Teléfono: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Si no encuentra la página que busca pruebe en la sección "web anterior".

Una prueba de ADN confirma la sospecha de Diego Matamoros: “No soy el padre de mi hija”

 

Las mentiras feminazis caen por su peso.

Cabe recordar lo paradigmático del presente caso que no es sino uno más de los miles que se producen cada año.

La madre ha hecho creer a su propia hija y al falso padre que eran padre e hija con el consiguiente daño a ambos. Además del daño causado a sus familias.

El padre real y su familia también han sido víctimas del engaño al verse privados de la niña.

La madre durante años ha estafado al falso padre obligándole a hacerse cargo de una hija que no es suya. Tiempo, salud y dinero empleados en quien no le correspondía. Entre otros aspectos, extorsionándole con una pensión de alimentos que no le correspondía pagar.

La hija ha crecido creyendo que el falso padre lo era en realidad. Ahora se queda huérfana de padre y familia paterna.

La madre puso denuncias falsas de maltrato contra quien ella sabía perfectamente que no era el padre.

La madre es pichicóloga especializada en violencia de género y trabaja como tal en un juzgado feminazi.

El dogma feminazi de la promiscuidad masculina y la fidelidad femenina. Las mujeres nunca mienten.

La prueba de ADN a los recién nacidos ha de ser obligatoria. Por el bien de los niños. Aunque sólo sea porque tienen derecho a conocer a su familia y por posibles problemas médicos en el futuro. Y porque los padres tienen derecho a saber si los niños son sus hijos. Máxime teniendo en cuenta la enorme cantidad de casos que gozan de impunidad o de castigos irrisorios.

-o-o-o-o-

Una prueba de ADN confirma la sospecha de Diego Matamoros: “No soy el padre de mi hija”

CHIC – 8-11-2017

El hijo de Kiko Matamoros ha demostrado que no es el padre de la niña que tuvo su anterior pareja, Tanit Grande.

Después de interponer una demanda de paternidad en los juzgados, Diego Matamoros ha confirmado lo que venía sospechando desde hace años: la niña que creía fruto de su relación con Tanit Grande, no es su hija. Así lo demuestran las pruebas de ADN que solicitó el juez y que supone un punto y final de una truculenta historia de amor que terminó en engaños, decepciones y mentiras.

El hijo de Kiko Matamoros asegura en la revista Semana que está “destrozado” con la noticia: “Necesito tiempo para superarlo, para curarme y para saber cómo avanza con mi vida (…) Para mí es comparable a la muerte en vida. La niña de casi cuatro años, ya no es nada mío”.

Diego se enteró de la noticia el pasado 1 de noviembre a través de un email del laboratorio en el tuvo que hacerse las pruebas: “Lo peor del email fue ver la cara de mi hija muy sonriente en una foto. ¡Fíjate que todavía sigo llamándola mi hija!”, asegura en la revista. “La niña también es víctima de todo esto. ¡Es que ella me llamaba papá! Tengo la sensación de que no sé con quien he estado viviendo, que he perdido mi tiempo y mi vida. La realidad es muy dura, me han quitado el futuro con ella, me han quitado todo”.

Diego definió su relación con la psicóloga Tanit Grande como “tóxica”. La pareja tuvo una relación llena de altibajos, varias rupturas y reconciliaciones. En 2014 nació la niña, que ahora la prueba de ADN ha demostrado ser de otro hombre: “Sé quién es el hombre con el que Tanit tuvo una relación. Mi padre lo averiguó (…) Ante el juez, Tanit afirmó que a medida que la niña crecía, le veía más parecido al otro hombre que a mi”.

http://www.libertaddigital.com/chic/corazon/2017-11-08/diego-matamoros-entrevista-semana-no-soy-el-padre-de-mi-hija-prueba-adn-tanit-grande-1276608758/

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Teléfono.: 620100000 - Email: info@projusticia.es

Deja un comentario