Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK - ACEPTAR | Más información

hs

Colabora en la causa y benefíciate de los servicios de la Asociación.

mn2012

f 620100000 - info@projusticia.es v

hs

 

Macroencuesta 2019

Igualdad cuenta como acoso sexual las miradas, bromas e insinuaciones y ya las computa como violencia contra la mujer

Los criterios feminazis no resisten el menor análisis lógico. No olvidemos que consideran maltrato el invitar a salir a una mujer. Ligar, cortejar, tontear… es maltrato según el criterio de quienes deberían estar en el departamento de psiquiatría del centro penitenciario correspondiente.

camisa fuerza

Pero su locura está sustentada en un gran negocio que rinde suculentos beneficios. Para justificar su existencia se crean y propagan mentiras entre las que está la del maltrato a las mujeres.

La macroencuesta del Instituto de la mujer no es sino una pieza más de este engranaje de agitación y propaganda. Su metodología no es sino una burda manipulación y su acientificidad es palmaria.

Por ello han de exagerar cada vez más las cifras para justificar la necesidad de leyes aberrantes, privilegios disfrazados de igualdad y una red de parásitos que incluye a los miles de vividores de la industria del maltrato.

La macroencuesta ha ido dando una cifra cada vez mayor de maltratadas. Ninguna de ellas resiste el más elemental análisis.

- 6,3% en 2006.

- 10,8% en 2011.

- 12,5% en 2015.

- 57,3% en 2019.

El 12,5% de las mujeres mayores de 16 años que viven en España ha sufrido violencia física o sexual de sus parejas o exparejas a lo largo de su vida, según la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2015, que presentó este lunes el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso. Si se extrapola el porcentaje a la población femenina de esa edad que recoge el INE, serían unos 2,5 millones de mujeres. La última macroencuesta, de 2011, detectó que el 10,8% de las mujeres habían sufrido maltrato. En 2006 eran un 6,3% quienes afirmaron ser maltratadas por sus parejas o exparejas.

https://elpais.com/politica/2015/03/30/actualidad/1427722209_303241.html

Recordemos que los datos se falsean con descaro. Desde el número de hombres asesinados por sus parejas hasta el número de denuncias falsas de maltrato interpuestas por mujeres a las que hay que creer sí o sí por el simple hecho de ser mujer.

 

En cualquier caso, según los propios datos falsos facilitados por las feminazis, cuanta más falsa medicina se ha administrado al falso enfermo más se ha agravado la falsa enfermedad.

De acuerdo a los criterios de las feminazis:

- Habría que detener por maltratadoras a las mujeres que votaron a Adolfo Suárez y a Felipe González porque eran guapos.

Se dice que muchos (o más bien, muchas) votaban a Adolfo Suárez y a Felipe González por ser guapos.

- Habría que detener a Merichel Batet por comerse con mirada lasciva a Pedro Sánchez.

https://www.elnacional.cat/es/politica/sanchez-batet-declaran-guerra-podemos_103078_102.html

- Habría que detener a Pilar Rahola y a Julia Otero por ponerse cachondas viendo el culo de José Mourinho.

“Nosotras hablamos del culito que tiene Mourinho”

- Habría que detener a Esperanza Aguirre por cosificar a Pedro Sánchez del que sólo sabía que es guapísimo.

Aguirre, sobre Pedro Sánchez: "Guapísimo"

- Habría que detener a Celia Villalobos por comerse a los bomberos con la mirada.

 

- Habría que detener a Mercedes Milá por tocarle el pene a Jordi Mestre de La Secta.

- Habría que detener a Almudena Grandes por burlarse de mujeres violadas.

Una escritora que se rio de una monja violada dice ahora que una cruz simboliza violaciones

- Habría que detener a las mujeres que desgarraron la ropa de Jorge Negrete.

“¿Pero, bueno, es que aquí no hay hombres?”

- Habría que detener a todas las seguidoras fanáticas de actores, cantantes, etc. Pues el fenómeno fan es prácticamente una exclusiva femenina.

 

Conviene recordar el caso Olvido Hormigos. Una mujer envía un vídeo subido de tono a su amante. Tras hacerse público, intenta tapar su responsabilidad denunciando falsamente a varias personas, incluido el alcalde. Se hace la víctima y obtiene el apoyo feminazi dando lugar a un cambio legislativo por el que se castiga a quien cuenta la verdad y se premia a quien miente. De hecho, acaba haciendo negocio de su felonía.

Olvido Hormigos y el alcalde de Los Yébenes declaran por la denuncia del vídeo

Esperanza Aguirre defiende a Olvido Hormigos y le pide que no dimita por la difusión de su vídeo erótico

Valenciano: «No dimitas por eso, Olvido»

Así se cambió el Código Penal por el vídeo sexual de Olvido Hormigos

La impunidad femenina en lo referente al acoso al sexo opuesto queda bien retratada en el siguiente vídeo en que una mujer se desnuda en plena calle y persigue a un hombre.

 

El conocido recurso final es la denuncia falsa, la campaña de difamación y el acoso físico (con la ayuda de imbéciles adoctrinados) a quien fuera su pareja provocando la destrucción civil de quien se ha convertido en enemigo por el simple hecho de destapar sus mentiras o no querer saber más de ella.

Calvente confiesa al juez que teme por él y su familia ante las amenazas de «la guerrilla de Podemos»

Habla el compañero de asesinato de la candidata de Podemos: "Ella le dio los dos primeros tiros... Y yo le rematé"

En resumen, la Macrocuencuesta no es sino una más de las mentiras feminazis utilizadas como soporte de la industria del maltrato.

 

https://www.elmundo.es/espana/2020/09/11/5f5a6244fc6c8359138b45ae.html

 

 

 

servicios

banner

 

SÍGUENOS EN:

Síguenos en Facebook , Twitter , Instagram, Youtube y Gab

 

cajaTIENDA PROJUSTICIA