tienda

mn2012

hs

Colabora en la causa y benefíciate de los servicios de la Asociación.

telf 620100000 - info@projusticia.es v

 

Por obligación legal nos vemos obligados a hacerle perder el tiempo y solicitar su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK - ACEPTAR | Más información

Las personas se suicidan cuando se ven incapaces de enfrentarse a los problemas que tienen delante. Cuando el dolor es superior a su instinto de supervivencia prefieren dejar de vivir y no sufrir más.

La mayor parte de los suicidios son de varones. En todo el mundo.

En España se suicidan diez personas cada día. De media. Tres de cada cuatro suicidios son de hombres. Siete de cada diez. De éstos, la mitad son de padres separados. Incapaces de superar el dolor que les produce no saber nada de sus hijos.

Estas cifras se ocultan por orden de los políticos de turno. Desde mediados de la pasada década el Instituto Nacional de Estadística manipula perversamente estos datos ocultando la realidad. Esto es, quienes nos gobiernan no sólo no quieren arreglar el problema sino que es parte de los objetivos que pretenden conseguir. Las mentiras feminazis obvian esta realidad para sostener su discurso victimista. No es sino una más de las herramientas con las que se perpetra el genocidio del que buena parte son menores. Son los hijos que no soportan el dolor de vivir alejados de sus padres.

El delito de genocidio no prescribe. Tendrán su Nuremberg y su Spandau.

-o-o-o-o-

Día Mundial de la Prevención del Suicidio 2021: una de cada 100 muertes es por suicidio

suicidio

Marta Burgues - 10/09/2021

El 10 de septiembre se celebra el Día Mundial para la Prevención del Suicidio 2021. Un día que coge importancia para poder visibilizar lo que es ya un estigma de la sociedad. Esta jornada está organizada por la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP).

Según la OMS, entre los jóvenes de 15 a 29 años, el suicidio es la cuarta causa principal de muerte, por detrás de los traumatismos debidos al tránsito, la tuberculosis y la violencia interpersonal.

Hay más datos que señala la OMS, pues en 2019, cuando se publicaron últimos datos, se suicidaron más de 700.000 personas, es decir 1 de cada 100 muertes, lo que ha llevado a la OMS a elaborar nuevas orientaciones para ayudar a los países a mejorar la prevención del suicidio y cuidados. Se suicidan más hombre que mujeres

Según la OMS, se suicidan más del doble de hombres que de mujeres (12,6 por 100 000 hombres frente a 5,4 por 100 000 mujeres). Además, las tasas de suicidio masculino son por lo general más altas en los países de ingreso alto (16.5 por 100 000). Mientras que las tasas más altas de suicidio femenino se registran en los países de ingreso mediano bajo.

Por zonas

Las tasas más altas de este problema tuvieron lugar en las Regiones de África (11,2 por 100 000), Europa (10,5 por 100 000) y Asia Sudoriental (10,2 por 100 000).

Datos en España y Europa

En el Día Mundial de la Prevención del Suicidio 2021 cabe destacar que el número de personas que murieron por este problema en el país creció un 3,7% en 2019, respeto a 2018. El segmento de edad donde son más frecuentes se sitúa entre los 35 a 55 años, coincidiendo con la franja de población en edad laboral.

En el año 2017, la cifra era en Europa de 48.700 suicidios y 8 de cada 10 fueron hombres.

Prevención

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclama un Plan Nacional de Prevención del Suicidio con medidas concretas para los colectivos con mayor incidencia como son policías, sanitarios o bomberos.

Recuerda que hay colectivos profesionales, como el personal sanitario y de emergencias, especialmente vulnerables, con altas cargas de estrés por las características propias de su trabajo.

Desde la OMS hacen un llamamiento a la detección temprana, evaluación, gestión y seguimiento se aplican a las personas que han intentado suicidarse o que se percibe que están en riesgo. Un intento de suicidio previo es uno de los factores de riesgo más importantes para un futuro suicidio.

Los trabajadores de la salud deberían recibir formación específica para la detección temprana, evaluación, gestión y seguimiento. Mientras que los grupos de supervivientes o de personas que han perdido a un ser querido por suicidio pueden complementar el apoyo a estos  servicios de salud especificados.

https://okdiario.com/salud/dia-mundial-prevencion-del-suicidio-2021-cada-100-muertes-suicidio-7769016

 

El suicidio es la primera causa de muerte no natural en España y es alarmante entre los jóvenes

menor

@QuirónSalud

OKDIARIO - 09/09/2021

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2019 se suicidaron en España 3.671 personas -2.771 hombres y 900 mujeres-, “siendo el suicidio ya la primera causa de muerte no natural en España, cifra que se ha disparado sobremanera durante la pandemia de la Covid-19, una tendencia especialmente alarmante entre los jóvenes de 15 a 29 años con un aumento del 250% de los intentos de suicidio en este período y rango de edad”, advierte Carmen Barceló, psicóloga clínica del Hospital Quirónsalud Málaga.

Los especialistas relacionan el boom de los datos con el estallido del coronavirus y sus consecuencias, sobre todo entre adolescentes, “debido a que han visto muy limitadas herramientas de socialización fundamentales para su desarrollo”.

En nuestro país se produce una media de 10 suicidios diarios; uno cada dos horas y media. El Observatorio del Suicidio en España apunta que las muertes por suicidio duplican ya las de los accidentes de tráfico, multiplican por 13 los homicidios y por 67 la violencia de género.

Ante cifras tan alarmantes, la prevención es la mejor baza. La OMS conmemora el Día Internacional para la Prevención del Suicidio el 10 de septiembre, bajo el lema “Crear esperanza a través de la acción” y apuntando que “el 30% de los suicidios se podrían evitar”. En este sentido, en la mayoría de los casos, según Carmen Barceló, se pueden identificar señales de alarma, que nos sirven como indicadores que debemos conocer para poder prevenir e intervenir.

“Es erróneo determinar que la mayoría de las personas que se suicidan quiere morir. La mayor parte de las personas con conductas suicidas lo que desean es liberarse definitivamente de su situación de crisis, hablan de la desesperación asociada a ese momento vital de crisis. Lo que no quieren es vivir de la manera en que lo están haciendo; si la situación de vida cambia, probablemente su deseo de muerte también lo haga. Por ello, es fundamental detectar esas crisis para buscarles solución”.

De hecho, añade la psicóloga de la Unidad de Terapia, Rehabilitación y Psicología de Quirónsalud Málaga, “se estima que el 75% de las personas que han consumado el suicidio hicieron alguna advertencia previa. Estas advertencias deben entenderse como peticiones de ayuda y se recomienda explorar, preguntar e indagar sobre el significado de esas expresiones”.

Otro falso mito que lleva a resultados fatales es creer que hablar del suicidio incita a hacerlo. La experta recomienda, por el contrario, ofrecer razonamientos positivos y favorables a la vida, facilitar una visión alternativa de la situación, ofrecer apoyo y posibles soluciones a las dificultades que describe, escuchar con ecuanimidad, así como dar la atención y el espacio que la persona necesita para expresarse.

Señales de alarma

Entre las señales ante las que debemos prestar especial atención, la psicóloga Carmen Barceló advierte algunas verbales, como “comentarios negativos sobre uno mismo o su propia vida, así como verbalizaciones relacionadas con el acto suicida o la muerte, tales como la vida es un asco, estaríais mejor sin mí, quiero desaparecer, no merece la pena seguir viviendo…”. Por otro lado, también aconseja estar pendientes de señales no verbales, como cambios repentinos de conducta: aumento de irritabilidad, aumento de consumo de alcohol, mucha calma o tranquilidad repentina o regalar objetos muy personales o cerrar ciertos asuntos sin motivo.

Factores de riesgo

Entre los factores que suelen estar detrás de conductas suicidas, se puede destacar la presencia de una enfermedad mental, como depresión, bipolaridad, alcoholismo o abuso de sustancias, esquizofrenia o problemas en la conducta alimentaria; una enfermedad crónica, como cáncer, SIDA, diabetes o esclerosis múltiple; o ciertos factores psicológicos, como angustia, desesperanza, impulsividad y agresividad. Igualmente, entre los datos del Observatorio del Suicidio en España también se puede señalar que el riesgo de suicidio aumenta con la edad, sobre todo en varones, siendo las mayores tasas en varones con más de 79 años.

Con todo lo expuesto, también se hace obvia la necesidad de normalizar y desestigmatizar los trastornos mentales. Dar visibilidad a este tipo de situaciones ayuda a que personas que puedan estar viviendo algo similar o aquellas de su entorno puedan detectar y mitigar sus sentimientos de dolor, vergüenza o culpa y soliciten atención profesional. Frente a ello, pueden contactar con su centro de salud más cercano, con algún profesional de salud mental o incluso con alguna persona de confianza a la que pueda expresar el malestar que siente.

“Hoy en día, hay teléfonos con atención 24 horas que dan soporte emocional en momentos de crisis y ponen en marcha el llamado plan de seguridad que corresponda en cada caso, que puede beneficiar a la persona en cuestión. Igualmente -continúa explicando Carmen Barceló- existen asociaciones especializadas en prevención e intervención con los que se puede contactar en el momento que lo deseen, tanto la persona en crisis como sus familiares y amigos, para que reciban información de cuál puede ser su actuación”.

https://okdiario.com/sociedad/suicidio-primera-causa-muerte-no-natural-espana-alarmante-jovenes-7765262

 

 

 

 

 

servicios

 

SÍGUENOS EN:

Síguenos en Facebook , Twitter , Instagram, Youtube y Gab

 

cajaTIENDA PROJUSTICIA