Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Un exconcejal de Mieres condenado por injuriar gravemente a un magistrado

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

 

Decir la verdad no es delito. Eso establece el Código Penal en sus artículos 207 y 210.

El exconcejal tiene toda la razón al afirmar que el juez debería haberse inhibido según dicta la Ley Orgánica del Poder Judicial en su artículo 219.

Pero la casta judicial no tolera que nadie les saque los colores siquiera. Menos aún sentarlos en el banquillo de los acusados por prevaricación.

Conviene tenerlo en cuenta a la hora de valorar si sale a cuenta criticar siquiera a un juez.

La sentencia debería ser de aplicación como jurisprudencia para que cualquiera pueda querellarse contra quien le injuria.

-o-o-o-o-

Un exconcejal de Mieres condenado por injuriar gravemente a un magistrado

El Penal nº 2 de Oviedo le impone el pago de 5.700 euros pues añade el daño moral que le causaron al juez las declaraciones del ex edil en un periódico regional
Autor
Comunicación Poder Judicial

El Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo ha condenado al exconcejal de Personal del Ayuntamiento de Mieres, Juan José Menéndez, al pago de una multa de 2.700 euros al considerarle autor de un delito de injurias graves con publicidad. Además, el que fuera integrante del equipo de gobierno de IU deberá indemnizar con 3.000 euros al juez de lo social de Mieres por el daño moral que le causaron las manifestaciones que Menéndez realizó en una entrevista publicada en el diario La Nueva España en abril del 2015 en las que apuntaba “que uno de los posibles motivos por los que el Consistorio pierde muchos juicios es que influye negativamente el hecho de que el juez de lo social de Mieres sea marido de una delegada sindical del propio Ayuntamiento”.

La magistrada, Elena González Álvarez, resalta en la sentencia que “es evidente la intencionalidad del acusado de hacer llegar a la opinión pública, a través de la entrevista en cuestión, lo que para él constituye una actuación más que dudosa por parte de un juez en el ejercicio de sus facultades, y ya sea asegurando que dicta resoluciones injustas, ya pretendiendo su abstención -olvidando la posibilidad de plantear recusación-, pone en duda tanto la imparcialidad como la apariencia de imparcialidad, menoscabando de este modo la fama y atentando contra la integridad del Juez de lo Social”.

La resolución establece que el acusado, en su declaración, “tras tratar de confundir con el sentido que realmente quiso dar a las respuestas a las publicadas, y de indicar que no sólo se habló de juicios en el ámbito social, sino también de otros órdenes jurisdiccionales, manifestó de forma insistentemente que lo que quiso decir es que el juez de lo social tenía que abstenerse”. La resolución continúa subrayando que “con independencia de que se tratara de insinuar que el juez prevaricó en algunos casos o de que debía abstenerse, lo cierto es que la conclusión es similar, pues desde el instante en que considera que un juez debe abstenerse de conocer de un asunto se duda de su capacidad para ejercer su cargo con imparcialidad y honestidad”.

La sentencia, que no es firme, además de condenar a Juan José Menéndez al pago de una multa de 2.700 euros, dispone también el abono de una indemnización al Juez de lo Social de Mieres. “Toda persona criminalmente responsable de un delito o falta lo es también civilmente si de hecho se derivasen daños y perjuicios (…) debiendo comprender la indemnización los daños y perjuicios que resulten debidamente acreditados, que en este caso se han de concretar en la cantidad estimativa de 3.000 euros”.

Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial.

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-1985-12666

Artículo 219.

Son causas de abstención y, en su caso, de recusación:

1.ª El vínculo matrimonial o situación de hecho asimilable y el parentesco por consanguinidad o afinidad dentro del cuarto grado con las partes o el representante del Ministerio Fiscal.

2.ª El vínculo matrimonial o situación de hecho asimilable y el parentesco por consanguinidad o afinidad dentro del segundo grado con el letrado o el procurador de cualquiera de las partes que intervengan en el pleito o causa.

3.ª Ser o haber sido defensor judicial o integrante de los organismos tutelares de cualquiera de las partes, o haber estado bajo el cuidado o tutela de alguna de éstas.

4.ª Estar o haber sido denunciado o acusado por alguna de las partes como responsable de algún delito o falta, siempre que la denuncia o acusación hubieran dado lugar a la incoación de procedimiento penal y éste no hubiera terminado por sentencia absolutoria o auto de sobreseimiento.

5.ª Haber sido sancionado disciplinariamente en virtud de expediente incoado por denuncia o a iniciativa de alguna de las partes.

6.ª Haber sido defensor o representante de alguna de las partes, emitido dictamen sobre el pleito o causa como letrado, o intervenido en él como fiscal, perito o testigo.

7.ª Ser o haber sido denunciante o acusador de cualquiera de las partes.

8.ª Tener pleito pendiente con alguna de éstas.

9.ª Amistad íntima o enemistad manifiesta con cualquiera de las partes.

10.ª Tener interés directo o indirecto en el pleito o causa.

11.ª Haber participado en la instrucción de la causa penal o haber resuelto el pleito o causa en anterior instancia.

12.ª Ser o haber sido una de las partes subordinado del juez que deba resolver la contienda litigiosa.

13.ª Haber ocupado cargo público, desempeñado empleo o ejercido profesión con ocasión de los cuales haya participado directa o indirectamente en el asunto objeto del pleito o causa o en otro relacionado con el mismo.

14.ª En los procesos en que sea parte la Administración pública, encontrarse el juez o magistrado con la autoridad o funcionario que hubiese dictado el acto o informado respecto del mismo o realizado el hecho por razón de los cuales se sigue el proceso en alguna de las circunstancias mencionadas en las causas 1.ª a 9.ª, 12.ª, 13.ª y 15.ª de este artículo.

15.ª El vínculo matrimonial o situación de hecho asimilable, o el parentesco dentro del segundo grado de consanguinidad o afinidad, con el juez o magistrado que hubiera dictado resolución o practicado actuación a valorar por vía de recurso o en cualquier fase ulterior del proceso.

16.ª Haber ocupado el juez o magistrado cargo público o administrativo con ocasión del cual haya podido tener conocimiento del objeto del litigio y formar criterio en detrimento de la debida imparcialidad.

http://www.poderjudicial.es/cgpj/es/Poder-Judicial/Noticias-Judiciales/Un-exconcejal-de-Mieres-condenado-por-injuriar-gravemente-a-un-magistrado-

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Deja un comentario