad de Zaragoza, como nueva juez española en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) con sede en Estrasburgo. La candidatura de la primera mujer española que será magistrada en Estrasburgo ha logrado 114 votos, alcanzando así una mayoría absoluta que ha hecho innecesaria una segunda vuelta.

Desde que comenzó su presencia en el TEDH, en 1978, todos los representantes españoles, seis hasta la fecha, han sido hombres. No es un caso único el de España. Actualmente, de los 47 jueces del TEDH, solo 15 son mujeres. Ese es uno de los motivos de que el Consejo de Europa establezca como requisito que, salvo contadas y justificadas excepciones, entre la terna de candidatos a magistrado que deben proponer los gobiernos figure al menos una mujer. Los oponentes de Elósegui, José Martín y Pérez de Nanclares y el expresidente del Tribunal Constitucional, José Luis Pérez de los Cobos, han obtenido 76 y 37 votos, respectivamente.

La ciudad de Estrasburgo no le es ajena a esta doctora en Derecho y Filosofía con formación en varias universidades europeas. Desde 2013 y hasta el pasado diciembre, formó parte como experta independiente de la Comisión contra el Racismo y la Intolerancia del Consejo de Europa (ECRI). Ha centrado parte de sus investigaciones en cuestiones de derechos humanos relacionados con el tribunal europeo del que ahora va a pasar a formar parte, además de trabajar en temas de libertad de pensamiento, conciencia y religión, así como de mujeres y migrantes tanto en España como a nivel europeo.

Revés para Rajoy

El nombramiento de Elósegui supone un revés para el Gobierno de Mariano Rajoy. El Ejecutivo popular maniobró durante meses para favorecer a su candidato favorito, Francisco Pérez de los Cobos. Llegó a guardarle el puesto esperando a que acabara su mandato para lanzar la convocatoria —el mandato del actual juez español en Estrasburgo expiró oficialmente en enero de 2017—, e incluso quiso amoldar los requisitos de edad para el mismo a su favor, si bien el Tribunal Supremo acabó anulando por discriminatoria esa medida.

La victoria de Elósegui (San Sebastián, 1957) ha constituido sin embargo una sorpresa, ya que la comisión parlamentaria que analizó los currículums de los tres aspirantes españoles y los entrevistó en París el 12 de enero había propuesto, por amplia mayoría, a Pérez de Nanclares “como el candidato más cualificado”. Generalmente, el Consejo de Europa suele hacer caso de esta recomendación realizada por expertos.

Elósegui sucederá al juez Luis López Guerra, que fue propuesto durante el mandato del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. Los jueces del TEDH son elegidos por un solo periodo renovable de nueve años.

Esa condición fue precisamente a la que se aferró el Gobierno español para intentar poner el límite de 61 años a las candidaturas al TEDH cuando abrió el año pasado el proceso de selección. Una maniobra interpretada como un intento de beneficiar a Pérez de los Cobos (Murcia, 1962) frente a la que se consideraba entonces su máxima rival, la también expresidenta del Constitucional María Emilia Casas, que superaba la edad máxima impuesta por el ejecutivo. La medida fue recurrida por la asociación Jueces para la Democracia y, finalmente, el Tribunal Supremo acabó por anularla en mayo pasado, al considerar que era discriminatoria. De todos modos, ninguno de los tres candidatos que acabaron constituyendo la terna propuesta por España ha cumplido aún los 61 (Elósegui Itxaso lo hará a finales de año).

No ha sido la única controversia que ha rodeado a Pérez de los Cobos. En España se puso en duda su imparcialidad como juez en 2013. Ese año, cuando ya ejercía como presidente del Tribunal Constitucional, se conoció que figuraba en el listado de donantes y afiliados del PP entre 2008 y 2011, cuyas aportaciones sirven para sufragar los gastos del partido. De los Cobos fue elegido magistrado del alto tribunal el 29 de diciembre de 2010. Estrasburgo requiere que los aspirantes a juez en el TEDH indiquen en su currículum si han ocupado algún puesto “en un partido político o movimiento”. Mientras que Pérez de Nanclares y Elósegui especificaron claramente que no pertenecen a ningún partido ni han ejercido función alguna en uno en el pasado, Pérez de los Cobos no se pronunció al respecto.

https://politica.elpais.com/politica/2018/01/23/actualidad/1516699516_201350.html

 

WIKIPEDIA

María Elósegui Itxaso (San Sebastián, 7 de diciembre de 1957) es una jurista e intelectual española. Catedrática de Filosofía del Derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad de Zaragoza, (España), fue nombrada en enero de 2018 juez en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo.1

Biografía[editar]

Es Doctora en Derecho y Doctora en Filosofía. Sus investigaciones están centradas en Interculturalidad y el Derecho a la Identidad Cultural, desde una perspectiva jurídica y filosófica. También realiza trabajos de investigación sobre la igualdad Jurídica entre mujeres y hombres. Desde 2018 es además la representante de España en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.2

Trayectoria profesional[editar]

Actividad Docente[editar]

Ha realizado varias estancias de investigación en el extranjero. En 1988-1990 recibió una beca para una investigación Postdoctoral del en la Universidad de Glasgow (Escocia), otorgada por el Ministerio español de Educación y Ciencia. Posteriormente en 1990 se incorporó a la Universidad de Valencia, como becaria de investigación, gracias al Programa de Reincorporación a España de doctores. Desde 1991 es profesora de la Universidad de Zaragoza, accediendo a la plaza de Titular de Filosofía del Derecho por oposición en 1994. Desde entonces imparte la docencia y desarrolla la investigación en dicha Universidad, donde actualmente es Catedrática.

Durante los años 1996-1997, le fue otorgada la prestigiosa beca de la Fundación alemana Alexander von Humboldt para realizar un trabajo de investigación sobre las acciones positivas para la igualdad entre mujeres y hombres en la Facultad de Derecho de la Universidad Christian-Albrechts de Kiel (Alemania), bajo la dirección del catedrático Robert Alexy. La monografía resultado de esa estancia ha sido publicada por el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, en la sección dirigida por el profesor Rubio Llorente, Catedrático de Derecho Constitucional, y en la actualidad Consejero de Estado.

Es Visiting Professor de las Universidades de Toronto (Canadá), Chicago, UCLA (Los Ángeles), Universidad Laval (Québec) y el Instituto Alemán de Derechos Humanos, con sede en Berlín (Deutsches Institut für Menschenrechte).

Actualmente, imparte la docencia de las asignaturas de Filosofía del Derecho, Teoría del Derecho y la asignatura optativa Derecho y Libertades en la Universidad de Zaragoza. Asimismo, coordina la línea de especialización de Derechos Humanos, libertades y Derecho Penal, dentro del Máster Universitario en Especialización e Investigación en Derecho de la Universidad de Zaragoza.

Ha formado parte del Cuerpo Docente de la Academia Europea de Teoría del Derecho, con sede en Bruselas, en las Universidades Saint Louis y en la Universidad Flamenca de Bruselas (Facultés Universitaires Saint Louis y Katholieke Universiteit Brussel), desde el año 2001 hasta el 2009, fecha en la que debido a la reforma de Bolonia la Academia se extinguió. Asimismo, ha sido llamada a participar como experta en Igualdad en Organismos Internacionales tales como la ONU y el Consejo de Europa.3

Participación en proyectos de ley[editar]

Ha elaborado (junto con otros tres expertos) el proyecto de Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo, para la Ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, por encargo del Gobierno Español, con un contrato de asesoramiento, Instituto de la Mujer y Secretaria General de Políticas de Igualdad, dependiente del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Aprobado el Anteproyecto de Ley en el Consejo de Ministros de España, el 7 de marzo de 2006. Ha participado en la elaboración de otros textos relacionados con el género como la estrategia española de Cooperación al desarrollo sobre la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

Miembro del Tribunal Europeo de Derechos Humanos[editar]

En enero de 2018 fue elegida por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa como nuevo miembro español del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Teoría[editar]

El modelo de corresponsabilidad entre mujeres y hombres[editar]

La doctora Elósegui aboga por un modelo de igualdad en la diferencia entre mujeres y hombres, lo que supone defender la necesidad de una corresponsabilidad y presencia de ambos en la esfera privada y en la vida pública. En Diez temas de género analiza el concepto de género que subyace en los documentos de la ONU, y su influencia en un cambio de mentalidad a nivel internacional, que se hace sentir en las legislaciones de todos los países del mundo en materias de familia, igualdad de sexos, reparto de roles entre hombres y mujeres.

Así se exponen los tres tipos de modelos de relaciones entre hombres y mujeres: El primer modelo es el no igualitario, que considera que la mujer es distinta e inferior al hombre. El segundo modelo es el propuesto por varios tipos de feminismo, que abogan bien por la igualdad absoluta de hombres y mujeres, bien por una diferencia también abismal entre los sexos. En los dos casos entienden la igualdad de la mujer como emancipación o liberalización de sus funciones reproductivas, ensalzando su papel en la esfera pública o laboral.

El modelo de corresponsabilidad considera deficientes tanto el primero como el segundo modelo, y apoya un tercer paradigma: el de la corresponsabilidad o interdependencia de hombres y mujeres tanto en el espacio privado, compartiendo la educación, crianza de los hijos y las tareas domésticas, como en el espacio público. En definitiva, plantea la necesidad de la conciliación entre los derechos productivos y los derechos reproductivos, tanto para los hombres como para las mujeres.

El modelo intercultural. El republicanismo intercultural y la ciudadanía inclusiva[editar]

La profesora Elósegui defiende en varias de sus obras el derecho a la identidad cultural como un Derecho Humano de cada persona y a su vez la necesidad de una ciudadanía que marque unos elementos comunes para todos los ciudadanos respetando sus diferencias culturales, religiosas, sin exigir una absoluta uniformización. La autora ha recreado el concepto de “Republicanismo Intercultural” aplicándolo de un modo novedoso a la situación europea contemporánea con sus específicos problemas de la existencia de Estados-nación, de viejas minorías y de la nueva inmigración.

Premios y galardones[editar]

En 2008, fue galardonada con el prestigioso Premio Luis Portero de Derechos Humanos por sus investigaciones sobre pluralismo cultural. Es Miembro Correspondiente de la Real Academia Española de Jurisprudencia y Legislación.

Publicaciones[editar]

Ha escrito once libros y numerosos de artículos (más de cien) relacionados con los Derechos humanos, Filosofía del Derecho e Inmigración, lo que le ha valido el reconocimiento de la comunidad investigadora.

Libros:

  1. Lo físico y lo mental en Henri Bergson, ed. Nau Llibres, Valencia, 1990, 268 pp.
  2. El derecho a la igualdad y a la diferencia, Madrid, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Instituto de la Mujer, 1998, 662 p. Agotado.
  3. La transexualidad: jurisprudencia y argumentación jurídica, Granada, Comares, 379 p, 1999.
  4. Materiales de prácticas de Teoría del Derecho, Prensas Universidad de Zaragoza, 1998. 2ª edición revisada, 229 p. Agotada y reeditada en el año 2000.
  5. El rostro de la violencia. Más allá del dolor de las mujeres (Coordinadora), Barcelona, Icaria, enero de 2002.
  6. Las acciones positivas para la igualdad de oportunidades laborales entre mujeres y hombres. Un análisis de la legislación alemana y la Directiva 76/207/CEE desde la teoría de la argumentación de Robert Alexy, Madrid, Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, 2003. 620 pp.
  7. Negociación colectiva y prácticas laborales. Perspectiva de género, Barcelona, Icaria, 2005, 521 pp
  8. Inmigración, empresa y formación. Implicaciones de la inmigración en la organización de las empresas y los centros educativos, Pilar de Luis Carnicer, María Elósegui Itxaso, Yolanda Gamarra, Angel Martínez Sánchez, Manuela Pérez Pérez, María José Vela Jiménez, Pamplona, Aranzadi-Thomson, 2007.
  9. Ley de Igualdad y Contrato de Trabajo. Modificaciones del Estatuto de los Trabajadores, Seguridad Social, Infracciones y Sanciones, Prevención de Riesgos y Procedimiento Laboral, Sistemática Memento, Dossier Práctico Francis Lefrebvre. Coordinador Fernando Lousada. Autores Fernando Lousada, Jaime Cabeza, María Elósegui y Teresa Pérez del Río, 2007
  10. “Derechos Humanos y pluralismo cultural'”, Madrid, Iustel, 2009, 289 p. Investigación galardonada con el premio Luis Portero de Derechos Humanos 2008, concedido por la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación de Granada, patrocinado por el Ayuntamiento de Granada. Publicado un capítulo en inglésLaw and Cultural Diversity in Spain, en el libro colectivo FOBLETS, M.C (ed). The Response of the State Law to the Expression of Cultural Diversity, Bruselas, Bruylant, Francqui Foundation, 2010.
  11. “El derecho a la identidad cultural en la Europa del siglo XXI” Ediciones Universidad de Navarra, Eunsa, 2012
  12. VVAA. El diálogo intercultural en España: un requisito de la educación y cultura de paz, Madrid, Fundación Europea Sociedad y Educación, 2009.
  13. Educación para la Ciudadanía y los derechos humanos (ESO), Ed. Reverté-Aguilar.
  14. Educación para la Ciudadanía y los derechos humanos (PRIMARIA), Ed. Reverté-Aguilar.
  15. Ética Cívica (4º ESO), Ed. Reverté-Aguilar.

Artículos:

  1. ““La legislación vigente sobre la asignatura de Politik en las escuelas alemanas”, Revista de Estudios Políticos, (2011), en prensa.
  2. “La mente del legislador en los programas de la asignatura de educación política en las escuelas alemanas, en la LOE y en la legislación educativa de la CAPV”, Revista vasca de Administración Pública, nº 89, enero-abril, (2011), pp. 265-310.
  3. “El libro verde de la RSC de la Comisión Europea y la teoría de los stakeholders desde la perspectiva de género”, Cuadernos Electrónicos de Filosofía del Derecho, nº 21, Diciembre, (2010), pp. 1-38.
  4. “El concepto de laicidad abierta en el informe Bouchard-Taylor para Québec”, Revista General de Derecho Canónico y Derecho Eclesiástico del Estado, nº 23, (2010), ISSN 1696-9669.
  5. “El modelo de interculturalidad en el informe de la Comisión Bouchard-Taylor para Québec”, Anuario de Derechos Humanos, Nueva Época, Vol. 11, (2010), pp. 129-164.
  6. “ La política legislativa de inmigración en Québec y su reflejo en el informe Bouchard-Taylor ”, Derecho Migratorio y Extranjería, nº 22, (2009), pp. 281-234.
  7. “Educar en la corresponsabilidad entre mujeres y hombres: la igualdad necesaria”, Revista General de Derecho Canónico y Derecho Eclesiástico del Estado, nº. 20, 2009.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]

 

https://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_El%C3%B3segui

 

Brigitte Bardot: “Muchas actrices calientan a los productores para tener un papel”

 

Bardot se siente protegida por su edad y porque no depende económicamente de nadie.

No teme las represalias feminazis.

Por ello dice lo que todo el mundo sabe que, como siempre, es lo contrario a las mentiras de las feminazis.

-o-o-o-o-

Brigitte Bardot: “Muchas actrices calientan a los productores para tener un papel”

Brigitte Bardot el pasado mes de septiembre Eric Feferberg – AFP

EFE – París

17 ENE. 2018

Brigitte Bardot considera que la mayor parte de las denuncias de acoso sexual en el cine que se han conocido en los últimos meses son “casos hipócritas” y afirma que muchas intérpretes “calientan a los productores para tener un papel”.

En una entrevista con la revista Paris Match, la que fuera actriz y mito erótico de los años 60 indicó que toda la polémica provocada por los abusos a actrices “ocupa el lugar de temas importantes sobre los que habría que debatir”.

“Yo nunca he sido víctima de acoso sexual. Y me parecía encantador que me dijeran que era guapa o que tenía un buen culito. Este tipo de piropo es agradable”, señaló.

Bardot, que está retirada desde hace años del cine y se dedica a la defensa de los animales, acusó a actrices de calentar a productores para tener papeles. “Después -añadió-, para que se hable de ellas, cuentan que han sido objeto de abusos”.

“En realidad, más que beneficiarles eso les perjudica”, indicó Bardot.

http://www.elmundo.es/loc/celebrities/2018/01/17/5a5fb50622601dc57b8b46af.html

Catherine Deneuve y otras artistas francesas temen por la libertad sexual tras la campaña #MeToo

 

Lejos de lo que pueda parecer las feminazis no son sino un grupo reducido. Eso sí, muy activo al contar con gran apoyo económico y un aún mayor apoyo mediático.

La mayoría de las mujeres reniegan de este “feminismo” hipócrita que se sostiene en mentiras.

No es sólo la libertad sexual la que está en juego. Son todas nuestras libertades y derechos las que serán proscritas si la ideología de género se impone pues no deja de ser una ideología totalitaria heredera de Engels, Hegel y Marx.

Desgraciadamente la agenda de género se está imponiendo en todo el mundo.

Deneuve y compañía sufrirán la acostumbrada campaña de acoso y derribo. Confiemos en que aguanten el envite de las feminazis.

-o-o-o-o-

Catherine Deneuve y otras artistas francesas temen por la libertad sexual tras la campaña #MeToo

Catherine Deneuve durante la presentación en Madrid de una de sus películas. BERNARDO DÍAZ

DPA – París- 9 ENE. 2018

Un colectivo de reconocidas mujeres de la cultura francesa entre las que se encuentran la actriz Catherine Deneuve, la escritora Catherine Millet o la cantante Ingrid Caven, alertaron este martes del riesgo de que el escándalo de la cultura de abusos contra las mujeres destapado en Hollywood cree un clima propio de una “sociedad totalitaria” que ponga en peligro la libertad sexual.

“La violación es un crimen, pero un flirteo tenaz o torpe no es un delito y una galantería tampoco es una agresión machista”, señalan las firmantes en un artículo que publica hoy en el diario francés “Le Monde”.

“Como mujeres no nos reconocemos en este feminismo que más allá de la denuncia del abuso de poder y toma el rostro de odio a los hombres y a la sexualidad”, continúan. Las firmantes defienden “la libertad de importunar a alguien”, al considerarlo algo “imprescindible para la libertad sexual”.

El texto fue elaborado, según “Le Monde”, por la escritora francesa Catherine Millet. Lo firman en total un centenar de mujeres del mundo del arte, la ciencia, el periodismo y el cine, entre ellas Catherine Deneuve, de 74 años.

La campaña #MeToo (yo también) contra el sexismo y los abusos sexuales se desató a raíz de las denuncias vertidas en octubre contra el productor de Hollywood Harvey Weinstein. “Desde el caso Weinstein se ha producido una toma de conciencia sobre la violencia sexual ejercida contra las mujeres, especialmente en el marco profesional, donde ciertos hombres abusan de su poder. Eso era necesario. Pero esta liberación de la palabra se transforma en lo contrario: se nos ordena hablar como es debido y callarnos lo que moleste, y quienes se niegan a plegarse ante esas órdenes son vistas como traidoras y cómplices”, dice el manifiesto. Sus firmantes lamentan que se haya convertido a las mujeres en “pobres indefensas bajo el control de demonios falócratas”

La actriz alemana, musa y viuda del cineasta Rainer Fassbinder, otra de las firmantes. EFE

Una justicia, ¿”expeditiva”?

Las denuncias registradas en las redes sociales se convierten en “una campaña de delaciones y acusaciones públicas hacia individuos a los que no se deja la posibilidad de responder o de defenderse”. “Esta justicia expeditiva ya tiene sus víctimas: hombres sancionados en el ejercicio de su oficio, obligados a dimitir por haber tocado una rodilla, intentado dar un beso, hablado de cosas intimas en una cena profesional o enviado mensajes con connotaciones sexuales a una mujer que no sentía una atracción recíproca”.

También hablan de la vuelta al “puritanismo” y a la “moral victoriana”: “Esta fiebre, de llevar a los ‘cerdos’ al matadero sirve en realidad a los intereses de los enemigos de la libertad sexual, los extremistas religiosos, los peores reaccionarios y aquellos que opinan que las mujeres son seres ‘especiales’, niños con rostro de adultos, que piden protección”.

http://www.elmundo.es/loc/2018/01/09/5a550f70e5fdea805d8b4620.html

« Nous défendons une liberté d’importuner, indispensable à la liberté sexuelle »

CCO CREATIVE COMMONS

Dans une tribune au « Monde », un collectif de 100 femmes, dont Catherine Millet, Ingrid Caven et Catherine Deneuve, affirme son rejet d’un certain féminisme qui exprime une « haine des hommes ».

LE MONDE | 09.01.2018 | Par Collectif

Tribune. Le viol est un crime. Mais la drague insistante ou maladroite n’est pas un délit, ni la galanterie une agression machiste.

A la suite de l’affaire Weinstein a eu lieu une légitime prise de conscience des violences sexuelles exercées sur les femmes, notamment dans le cadre professionnel, où certains hommes abusent de leur pouvoir. Elle était nécessaire. Mais cette libération de la parole se retourne aujourd’hui en son contraire : on nous intime de parler comme il faut, de taire ce qui fâche, et celles qui refusent de se plier à de telles injonctions sont regardées comme des traîtresses, des complices !

Or c’est là le propre du puritanisme que d’emprunter, au nom d’un prétendu bien général, les arguments de la protection des femmes et de leur émancipation pour mieux les enchaîner à un statut d’éternelles victimes, de pauvres petites choses sous l’emprise de phallocrates démons, comme au bon vieux temps de la sorcellerie.

Délations et mises en accusation

De fait, #metoo a entraîné dans la presse et sur les réseaux sociaux une campagne de délations et de mises en accusation publiques d’individus qui, sans qu’on leur laisse la possibilité ni de répondre ni de se défendre, ont été mis exactement sur le même plan que des agresseurs sexuels. Cette justice expéditive a déjà ses victimes, des hommes sanctionnés dans l’exercice de leur métier, contraints à la démission, etc., alors qu’ils n’ont eu pour seul tort que d’avoir touché un genou, tenté de voler un baiser, parlé de choses « intimes » lors d’un dîner professionnel ou d’avoir envoyé des messages à connotation sexuelle à une femme chez qui l’attirance n’était pas réciproque.

Cette fièvre à envoyer les « porcs » à l’abattoir, loin d’aider les femmes à s’autonomiser, sert en réalité les intérêts des ennemis de la liberté sexuelle, des extrémistes religieux, des pires réactionnaires et de ceux qui estiment, au nom d’une conception substantielle du bien et de la morale…

http://www.lemonde.fr/idees/article/2018/01/09/nous-defendons-une-liberte-d-importuner-indispensable-a-la-liberte-sexuelle_5239134_3232.html

La exministra de Cultura francesa Azoulay, elegida directora de la Unesco

 

La agenda de género sigue implantándose.

Otra feminista radical en la jefatura de la UNESCO desde donde se programa el adoctrinamiento a través del sistema educativo en todos los países.

-o-o-o-o-

La exministra de Cultura francesa Azoulay, elegida directora de la Unesco

Audrey Azoulay, la nueva directora general de la Unesco PHILIPPE WOJAZER REUTERS

Su candidatura se impone a la de un catarí un día después de la retirada de EE UU e Israel del organismo

SILVIA AYUSO

París 13 OCT 2017

La francesa Audrey Azoulay será la nueva directora general de la Organización para Educación, la Cultura y la Ciencia de las Naciones Unidas (Unesco). La ministra de Cultura en el último año del Gobierno del socialista François Hollande se impuso este viernes en la votación final al catarí Hamad bin Abdulaziz Al-Kawari, el otro finalista en una intensa carrera que ha requerido de media docena de votaciones a puerta cerrada antes de lograr la fumata blanca, a punto de agotarse el plazo máximo previsto para este proceso.

Azoulay, de 45 años, tiene que ser ratificada aún por la Conferencia General de la Unesco con presencia de sus 195 países miembro. Pero este es un voto prácticamente protocolario, por lo que se da por sentado que la francesa será la segunda mujer que asume la jefatura de la organización de la ONU con sede en París tras la búlgara Irina Bokova, que concluye su segundo y último mandato el 15 de noviembre.

Azoulay se impuso por solo dos votos (30-28) a su rival catarí, después de haberse calificado este mismo viernes para la votación final en un voto de desempate contra la candidata egipcia, Moushira Khattab, que la víspera la había igualado en apoyos. Una elección casi in extremis que muestra las tensiones tras un proceso que se ha visto más complicado aún por el anuncio efectuado la víspera de la retirada de Estados Unidos e Israel del organismo, al que acusan de tener un “sesgo contra Israel”.

Todo sin embargo en la carrera de Azoulay ha sido un tanto in extremis. La exministra presentó su candidatura a punto de expirar el plazo. Una acción que supuso por un lado la ruptura de la norma no escrita que señala que el país anfitrión de un organismo internacional —la Unesco tiene su sede en París— no debe presentar a un candidato propio para dirigirlo. Su postulación provocó además la ira de los países árabes que, pese a que oficialmente no hay una tradición de rotación regional de la jefatura de la Unesco, como sí la hay para la secretaría general de la ONU, creían que había llegado el momento de que, por fin, uno de los suyos -presentaron cuatro candidatos- ocupara el cargo. En junio, medio centenar de intelectuales árabes le hicieron llegar un mensaje al presidente Emmanuel Macron pidiéndole que “reconsiderara” una candidatura “que ha puesto en peligro la estrecha relación de Francia con el mundo árabe”.

Frente a las recriminaciones, Azoulay ha esgrimido su herencia. Esta mujer de izquierdas, como se definía en una entrevista en 2016 en el Journal du Dimanchetras ser nominada por Hollande como ministra de Cultura, creció entre Francia y Marruecos, de donde son originarios sus padres, descendientes de judíos sefardíes. Su padre, André Azoulay, fue consejero del rey Hassan II y, después, de su hijo, Mohammed VI.

“He sido acunada al ritmo tanto de los muecines como de las campanas de Montparnasse como de los cánticos de las sinagogas”, decía en reciente una entrevista con la revista Jeune Afrique. “Quiero poner esa diversidad al servicio de mi acción”, agregó. Este viernes, poco antes de su elección, insistía en la necesidad de sacar a la Unesco de la “crisis política profunda” que atraviesa y “restaurar su eficacia y credibilidad”.

El presidente francés ha sido uno de los primeros en felicitar a la nueva jefa de la Unesco, en un mensaje en Twitter en el que aseguró que “Francia seguirá luchando por la ciencia, la educación y la cultura en el mundo”.

Félicitations à @AAzoulay ! La France continuera à se battre pour la science, l’éducation et la culture dans le monde.

https://elpais.com/internacional/2017/10/13/actualidad/1507915782_235367.html

 

El Tribunal Constitucional rechaza el recurso de Juana Rivas por estar fuera de plazo

 

Las abogadas de Juana Rivas no paran de demostrar su incompetencia y sectarismo.

Dos recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional y los dos inadmitidos por estar presentados fuera de plazo.

El primero presentado antes de tiempo.

El segundo presentado meses después de cumplirse el plazo.

No es de extrañar que las abogadas feminazis exijan ventajas y privilegios. Es comprensible que reclamen tener leyes hechas a medida, siguiendo el derecho penal de autor, para que no necesiten ni ir a juicio. De otra manera difícilmente ganarían un pleito. De hecho, no podrían dedicarse a la abogacía.

Su nivel es lamentable. Basta oír a las presidentes de Themis: Alemany, Gonzalo, Cerrillos…

Lejos de argumentar y dar datos se limitan a recitar como papagallos las soflamas feminazis. Y aún después de haberlas repetido cientos de veces, lo hacen balbuceando y trastabillándose.

La “asesora” Francisca Granados ya empieza a descargarse de responsabilidad sobre lo sucedido alegando que la decisión siempre ha sido de Juana Rivas. Como si ella no fuese parte de la industria del maltrato ni viviese a cuenta de ella.

Juana Rivas debería pedirles indemnización por el penoso asesoramiento recibido y la utilización de la que la ha sido objeto para “defender” la causa feminazi.

Hay que seguir exigiendo que la ley se cumpla y que esta gente termine en donde les corresponde: en la cárcel.

Tendrán su Spandau y su Nuremberg.

-o-o-o-o-

El Tribunal Constitucional rechaza el recurso de Juana Rivas por estar fuera de plazo

La madre de Granada había solicitado la suspensión de la sentencia que le obliga a entregar a sus dos hijos

ROCÍO F. DE BUJÁN / LUIS P. ARECHEDERRA

Madrid – 16/08/2017

El Tribunal Constitucional ha rechazado por estar fuera de plazo el recurso de amparo presentado por Juana Rivas, que había solicitado la suspensión de la sentencia que le obliga a entregar a sus dos hijos al padre, el italiano Francesco Arcuri. La sala de vacaciones del tribunal garante de la Constitución asegura en su resolución, a la que ha accedido ABC, que el recurso de Rivas es extemporáneo «por haberse prolongado, de modo manifiestamente improcedente, la vía judicial previa».

La decisión del tribunal garante de la Constitución obliga a la madre de Granada a acudir a la justicia europea, una vez que ya no existen posibilidades de reclamar ante el Tribunal Constitucional, que ya ha inadmitido en dos ocasiones los recursos de Juana Rivas. Si ella lo decide, los abogados acudirían al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, por vulneración de derechos.

El abogado de Rivas, Juan Ramón Montero, ha declarado a ABC que la providencia del TC «entra en contradicción» con su primera resolución, en la que pidieron a la recurrente que acudiera a la Audiencia de Granada «para ver si había transcurrido dicho plazo». «De este modo, no entran a resolver el fondo del asunto y lo inadmiten por una cuestión formal», lamenta el letrado.

La providencia del Constitucional, dictada por los tres magistrados que conforman la sala de vacaciones, explica que Juana Rivas no presentó el recurso de amparo en el plazo necesario, consistente en 30 días hábiles desde que la Audiencia Provincial de Granada le notificó su decisión, el pasado 26 de abril. La madre de Granada acudió al TC el pasado 10 de agosto, fuera del plazo exigido.

Los magistrados argumentan que el recurso extraordinario por infracción procesal que Juana Rivas presentó ante la propia Audiencia de Granada el 31 de mayo no puede tenerse en cuenta para interrumpir el plazo del recurso de amparo, porque fue presentado en un «modo manifiestamente improcedente». El TC también niega efectos sobre el plazo al anunció de un recurso de queja ante el Tribunal Supremo, que la madre de Granada expresó el 15 de junio, y al que luego renunció, el pasado 1 de agosto.

http://www.abc.es/sociedad/abci-tribunal-constitucional-rechaza-recurso-juana-rivas-estar-fuera-plazo-201708161804_noticia.html

Desmontando a Vanessa Skewes, la presunta víctima machista

 

Un caso más de manual.

Con los controles aduaneros actuales y con la falta de autorización de ambos progenitores no se entiende que sigan produciéndose estos “secuestros“. Más aún estando en vigor el Convenio de La Haya sobre sustracción internacional de menores.

Salvo por la desidia y negligencia de algunos jueces que dictan sentencias en contra del sentido común y de la legislación.

Las consabidas denuncias falsas, informes falsos, testigos falsos, la victimización y teatralización de una falsa injusticia y un falso maltrato amparada en el convencimiento de que el hijo es de su propiedad y en la seguridad de su impunidad gracias a la legislación feminazi y a la prevaricación judicial.

No olvidemos que la inmensa mayoría de estos “secuestros” se producen dentro de las fronteras del mismo país durante los procesos de separación y divorcio.

La delincuente no sufrirá castigo alguno, como de costumbre.

-o-o-o-o-

Desmontando a Vanessa Skewes, la presunta víctima machista

¿Quién es Vanessa Skewes? EL MUNDO (Vídeo)

Juan Nieto- Valencia – 1 junio 2017

Una juez desacredita el relato público de Vanessa Skewes, que se unió a un centro de la mujer y una víctima real para reunir 150.000 firmas exigiendo más protección para los hijos de los maltratadores

Solo el 0,4% de las denuncias por violencia machista se investigan ante la sospecha de que sean mentira, una cifra que pone de manifiesto la fragilidad de la afirmación de que las mujeres denuncian en falso.

Son mínimas y el sistema judicial permite detectarlas y analizarlas con rigor si se constatan contradicciones, como está ocurriendo con el caso de Vanessa Skewes, la mujer de origen chileno que inició una campaña en España en la quedenunciaba malos tratos de su ex marido y que un juzgado de Alicante había entregado sus dos hijos menores de edad a un padre maltratador.

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Alicante acaba de dictar un auto que desmonta su relato y archiva el rosario de denuncias que presentó Vanessa Skewes contra su ex marido por presuntas amenazas de muerte a ella y a sus hijos. Las denuncias se basaban fundamentalmente en el testimonio de la mujer y la magistrada ha decretado el sobreseimiento provisional de las actuaciones tras constatar la existencia de «numerosas contradiccionesapreciadas en las sucesivas declaraciones de la denunciante, con una ampliación de la denuncia altamente cuestionable».

La mujer presentó un parte de lesiones, real, pero la investigación judicial ha determinado que en el momento en el que se produjo la presunta agresión su ex marido, que había viajado a España desde Chile para reunirse con sus hijos, se encontraba en Murcia junto a una abogada experta en asuntos de Familia que le asesora en el procedimiento civil seguido en España por sustracción internacional de menores.

Vanessa también denunció que había recibido amenazas de muerte a través de un correo electrónico y el juzgado de Alicante ha pedido a Google que informe quién está detrás de la cuenta para determinar si tales amenazas son reales. Esta parte no se archiva a la espera de que Google responda.

El testimonio de Vanessa Skewes generó una ola de solidaridad y se presentó ante los medios españoles como la mujer que escapaba de un auténtico infierno, que huyó de Chile junto a sus hijos para refugiarse en España porque querían matarlos.

A través de una cuenta en Change.org , creada por un centro de atención a la mujer, logró reunir más de 150.000 firmas para plantear al Ministerio de Justicia que no considere sustracción de menores estos casos. Muchas personas anónimas se sumaron a la iniciativa, también organizaciones sociales y otra víctima, en este caso con sentencia contra su pareja en Italia, cuyo caso no guarda ninguna relación con el relato contradictorio de Vanessa que han constatado los jueces y fiscales.

Vanessa hizo declaraciones en todas las televisiones en las que contó cómo vivía en el abismo: «Hablo de violación, golpes con fractura de nariz, con parte médico y las denuncias correspondientes». Ninguna de estas circunstancias es como la cuenta, al menos según la Justicia.

Su ex pareja no ha sido condenado, ni en Chile ni en España. En su país de origen, todas las denuncias que puso Vanessa se han archivado -según su actual asesora jurídica los archivos se han recurrido- y la noche que el padre pasó en Alicante para recoger a los menores porque ella se negaba a entregarlos dijo al juzgado quedormiría en Comisaría por el temor a más denuncias.

La única persona a la que la Fiscalía de Chile ha presentado una querella penal es a Vanessa por secuestro, quien fue detenida y puesta en libertad cuando regresó a su país hace unas semanas. Vanessa sigue teniendo la custodia de sus hijos, como en todo este tiempo, pese a la denuncia pública de que se los querían quitar.

Chile, a través de España, tramitó una demanda por sustracción internacional de menores porque Vanessa, quien tenía la custodia en Chile de sus hijos, viajó hace dos años a España sin autorización. Según consta en el expediente, pese a que salió del país huyendo, se reunió con su ex marido para decirle que sólo eran unas vacaciones.

La demanda se presentó en octubre de 2015 y el escrito fue turnado al Juzgado número 10 de Familia de Alicante. La Abogacía del Estado pedía la restitución de los menores y se requirió a Vanessa para que compareciese con los hijos y manifestase si accedía. Rechazó la restitución porque dijo que el padre era «un delincuente reincidente» y «supondría un grave riesgo». Denunció lesiones, intentos de violación y maltrato familiar, además de consumo de cocaína.

Sin embargo, según consta en la resolución, las autoridades españolas certificaron que no existía ninguna condena contra el padre y estimaron que no era ningún delincuente ni maltratador. La Abogacía del Estado también presentó un informe de laboratorio de medicina legal, que certifica que no se habían «detectado [en el padre] ni cocaína ni opiáceos».

El Juzgado de Familia falló en contra de Vanessa, pero le comunicó que se trataba de un proceso civil, por lo que en ningún caso se valoraba entregar a los niños al padre si no que retornara a su país de origen con los niños. Como la madre tiene la custodia en Chile, allí podría vivir con los pequeños, pues el marido nunca fue condenado y no se acreditaron malos tratos. La decisión la ratificó la Audiencia de Alicante.

A partir de ese momento, en enero de 2017, Vanessa impulsó la campaña de Change.org y no atendió a los requerimientos del juzgado de Familia para que los niños volvieran a Chile, según su actual asesora jurídica por falta de profesionalidad de su anterior abogada de oficio.

Mientras no atendía a estas solicitudes, empezó a presentar denuncias en la Policía. Dijo que su pareja le amenaza de muerte a ella y sus hijos. Los correos parecían reales, recogían insultos y un juzgado asumió la investigación del caso.

Vanessa pidió una orden de alejamiento y sólo un día después de que presentara la denuncia el juzgado denegó la medida de protección porque el denunciado «reside en Chile» y no existe «indicio alguno del posible traslado a España». También se tuvo en cuenta que «no resulta entendible la razón por la que el denunciado ha tenido acceso al correo personal» de Vanessa dos años después de llegar a España.

La mujer siguió presentando denuncias con más correos presuntamente amenazantes y solicitando órdenes de alejamiento que fueron rechazadas hasta que el pasado 26 de abril denunció una agresión que presuntamente se habría producido mientras su ex pareja estaba en Murcia tras llegar a España para cumplir con la orden del Juzgado de Familia. Se activó el protocolo y se impuso una orden de alejamiento al padre, aunque no respecto a los hijos, porque el juzgado de guardia dictaminó que no existía «ninguna situación de riesgo para los menores».

Este 10 de mayo, el juzgado que había asumido el caso dictó el archivo provisional de la presunta agresión. Según el auto, no es posible que la ex pareja de Vanessa la agrediera porque no le dio tiempo a viajar de Murcia a Alicante sin vehículo. De nuevo, la acusación de Vanessa había sido desmontada.

 

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2017/06/01/592f0785468aeb9f7e8b460b.html

 

El Supremo fija en 2 millones de euros la pensión mensual de Berlusconi a su exmujer

 

Hay que recordar que esta mujer se divorció porque su marido se iba con jovencitas. Pero obvia que ella fue también una jovencita que “robó” el marido a la primera esposa. Por cierto, su único mérito era estar buenorra. Nada de intelecto u otra característica que la hiciese atractiva.
El Supremo, según recogen los medios italianos, considera que el divorcio “no anula la permanencia del vínculo conyugal” ni el deber de garantizar el ritmo de vida del que gozaba Lario en su matrimonio…
A estos jueces habría que meterles entre rejas.
La idea de que el hombre ha de mantener a la mujer hasta el final de sus días, y al máximo nivel posible, y de que ésta sólo necesita abrirse de piernas para merecerlo, es un criterio que no sólo no desaparece sino que se afianza.
Lo curioso es que al mismo tiempo persiguen la prostitución. Será para evitar la competencia. Una muestra más de la “consistencia” del argumentario de las feminazis.
-o-o-o-o-

El Supremo fija en 2 millones de euros la pensión mensual de Berlusconi a su exmujer

El ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi deberá pagar a su segunda esposa, Veronica Lario, dos millones de euros al mes de pensión tras el divorcio, según dictaminó el Tribunal Supremo.

En la sentencia, dictada el pasado noviembre y cuyo contenido se conoció hoy, la Corte rechazó el recurso de Berlusconi y confirmó el veredicto del Tribunal de Apelación de Milán, que en 2014 había reducido la pensión fijada en primera instancia de 3 a 2 millones de euros mensuales.

El Supremo, según recogen los medios italianos, considera que el divorcio “no anula la permanencia del vínculo conyugal” ni el deber de garantizar el ritmo de vida del que gozaba Lario en su matrimonio con el magnate y exjefe de Gobierno, “uno de los hombres más ricos del mundo”.

Este proceso comenzó en mayo de 2009, cuando Lario pidió el divorcio a Berlusconi a raíz del escándalo por la aparición en la prensa de unas fotos en las que el político conservador aparecía en el cumpleaños de una chica de 18 años.

Berlusconi y Lario mantuvieron una relación sentimental de casi 30 años, de los cuales 19 estuvieron casados, y tuvieron tres hijos: Bárbara, Eleonora y Luigi.

Estos se sumaron a Pier Silvio y Marina, los dos que tuvo Berlusconi con su primera esposa, Carla dall’ Oglio.

Actualmente el magnate, de 80 años, mantiene una relación con una mujer 49 años más joven que él, Francesca Pascale, y ha reducido notablemente sus apariciones públicas.

La prostitución divide al feminismo

Publicado en por javiermoyag

Hace unas semanas, un grupo de prostitutas reivindicaba su derecho a ejercer su trabajo por elección propia. Algunas, incluso, lo defendían como una acción feminista que empodera a la mujer en el ámbito sexual. La polémica saltó pronto a las redes sociales y puso de manifiesto las diferencias de criterio entre defensores y detractores de la prostitución. Esta semana se suben a la lona cuatro mujeres: dos trabajadoras del sexo, defensoras de su libertad de elección a la hora de realizar su profesión, y dos críticas con la cosificación de la mujer que, dicen, esta actividad supone.

combate_50

Todos estamos explotados por el capitalismo

Georgina Orellano *

Es el único debate que genera disidencias hacia el interior del feminismo, generando discusiones y hasta posiciones irreconciliables. ¿Puede ser la prostitución considerada un trabajo como cualquier otro? ¿Qué tipo de legislaciones deberían adoptar los estados? ¿Se puede apelar al modelo abolicionista, a pesar de que es rechazado por organizaciones de trabajadoras sexuales? ¿Es el reglamentarismo el modelo que protegería a las mujeres? Preguntas y dudas que surgen alrededor del debate. Yo apenas me las hice cuando comencé a ejercer el trabajo sexual con tan solo 19 años, pero, actualmente, dirigiendo la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR- CTA), me veo respondiendo a diario en charlas, foros, actividades y hasta debates que se generan en las redes sociales.

La prostitución es un trabajo, pero no un trabajo como cualquier otro. No creo que todos los trabajos sean iguales. De hecho, no se suele ver que se cuestione e interrogue a otros trabajadores como se cuestiona e indaga sobre la vida y toma de decisiones de las trabajadoras del sexo. Sostienen algunas que no se debería reconocer como actividad laboral porque implica vender el cuerpo, hay explotación y ninguna mujer elige libremente ofrecer sus servicios sexuales a cambio de dinero… En esta sociedad desigual, viviendo bajo un sistema capitalista, me pregunto: ¿quién no vende el cuerpo? ¿Quién no tiene que salir a trabajar por necesidad? ¿Quién elige libremente en qué mercado laboral insertarse, decidiendo sus cargas horarias y la renumeración económica que se llevará a fin de mes? ¿Quién no es explotado bajo este sistema capitalista que nos cosificada y mercantiliza a toda la clase obrera? ¿Por qué solo se ve la desigualdad de género en el mercado sexual y nada dicen de todos los trabajos de autocuidado que recaen sobre los cuerpos de las mujeres? Son trabajos muy mal pagos y destinados a las mujeres de sectores populares.

Recuerdo que cantidad de veces me dijeron: “Tu trabajo no es digno”. ¿Qué trabajo es digno? ¿Quién se cree superior para medir la dignidad de las trabajadoras? ¿Qué tienen de más digno la espalda, los brazos o las piernas de la genitalidad de la mujer? Aparte, hablar de dignidad entre pobres es caer en la propia trampa del sistema. Ningún trabajo será digno mientras exista el capitalismo. A veces no logro comprender por qué quienes deberían tener solidaridad hacia nosotras son las primeras en cuestionarnos y desacreditar nuestras voces. Una de las principales banderas del feminismo es que toda mujer es libre de decidir sobre su propio cuerpo… ¿De quiénes serán los cuerpos de las putas, pues que nos niegan rotundamente decidir sobre ellos?

Hay mujeres organizadas que están luchando por acceder a derechos laborales y porque se escuchen nuestras voces: ¿desde qué lugar se nos dice qué tenemos que hacer? Si justamente ser feminista es darle la posibilidad de elegir a las mujeres cosas que no necesariamente elegiríamos para una. Somos las propias trabajadoras sexuales quienes debemos poner sobre la agenda política nuestras demandas, construir un propio modelo de legalización hacia el trabajo sexual que sea pensado desde una perspectiva laboral y no sanitarista, como propone el modelo reglamentarista adoptado por pocos países. Son nuestras voces las que se deben comenzar a escuchar. Quizá ese sea el camino para poder deconstruir todo el estigma y los estereotipos que recaen sobre nuestras vidas y que muchos se den cuenta que las trabajadoras sexuales necesitamos tener derechos laborales y mejorar nuestras condiciones de trabajo. Ojalá ese día llegue pronto.

* Prostituta feminista y secretaria general de la Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR-CTA).

Mucho más que costillas del hombre

Francisca García Algarra *

Existe un sector minoritario de feministas que defiende decididamente el hecho de la prostitución como un ejercicio de derechos de las personas que trabajan en ella y, también, como una profesión digna y perdurable. Quizá habría que detenerse a pensar qué es lo que pretenden amparar realmente. Entregar el cuerpo a cambio de dinero o prebendas es enajenar la mente, porque mente y cuerpo son lo mismo. Por tanto, renunciar a la integridad del yo es como negar al propio yo.

Muy lejos de moralismos y prejuicios convencionales, es necesario abordar el tema de la venta y uso de cuerpos de una manera profundamente realista. Qué tiene de defendible someterse a lo peor de la doctrina patriarcal, colocarse bajo la bota de los abusos y la humillación; dejarse manosear e invadir por la repugnancia en parcelas íntimas de piel y alma. No se comprende que a unas mujeres que en teoría son luchadoras de sus derechos y se autodenominan feministas les parezca plausible la explotación sexual de otras como ellas.

Esta cuestión puede hacerse extensible a la pornografía, siempre para hombres, que muestra los tics más oscuros del patriarcado nefando en el que vivimos, causa y cómplice de tantos asesinatos “de género”. De ahí a la trata de mujeres para mercadear sexualmente sólo hay un paso en el ámbito de la ignominia. Convertidas en seres de ninguneo, cuya anulación total las esclaviza y encadena como objetos donde hombres faltos de ética y conciencia las someten a su voluntad. Muñecas de un barro ya sucio que gira alrededor del macho insatisfecho, siempre en su rol patético.

No es verdad que prostituirse sea un acto voluntario que no tenga ninguna consecuencia afectiva para quien lo realiza. La sexualidad no es algo tan banal como nos quieren hacer creer. La prostitución es la soledad de un cuerpo frente al asco. Lo que deambula alrededor de este “negocio”, chulos y drogas, racismo y clasismo, es lo menos recomendable para vivir o sobrevivir. Las enfermedades de transmisión sexual están presentes entre clientes y prostitutas; por cierto, desde la pornografía en la que no se usa preservativo, o sea, prácticamente toda, se está fomentando indiscriminadamente la proliferación de dichas enfermedades.

Entonces, ¿a quiénes sirve verdaderamente el comercio de cuerpos como si fueran carne en un mercado, sino a los esclavizadores tiranos que se lucran con ello? El mito de la “irrefrenabilidad” de la sexualidad masculina no es más que un cuento para justificar patriarcalmente el abuso y sometimiento de las mujeres en general, no sólo la existencia de prostitutas. Todo lo dicho anteriormente se preserva como consecuencia de vivir en sociedades machistas construidas por y para los hombres, donde las mujeres no son más que costillas que acompañan y se colocan donde mejor convenga.

* Feminista, escritora y columnista de ‘Diario 16’.

El sexo de pago no es solo cosa de hombres

Ariadna Cases *

A través de redes sociales y hablando públicamente de mi profesión, he visto un creciente interés de las mujeres hacia esta. Crece la cantidad de e-mails de mujeres, preguntas, curiosidades y mucha desinformación; no creen que una prostituta se sienta en paz con su trabajo y pueda sentirse libre. Esta transparencia ha hecho que más mujeres acudan a mí, reafirmando que el sexo de pago no es exclusividad masculina.

Como feminista, tuve muy claro que mis servicios no serían destinados a un solo género. Los hombres van con quien quieren, ¡las mujeres también!

Si no nos dejan hablar como trabajadoras libres, nuestros testimonios desaparecen y generamos una espiral de represión hacia la mujer, se piensa que somos esclavas y fomentamos la creencia de que el sexo de pago es exclusividad masculina. Esto provoca la desigualdad y algunas mujeres se suman a ese abolicionismo ciego causado por una información sesgada que nos cosifica.

Vender o comprar sexo no es delito, tanto sea capricho o necesidad; lo importante son el respeto y acuerdo mutuos, como en cualquier trabajo. La sexualidad no tiene género. Las prostitutas ofertamos sexo, no satisfacemos una demanda de desigualdad, machismo, agresiones, violaciones o misoginia. Hay que escuchar a las prostitutas hablar de nuestra realidad, pues nosotras la vivimos a diario.

Es falso y sensacionalista decir que elegimos la prostitución como única salida. Muchas hemos escogido la prostitución porque, ante la demanda de trabajos o posibilidades ofrecidas, no creemos justas las opciones y no nos resignamos, buscamos más allá y escogemos la prostitución. Es de los pocos trabajos en que la mujer no cobra menos que un hombre y es un trabajo que abraza la diversidad, sin hacer distinciones por género o procedencia. Las mujeres escogemos nuestra tarifa y nuestros horarios y, por supuesto, nadie nos dice a quién debemos atender. Pero, sobre todo, porque el sexo no nos avergüenza. Pasar más tiempo desnudas que vestidas no nos hace inferiores ni vulnerables. En mi caso, hace que ame mi cuerpo y cada día se reinvente mi sexualidad. Da igual que tenga más clientes transexuales, mujeres u hombres. Incluso desnuda puedo decir NO. Que alguien pague por mis servicios no me hace de nadie. Si la persona no acepta ni respeta un NO, es un violador, no es alguien con derechos.

Las mujeres que ofrecemos sexo somos fuertes, feministas. Muchas nos hemos rebelado a aceptar trabajos precarios mal valorados y pagados. No permitimos ni aceptamos que nuestros compañeros masculinos ganen más que nosotras por hacer el mismo trabajo. No necesitamos malos consejos paternalistas o que nos digan que la prostitución nos llevará a una situación de inferioridad moral y de derechos respecto a los hombres. La sociedad ya funciona así. Regular la prostitución desde una mentalidad libre nos ofrece la posibilidad de corregir la desigualdad.

El sexo no crea desigualdad: el sexo de pago no es solo cosa de hombres. Cuando las prostitutas se empoderan, la mujer se empodera sexualmente.

* Escort particular y feminista, escribe sobre su profesión y la mujer en su blog.

El feminismo no es trata de libertad

Marina Pibernat Vila *

En publicidad, la libertad ha sido empleada como reclamo para vender coches, perfumes o loterías. El negocio del sexo, consciente de que la libertad vende bien en la era del consumo, inició hace décadas una campaña ideológica con el objetivo de relacionar la idea de libertad con la compraventa de sexo. No contento con perpetrar la trata de mujeres –rapto, traslado, amenaza, agresión y violación para ser sexualmente explotadas–, el proxeneta, hoy “empresario del sexo”, hizo lo mismo con la libertad: exhibirla enclaustrada en el escaparate de un burdel preparada para generar ingresos.

Evidentemente, a uno de los negocios más lucrativos del mundo no le faltan aspirantes a representante de esta libertad de escaparate, que a menudo aparecen en los medios de comunicación esgrimiendo la figura de la prostituta por voluntad propia. Se pretende así desligar la trata de la prostitución, algo que puede parecer razonable hasta que hacemos números: la oferta procedente de prostitutas libres no cubriría la inmensa y cambiante demanda masculina, por lo que la trata de mujeres es indisoluble del entramado prostibulario para mantener el volumen de negocio. Esta falaz e insistente distinción entre trata y prostitución bien podría responder a la necesidad de un lavado de cara del crimen internacional organizado dedicado a la explotación sexual de millones de mujeres y menores en situación de pobreza y vulnerabilidad social en todo el mundo.

Presentando la compraventa de sexo como un supuesto intercambio libre entre individuos libres, eludiendo cualquier condicionamiento socio-económico, este discurso pro-prostitución convence a potenciales clientes de que es bueno disponer sexualmente de una persona mediante el pago. Así, legitima y expande la demanda masculina que origina el negocio. Insiste también en las bondades de ser parte de la oferta y vender la propia sexualidad. Para todo ello, instrumentaliza superficial y cínicamente cierto léxico tomado del feminismo, mezclado con visiones profundamente individualistas y anticientíficas de la intrincada realidad socio-cultural.

Contrariamente a lo que se suele argumentar, ahí donde el discurso pro-prostitución se ha traducido en políticas de regulación –caso de Holanda, Alemania, Victoria (Australia) o Nevada (EEUU)–, no se ha observado mejora alguna en la situación de las mujeres prostituidas, aunque sí el incremento de la actividad de la trata, que en estos casos puede ampararse mejor en la legalidad.

Para el feminismo como movimiento social, acabar con la explotación sexual de seres humanos, mujeres en su inmensa mayoría, ha sido una prioridad histórica. Como teoría crítica de las relaciones sociales, el feminismo no concibe la prostitución basándose en la libertad individual –cosa que correspondería al liberalismo económico–, sino como fenómeno social estrechamente relacionado con las viejas estructuras socio-culturales patriarcales y de clase. Asumir que debe existir un sector dedicado a ofrecer el acceso a mujeres para satisfacer la demanda sexual masculina significa aceptar implícitamente que las mujeres existen para uso masculino. Algo así tiene repercusiones a muchos niveles, y contribuye a aumentar el machismo y la desigualdad social.

* Feminista y comunista.